Wendy Pérez Ríos, embajadora de nuestra gastronomía, a través del periodismo

Wendy Pérez Ríos, embajadora de nuestra gastronomía, a través del periodismo

 

POR ANA PATRICIA VALAY

Wendy Pérez Ríos es uno de esos talentos que salieron de nuestra tierra para escribir su propia historia en otro estado de la República, dejando huella importante en su profesión, y representándonos dignamente en aquello a lo que decidió dedicarse: el periodismo gastronómico, pues a principios de año, se hizo acreedora al premio de la Mejor Periodista Gastronómica, por la Guía: “México Gastronómico. Los 120 Restaurantes”.

Wendy quien colabora con revistas nacionales como Food & Wine en español, revistas El Gourmet y Gastrónomo, entre otras, así como en un programa radiofónico enfocado en gastronomía, y en la parte editorial y creativa de Cream Magazine, platicó con Mujer Actual sobre su historia de vida, y lo que aún falta por hacer en materia de promoción gastronómica.

 

Wendy, eres orgullosamente bajacaliforniana, cuéntanos un poco de ti:

—Nací en Mexicali en una familia muy arraigada a esta tierra y orgullosa de sus orígenes, y eso me marcó para dimensionar al paso de los años mi identidad fronteriza viviendo en el Occidente del país.

 

—Al enterarnos de que tu abuelo paterno fue cronista de Mexicali, fue inevitable asumir que influyó en ti, ¿es así?

Mi abuelo Pedro F. Pérez y Ramírez “Peritus”, fue clave para mí en múltiples aspectos. Como profesional, crecí viéndolo sentado en su oficina frente a su máquina de escribir, acompañándolo al periódico, escuchando sus maravillosas historias junto con mis primos, observándolo aplaudir nuestras ocurrencias de niño, y fomentando la creatividad y el estudio entre nosotros.

Ir a visitarlo y entrar a su espacio repleto de periódicos, de letras, con ese olor a papel tan particular, despertó mi vocación, y eso fue desde muy niña. Entendí el papel de las palabras en una sociedad y me apasioné.

Wendy estudió la carrera de Ciencias y Técnicas de la Comunicación, en Guadalajara, Jalisco, donde se graduó con una especialización en prensa escrita.

 

¿Y cómo llegas a Grupo Reforma?

Mi visión era escribir en un periódico, y en ese momento consideré que “el mejor” por su línea editorial era Grupo Reforma, y estuve en el momento en que llegó a Guadalajara, como periódico MURAL, a finales de los años 90.

Recuerdo lo emocionada que estaba cuando fueron a la universidad a decir que buscaban talento, y no tardé en levantar la mano para poder entrar en su proceso de reclutamiento, el cual debo reconocer era muy estricto; fueron muchos meses de cursos, exámenes y filtros, pero finalmente logré ser parte de este momento que para mí fue clave. Vivir desde cero la apertura de un periódico, literalmente abrir las puertas por primera vez con mis compañeros fundadores, fue un aprendizaje que definió mi camino.

 

¿Y cómo es que te adentras en el periodismo gastronómico, al grado de fundar Buena Mesa?

… lo definiría como “una maravillosa circunstancia”. Tras mis cursos y analizar mis habilidades, el grupo me ofreció entrar a fundar la sección Buena Mesa en la plaza, junto a un equipo de talentosas compañeras; confieso que al principio mi meta eran otras secciones como Cultura o alguna comunitaria, pero acepté el reto con miras de hacer un cambio pronto.

¡Qué equivocada estaba!, desde mi primera asignación tuve la fortuna de encontrar lo que me apasionaría el resto de mi camino, pues frente a ese chocolatero artesanal que entrevisté mientras formaba barras de cacao, me di cuenta que si quería escribir de cultura, de temas sociales, de temas económicos, de arte, del hombre mismo, todo me llevaba a la gastronomía, pues el acto de cocinar evolutivamente lo fue todo para el ser humano, y desde entonces no he dejado esta área.

Wendy fungió como la editora de Buena Mesa por más de 20 años, y dos años más, fue la coordinadora Soft News del periódico, donde generó un talentoso equipo de trabajo de periodistas enfocados a temas como espectáculo, cultura, arquitectura, viajes, moda, entretenimiento, etc. Ahora trabaja por su cuenta.

 

—¿Y qué nos puedes decir sobre Jalisco y Baja California en materia gastronómica?

La conectividad entre Jalisco y Baja es y seguirá siendo un puente único; los tapatíos adoran los productos de la baja, no hay restaurante sin vinos de nuestros valles, o sin las conchas o productos del mar que aquí producimos, y la cerveza artesanal, tanto de Tijuana como de Mexicali, es respetada por la comunidad cervecera. Cocineros de baja van y vienen a Jalisco, ahora nos toca impulsar el talento de esta capital, de Tecate, de Ensenada y Tijuana para que también en mesas tapatías conozcamos propuestas locales.

 

—¿Y qué opinas de la gastronomía, específicamente de Mexicali donde naciste?

Observo fenómenos únicos en Mexicali, que desde afuera cuando los comparto o me ha tocado que periodistas serios de México vengan, y los valoran a veces más que las propias cachanillas. Desde nuestra conexión con el fuego, el dominio de la carne, la fusión asiática, el fenómeno cervecero en las colonias de la ciudad, hasta el tesoro que tenemos con la producción de dátiles, sólo por mencionar algunos. Pero esto es una responsabilidad compartida, de muchos frentes, y uno básico somos los comensales, si no valoramos lo propio y lo consumimos, muy difícilmente podrán sobrevivir aquellos emprendedores culinarios que a ello le están apostando, y terminaremos comiendo en espacios sin identidad cachanilla, siendo un copy paste de otras cocinas.

 

 

 

“Estoy convencida de que este país necesita leer, escuchar y ver más historias positivas, y la gastronomía está llena de ellas, solo hay que ensuciarse las manos para encontrarlas, pues no llegan solas a las mesas de redacción, ni se consiguen con likes”

 

¿Qué te falta por hacer? 

—Mucho por Baja California, y en especial por Mexicali, pero ya comencé.

 

EN BREVE…

Mayor Fortaleza: Tenacidad y empatía.

Frase Favorita: Usen los sentidos para descubrir el mundo de la cocina, en especial la nariz, es un verdadero parque de diversiones.

 

Contacto:

Instagram: cocinalamargottt

Sugerencias, y estoy a punto de lanzar un proyecto de investigación que se está cocinando y que, claro, contará con Baja para varias historias.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta