Punto focal

Punto focal

 

POR HECHO CON CHE CHÉ

 

Este término que estamos seguras lo has escuchado infinidad de veces, consiste en lograr captar la atención de una manera positiva. Esto se logra por medio de detalles de interés dentro de un espacio específico. En esta materia lo que podría ocasionar son dos cosas:

La primera, que es que un look carece de este detalle; que los ojos viajan de manera continua sin lograr detenerse, y que esto NO siempre es lo que necesitamos, mucho menos cuando queremos lograr una primera impresión de impacto.

Y la segunda, que es que el trayecto en el que las pupilas escanean a la persona y particularmente a su forma de vestir, se encuentre con una gran cantidad de detalles que puede llegar a ser molesto, y se comience a buscar una salida fácil para evitar agotamiento visual.

Existen tantos elementos en un guardarropa que seguramente has de querer proyectar, pero al querer proyectarlos TODOS en conjunto, se va encontrando una relación con el maximalismo, pero el maximalismo requiere de mucha atención a esos mismos detalles para trabajarlos por separados, para después encontrarles un sentido a la hora de unirlos. Ahora, no por eso debemos de eliminarlo de nuestro guardarropa, simplemente debemos de considerar ciertos aspectos antes de combinarlos.

 

  • Color / material
  • Temática
  • Intensidad o tamaño

 

Observando estos puntos y analizando el detalle que quieras añadir a tus básicos para imponer alguna moda, significado o necesidad, ya podemos ver si tiene congruencia con el resto de los elementos no sin antes conocer:

  • A qué lugar voy
  • ¿Ese punto focal tiene congruencia con el evento o situación?
  • Clima
  • ¿Con quién me estaré relacionando?
  • Comodidad y funcionalidad

 

Logrando este análisis, el punto focal tendrá un efecto positivo. Como por ejemplo:

  1. Le brindaras interés a tu atuendo. Te quitará lo aburrido o lo ordinario.
  2. Si logras situarlo en el lugar apropiado, lograrás que la atención recaiga específicamente en esa zona, haciendo que explote y dé brillo a una de tus cualidades,
  3. Te hará notar y sobresalir del resto. Este único o varios elementos bien conjugados podrán diferenciarte y brindarte poder.
  4. Puede ser una pieza que abra el canal de comunicación, en el que las personas que se sientan identificadas con la pieza o con tu estilo, sientan la necesidad de compartir su sentir.

 

Se tú, pero mejor.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta