Un invierno con menos gasto energético

SABÍAS QUE..

  

Por Diosa Doméstica

 

El invierno es por lo general la estación de mayor gasto energético, seguido del verano. Y como la energía que tenemos gratuita es la solar, hay que cuidar abrir las ventanas y cortinas del lado soleado de la casa, e invertir esto cuando el sol se pase al lado opuesto de tu hogar, cerrando las otras cortinas para que se conserve el calor acumulado durante el día.  Durante estos meses es mas difícil tender afuera, sobre todo durante las lluvias.

Otra fuente de calor que cumple con varias funciones es el horno. Aprovéchalo para hornear varios platillos, secar frutos, etc., y calentar toda la casa. Hornear de noche deja la comida lista para el día siguiente, y mantiene tu casa confortable sin necesidad de prender la calefacción.

Si prendes calentadores, aprovecha para tender ropa cerca de ellos, los calentadores resecan el ambiente del interior de tu casa, y la ropa al secarse se la devuelve. Enrolla toallas o fabrica viboritas de tela rellenas para sellar puertas y orillas de ventanas. Esto ahorra muchísima energía evitando que se fugue el calor.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta