Jesse Vázquez, el hombre de las serendipias

Jesse Vázquez, el hombre de las serendipias

Su versatilidad, su gran sentido del humor y la conexión con su audiencia le han permitido alcanzar el éxito y cumplir su misión de vida: ayudar a las personas a encontrar su mejor versión

 

Por Mónica Márquez

 

Enfermero de profesión, pero locutor de corazón, Jesús Vázquez Arroyo, mejor conocido como Jesse Vázquez, es nombrado por muchos como “el hombre de las serendipias”, una persona a la que le ha llegado a su vida un conjunto de hechos afortunados, gracias a su excelente trabajo como locutor, conductor de televisión y conferencista.

Jesse, nacido en Tijuana en 1980, se distingue por poseer dos virtudes: su gran sentido del humor y su conexión con el auditorio, lo cual le ha permitido entrar a muchos hogares y ser hoy por hoy uno de los locutores favoritos de la región.

Para conocer más sobre él, Mujer Actual sostuvo una amena charla.

 

Platícanos sobre lo más destacado de tu trayectoria

A una semana de haber entrado a una estación de radio popera más importante de Tijuana, pusieron en mis manos el programa matutino radiofónico más importante de la región: Buenos Días California. Nunca en mi vida había hecho radio o televisión, no tenía experiencia para hablar en público… Oficialmente arranqué con el programa el 23 de febrero del 2003, estuve 6 meses a prueba sin goce de sueldo, yo estaba feliz porque era algo que nunca había hecho, aparte yo era jefe de enfermeros en el ISSSTECALI, así que el dinero no me preocupaba. Me gustó tanto que dejé el hospital para dedicarme meramente a los medios de comunicación.

Yo no sabía la capacidad creativa que tenía y tengo varios premios por creatividad en programa radiofónico, personajes de radio y creación de spots comerciales.

 

¿Cómo cambias la enfermería por la locución? ¿Qué te motiva a hacerlo?

La voz que tengo, la tengo desde los 11 años; antes, tenía voz de niña; cambió mi voz, pero mi mentalidad de niño no, yo era gordito con peinado de Benito Juárez. Por la voz que tenía rara, me decían que trabajara en radio y televisión.

Una vecina que quería ser locutora, me pidió que la acompañara y nunca llegó, así que decidí entrar a la escuela de locución con Daniel de la Torre y Nelly Sanoja. Hice mi curso y me fui a tocar las puertas de todas las estaciones, menos la de Radio Latina. A dos años de tocar puertas, me habló Nelly para decirme que le interesaba mi voz. Éramos cinco en el casting y quedé en último lugar por mi aspecto físico.

Posteriormente, me llamaron y aunque quedé en último lugar, Samia Barud y Libia Sauza me contrataron y así empecé en Radio Latina, donde ya cumplí 18 años.

 

¿Cuál es tu misión de vida?

Ayudar a las personas a encontrar su mejor versión todos los días. Soy enfermero porque mi papá me obligó a estudiar, porque era un adolescente que daba muchos problemas en mi casa. Me gusta la enfermería por el contacto con los pacientes, no sé qué tan buen enfermero soy, pero algo que me caracterizaba era que los hacía reír… a veces llegaba con nariz de payaso y otras hasta con guitarra… Nunca pensé que esta capacidad de hacer reír a la gente me iba a abrir las puertas de la radio y la televisión.

 

¿Qué es lo que más disfrutas de tu profesión?

Que no es rutinaria… no soy un hombre de rutinas, tengo que hacer locuras. También la capacidad tan grande que tiene la emisora y que me ha abierto las puertas para hacer otras cosas, de poder llevar mi mensaje a todas las personas. Yo hubiera querido que en la primaria alguien como lo soy ahora, que me considero exitoso, se parara frente a mí y me dijera cómo alcanzar el éxito.

 

De acuerdo a tu experiencia, ¿cuál es la clave para alcanzar y mantener el éxito?

Es una escalera de cinco peldaños:

1) Saber quién eres, qué inteligencia tienes.

2) Para qué viniste, cuál es tu misión de vida.

3) Trabajar en metas pequeñas.

4) Buscar dentro de tu misión de vida a los mejores en este tema, imítalos, se vale; supéralos y busca siempre al mejor.

5) Para poder dejar esencia, comparte con los demás lo que a ti te ha llevado al éxito.

 

¿Cuál es tu mayor logro personal y profesional?

El personal es que desde temprana edad supe quién soy y qué hago aquí, eso me ha ayudado mucho para mantenerme enfocado en la vida, aun así por mi temperamento, soy una persona que cae fácilmente en crisis depresivas, pero es parte del querer más y de tomar decisiones que te llevan a lugares que no esperabas.

He perdido el piso muchas veces, esto de trabajar en radio y televisión y lograr fama, te despega del piso.

El logro profesional es que desde que empecé a vencer muchos miedos, a mejorar mi autoestima y a trabajar en mi misión de vida en todo me va muy bien.

 

¿Cómo ha impactado en tu vida el hecho de no tener bien puestos los pies sobre la tierra?

Al final, te queda un mensaje positivo, pero igual te pasan cosas negativas. A mí me secuestraron en el 2010, fue un golpe de humildad muy grande, porque yo traía un rollo muy fantoche, derivado de mi trabajo. Este secuestro me llevó a tocar piso y a darme cuenta que no era congruente con lo que hacía y decía.

También he perdido la posición que tengo en Radio Latina por mi actitud y esto duele.

 

¿Qué aprendizaje te deja esto?

Aprendo a entender que dentro de mi hay dos personalidades: Jesús Vázquez y un monstruo que se llama Jesse Vázquez y debo aprender a tener un balance entre el personaje y el ser humano.

 

Un mensaje para nuestros lectores

Sé feliz y deja ser feliz.

 

En breve…

Artículo indispensable: El celular

Libro favorito: Cómo hacer que te pasen cosas buenas de Marian Rojo Estapé

Música favorita: Urbana

Mayor debilidad: Lloro por todo, soy muy emocional

Mayor fortaleza: Soy terco e inteligente

Frase favorita: Sé feliz y deja ser feliz.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta