Mantequilla de maní ¿Buena o mala para tu salud?

Mantequilla de maní ¿Buena o mala para tu salud?

Por redacción salud actual

Desde hace mucho la mantequilla de maní se ha ganado un lugar en nuestras cocinas, su popularidad fue en aumento gracias a su delicioso sabor que pronto se convirtió en favorito de chicos y grandes. Acompañante perfecta para una rebanada de pan tostado y un vaso de leche fría, la mantequilla de maní o peanut butter, sigue conquistando cientos de paladares. Pero, ¿alguna vez se han detenido a pensar si comerla es dañino o benéfico para la salud?
A diferencia de lo que muchos creen, el cacahuate o maní no es un fruto seco, sino, una legumbre. Las legumbres suelen tener más anti nutrientes que los frutos secos, esto no es sinónimo de peligro, aunque es cierto que, en el caso del maní, consumirlo en exceso puede traer efectos en la salud intestinal como inflamación o problemas en el colon, dependiendo cómo y cuánto se consuma.

Es importante saber que no es el mismo impacto comer cacahuate que comer mantequilla derivada de él, es decir, comerlo por sí solo en forma natural, sin sal ni ningún otro condimento o aditivo es lo recomendable ya que el maní tiene un alto contenido de nutrientes, pero ojo, esos nutrientes pueden reducirse si se come con sal o picante. Además el maní también contiene un grado elevado de grasas monoinsaturadas, las cuales se consideran “grasas buenas” para la salud. Ahora hablando de la mantequilla de maní, especialmente de aquellas que se anuncian como “bajas en grasa”, ¡te tenemos noticias! Aunque es el principal ingrediente, esta mantequilla no sólo está hecha de cacahuate, sino que cuenta con otros ingredientes y en gran cantidad como el azúcar, lo que quiere decir que es alta en calorías y grasas regularmente malas. El problema entonces es que la frase “baja en grasa” viene acompañada usualmente de grandes cantidades de azúcar y, el exceso de ésta en nuestra dieta, puede derivar en sensibilidad a la insulina en la sangre, lo que conlleva a distintas enfermedades como lo es la diabetes.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta