Ser vegano: los beneficios para la salud

Ser vegano: los beneficios para la salud

Ser vegano🌿 los beneficios para la salud

No todos se sienten capaces (o quieren) volverse veganos (¿qué haría sin queso?). Sin embargo, el veganismo tiene beneficios innegables, y no solo en vida animal y los recursos alimenticios del planeta. Ser verano mejora la salud, siempre y cuando comas adecuadamente. Si el deseo de volverte vegano te hace cosquillas, tal vez este artículo te convenza…

Los beneficios para el cuerpo y el peso

Ser vegano mejora el rendimiento deportivo

¡No solo se puede ser muy vegano y atlético, sino que una dieta vagan ayuda a mejorar el rendimiento físico!

Una dieta vegana proporciona más energía, menos dolor muscular y mejor salud en general.

Julieanna Hever, autora de The Complete Idiot’s Guide to Plant-Based Nutrition agrega que los atletas veganos se recuperan más rápido después del ejercicio.

Obviamente, esto solo es válido si la dieta está completa, especialmente la parte de la proteína.

Esto implica consumir vitamina B12 extra y preparar combinaciones de alimentos que garanticen una ingesta de proteína suficiente. ¡Sin combustible no hay rendimiento!

Una dieta vagan te puede ayudar a perder peso

En primer lugar, algo importante: no te vuelvas vegano para perder peso.

Dicho esto, y no nos sorprende, una dieta vegana es mucho más baja en grasas que una dieta convencional, siendo los productos animales los más ricos en ácidos grasos saturados.

De hecho, varios estudios, incluido el de un equipo de investigación de la Universidad de Carolina del Norte en los Estados Unidos, encontraron una mayor pérdida de peso en los participantes veganos que en aquellos que siguieron una dieta clásica.

Los veganos tienen el IMC más bajo

Recuerda que el IMC y el peso no son valores suficientes para juzgar la salud de una persona.

En contraste, un IMC “saludable” reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, osteoartritis o muchos tipos de cáncer.

Sin embargo, según varios estudios, incluyendo uno llevado a cabo por la Asociación Estadounidense de Diabetes y el Colegio Real de Medicina General de Nueva Zelanda, el IMC promedio de los veganos es más bajo que el de las personas que llevan cualquier otro tipo de dieta.

¿El secreto de una piel hermosa?

Según un estudio, en la isla Kitava en Papua Nueva Guinea, nadie sufre de acné. La causa asumida por los investigadores: esta población vive con alimentos no procesados, muy bajos en grasas y especialmente veganos.

Otros estudios también han demostrado el vínculo entre los productos lácteos y el acné, así como una dieta rica en carbohidratos y acné.

Los veganos no comen productos lácteos y generalmente tienen una dieta de bajo índice glucémico, son más propensos a tener una piel clara y brillante.

Estrés, hormonas… ser vegano mejora la salud

Las migrañas a menudo están relacionadas con los alimentos, por lo que se recomienda que las personas que las sufren eviten los “catalizadores del dolor de cabeza” como el chocolate, el queso y el alcohol.

Investigadores de la National Headache Foundation en Chicago han demostrado que una dieta vagan baja en grasas puede reducir significativamente los dolores de cabeza.

El estudio de 26 semanas y que tuvo a 42 pacientes con migraña también reveló una mayor pérdida de peso y niveles más bajos de colesterol entre los participantes que siguieron una dieta vegana.

Ser vegano ayuda a combatir el estrés

Según un estudio de 2015, ser vegano reduce la ansiedad-

Esto se explica por el hecho de que la dietas carnívoras tienen niveles más altos de ácido araquidónico, un ácido graso omega-6 proinflamatorio que, en exceso, se sospecha que tiene un efecto perjudicial sobre la salud mental.

Una dieta vegana ayuda a regular el sistema hormonal

Las hormonas controlan la mayoría de las funciones del cuerpo: hambre, reproducción, emociones…

Las niveles altos de estrógeno, por ejemplo, pueden promover el desarrollo de cáncer de seno.

Un estudio de la Universidad de Nueva York, sugiere que las grasas animales pueden aumentar los niveles de estrógeno en la sangre, mientras que las dietas veganas pueden aumentar la secreción de SHBG, una glucoproteína que se une a las hormonas sexuales para regular su actividad.

Ser vegano reduce el olor corporal

Las glándulas son responsables de ayudarnos a eliminar las toxinas, y las toxinas huelen mal.

Lo que comemos ayuda a crear toxinas, y por lo tanto, afecta directamente nuestro olor.

Tenga en cuenta que la carne roja es una de las primeras causas de olor corporal perturbador. Por supuesto, los productos industriales y otros alimentos son igual de culpables.

No olvides que ser vegano sin deficiencias requiere rigor y conocimiento. En caso de duda, consulta a un nutricionista.

 

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan Francia, Todos los derechos a sus respectivos autores.

Comentarios

comentarios