La Mediación: Una solución accesible  para manejar los problemas del matrimonio

La Mediación: Una solución accesible para manejar los problemas del matrimonio

 

POR CONTRERAS LAW FIRM

 

Es mejor un arreglo sensato que un pleito desgastante y estresante. Si la pareja tiene demasiados problemas en su matrimonio y su comunicación ya se encuentra bastante deteriorada, es muy recomendable recurrir a la ayuda de un mediador profesional.

Un mediador es la persona que escucha sin tener interés personal o por alguna de las partes, y ayuda a establecer condiciones justas para que todos en la familia sean considerados y protegidos.

 

Un arreglo oficial, no tan severo

La mediación es un proceso menos formal que proceder con un juzgado. No se dictaminan sentencias, más bien se establecen arreglos y compromisos que servirán como un arreglo oficial, sin tener que recurrir a las órdenes más severas de un juez.

En este proceso se reúnen los cónyuges o las personas involucradas con el mediador en un lugar preestablecido por el mediador; un lugar neutro o alguna oficina donde se hacen mediaciones.  Aquí se inicia un diálogo sensible para encontrar soluciones justas, eficientes y con un costo menor que la demanda de divorcio.

El mediador es una persona calificada, profesional y neutral, que no representa a ninguna de las contrapartes. Esta persona tiene como propósito escuchar, entender y proporcionar acuerdos conciliatorios y pertinentes para todos.

 

Su mejor aliado será su abogado

Aunque la mediación se puede llevar a cabo con o sin un abogado que represente a cada una de las partes, sería recomendable acudir a la mediación con un abogado, para asegurarse que los arreglos sean legales y sin complicaciones futuras. También, garantiza que el acuerdo realizado incluye los derechos y obligaciones requeridas.

En  el caso que se llegara a complicar la relación y la mediación no se cumpla, el abogado que acudió a la mediación, contará con la información necesaria para negociar con la otra parte en la corte.

 

Más detalles de la mediación

La mediación puede ocurrir en cualquier momento del proceso de divorcio, ya sea que haya presentado su petición o no haya podido resolver los problemas durante varios años. Incluso puede ir a mediación por problemas específicos después de que finalice su divorcio. Por ejemplo, si se requiere una modificación en la manutención de los hijos, la manutención del cónyuge, la custodia de los hijos o las visitas de los hijos.

El objetivo de la mediación es solucionar problemas conyugales. Como resultado se redactará un acuerdo en virtud del Código de Procedimiento Civil, sección 664.6. La firma de este acuerdo garantiza que ambas partes estén obligadas por los términos alcanzados en la mediación.

 

Ventajas de la mediación:

  1. Resuelve el caso más rápido que el sistema judicial público.
  2. Es menos costoso financiera y emocionalmente.
  3. Se tiene más control sobre los resultados, evitando que el juez dictamine la sentencia que él crea conveniente.
  4. La alta probabilidad de que los cónyuges sientan que la decisión es más justa, y por lo tanto, cumplirán mejor las condiciones establecidas.

 

Contreras Law Firm puede informarle si la mediación opera en su caso, ya sea que lo represente o actúe como mediador neutral externo.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta