Jaime Munguía, triunfando en los cuadriláteros; poniendo en alto el nombre de Tijuana

Jaime Munguía, triunfando en los cuadriláteros; poniendo en alto el nombre de Tijuana

 

POR ANA PATRICIA VALAY

Jaime Aarón Munguía Escobedo, es a sus 23 años, el actual campeón de peso mediano ligero de la OMB, y campeón Intercontinental OMB de peso mediano. Lleva hasta el momento 35 peleas y va invicto, y lo más sobresaliente, además de sus habilidades boxísticas, es que tiene un espíritu de lucha y anhelo muy firme, de seguir su carrera ascendente, por él, su familia y su Tijuana.

“En la última pelea me sentí muy bien, hice muchas cosas que no había hecho, como ir desarrollando el jab, el gancho al hígado, considero que tengo habilidades boxísticas para ello, como la pegada fuerte”, confiesa.

Los retos también le atraen, aunque sabe que para ello tiene que seguir preparándose. Luego de su más reciente pelea cuando en la esquina de O’ Sullivan lanzaron la toalla, pidiendo se detuviera la pelea, Jaime dijo a medios sandieguinos, estar dispuesto a pelear contra “Canelo o Golovkin”.

 

DE LA CULTURA DEL ESFUERZO

Jaime nació aquí en Tijuana, en 1996, y creció en la colonia Xicoténcatl Leyva Mortera, “allá por el Salvatierra a un lado Fundadores”, comenta. “Ahí fui al kínder; la primaria quedaba a una cuadra de mi casa, la secundaria también estaba súper cerca y la preparatoria también estaba por la zona. Entonces, yo hice toda mi vida allá”.

Nació en una familia donde el box era importante y su padre lo practicaba, tanto así que cuando estaba pequeño, se lo llevaba al gimnasio.

“Mi papá influyó mucho en mí, en mi afición por el box. Dice que me llevaba gateando al gimnasio, que todavía no caminaba, y que ponía a gente así que me cuidara para que no me saliera del gimnasio. Y yo era el mayor y el consentido, dice con una gran sonrisa en el rostro, y continua con su relato. “La verdad es que a mí siempre me gustó el boxeo, desde chico siempre jugué todos los deportes Jugué béisbol, el basquetbol y el futbol, pero siempre regresaba al mismo lugar. Siempre volvía al boxeo. Y así pasaron los años. Me acuerdo que yo tenía 7 años, e íbamos a las peleas de box y yo le decía: papá, quiero pelear, y me decía: hasta que tengas diez años me decía, y yo le decía: no, yo quiero pelear ya, porque a mí me gustaba mucho, subirme al ring, porque me subía con muchos niños pero pelear, era diferente., y me dijo que hasta que tuviera diez años, y ahí estoy yo contando los días”, se ríe.

 

INICIA COMO AMATEUR Y REPRESENTANDO A BC

Y así fue como Jaime debutó como amateur cuando tenía esa edad, hace 13 años ya. “Y empecé a pelear y recuerdo que la primera pelea la perdí. Después hice la revancha con el mismo, gané, y después de ahí tuve muchas peleas. Tuve 128 peleas amateur. No recuerdo bien si 120 o 130. Después de ahí entré a la selección de Baja California, fui a tres Nacionales. El primero no gané nada en 2010, en el segundo en 2012, gané oro y en el 2013 gané bronce. Y en 2013 debuté como profesional a la edad de 16 años y ahí empecé mi carrera y poco a poco se fueron dando las cosas”.

 

SU ENTRENADOR, PIEZA CLAVE

La vida da muchas vueltas y aunque en aquel 1996 Jaime Munguía abría los ojos a la vida, quien ahora es su entrenador y también diputado federal, Erick “El Terrible” Morales ya había acumulado 23 victorias en su carrera ascendente y que lo llevaría a acumular muchos éxitos. Fue campeón mundial del CMB y OMB en peso supergallo, CMB en peso pluma, CMB y FIB en peso superpluma y del CMB en peso superligero.

Para Jaime Munguía, Erick “El terrible” Morales es uno de los grandes boxeadores que ha tenido Tijuana.

“Tijuana ha tenido muchos boxeadores exitosos, muchos campeones mundiales. Para mí el más conocido que ha habido es Erick Morales y Tony Margarito.

Cuando yo estaba chico y tenía 10 o 12 años, Margarito entrenaba en el mismo gimnasio que yo”.

 

CONOCIENDO AL CAMPEÓN…

¿Cómo has logrado captar la atención de estas figuras importantes?

—Yo creo que siempre con esfuerzo, trabajo, nunca he sido de pedir cosas, siempre me ha gustado ganarme mis cosas, y yo creo que lo que tengo me lo he sabido ganar. Me ha tocado, picar piedra, vengo de la cultura del esfuerzo, pues gracias a Dios y echándole ganas, aquí seguimos.

 

—¿Qué tanto es importante para un boxeador, la disciplina?

—Yo creo que no nada más es en el boxeo sino en todos los ámbitos de la vida.

 

—¿Cómo es un día en tu vida?

Cuando voy a pelear me levanto en la mañana a correr, a las 6-7 de la mañana, corro alrededor de una hora todos los días. Después llego, desayuno, duermo, dos-tres horas. En la tarde me levanto a entrenar, llego a comer y luego a dormir.

 

—¿Qué come un boxeador?

Cuando hay que bajar de peso, las cantidades de grasa, proteína y carbs son más bajas. Siempre hay que cuidar la alimentación, y cuando se acerca la pelea todavía tiene uno que comer poquito menos, para deshidratarte, y dar el peso, aunque sigues entrenando.

 

¿Qué les dirías a los jóvenes que te siguen?

— Yo vengo de la cultura del esfuerzo, y gracias a Dios jamás me faltó un plazo de comida en la mesa. Mis papás fueron muy responsables siempre, nunca me faltó qué vestir. Y yo creo que todo está en uno. El querer es poder, yo siempre me mentalicé desde chiquito que yo quería tener mis cosas. Les diría que le echen ganas. Nada es fácil ¡es muy difícil! a veces te duele tomar esas decisiones, pero hay que tomarlas.

 

EN BREVE…

  • Artículo Indispensable: Mis guantes
  • Mayor Fortaleza: Cuando me propongo, lo cumplo.
  • Mayor Debilidad: Yo mismo.
  • Frase: No excusas.

 

 

ESTADÍSTICAS
Total 35
Victorias 35
Por nocaut 28
Por decisión 7

 

 

JAIME MUNGUIA

@jaimemunguia15

Facebook: JaimeMunguiaBox/

 

 

“Siempre hay que respetar al rival, pero siempre hay que tener una mentalidad ganadora”

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta