Jaime Cháidez Bonilla a quien Tijuana le dio todo,  porque la supo abrazar

Jaime Cháidez Bonilla a quien Tijuana le dio Todo, porque la supo abrazar

 

POR ANA PATRICIA VALAY

 

Con una destreza y habilidad natural para contar historias, ya sea por escrito o a través del micrófono, Jaime Cháidez Bonilla, el periodista cultural que transpira en sus textos o conversaciones su amor por Tijuana y su gente, atrapa de manera única, con su característico estilo sarcástico, al lector y radioescucha que sucumben a sus relatos y entrevistas.

Se dice fácil, pero ya son 36 años como periodista:  26 en la radio y 16 como editor del suplemento cultural “Identidad” del periódico, El Mexicano, así como 11 años en facebook y tweeterr, con más de 29 mil tweets. Además, desde enero de 2019, es sub-director de comunicación, documentación y memoria del CECUT.

¡Sí que te arraigas en los lugares donde has estado!, exclamo.

— “Soy de carrera larga, trato de permanecer y darle continuidad a mis proyectos a largo plazo. Tengo un archivo de libros de discos, de recortes de periódicos, que abarcan  35 años por lo menos”.

Como buen Tauro, Jaime posee las características positivas que le atribuyen al  signo: “Ser perseverante, ¡nunca te das por derrotado! Si no lo lograste esta vez, será más tarde, o  será el otro fin de semana, pero va a ser. Tarde que temprano se va a poder hacer. Eso es lo que las personas que me conocen saben muy bien que me caracteriza”.

 

Tijuanense nacido en Colima

“Durante mucho tiempo la gente pensaba que yo era un tijuanense nacido en la ciudad, y hasta hace unos 3 años fui a Colima porque coordino unas Jornadas Vizcaínas, y el profesor Rubén Vizcaíno nació en Comala. Y ahí aproveché la oportunidad, para decirles que yo había nacido en el hospital civil de Colima, junto al Jardín Nuñez”.

El periodista cultural nos cuenta que su mamá, madre soltera, decidió venir a esta ciudad fronteriza, cuando él era pequeño. “Llegué a los diez años de edad, y aquí me dio el apellido un padrastro que se casó con mi madre. Entonces tengo dos actas de nacimiento. Una de Colima, y otra de Tijuana. ¡Tengo doble nacionalidad!”, dice con la gracia y el humor que le caracteriza.

Entonces, ¿hay un verdadero amor por esta tierra?

— ¡Claro! lo he desarrollado porque desde niño caminaba por las calles de Tijuana, por el kilómetro 11, por la colonia Durango, por el centro entre otras.

 

Los personajes de su vida

ligados a su tierra

Sin duda, una de las personas más importantes en la vida de Jaime Cháidez es su madre, Elvira Bonilla Pérez (†) y a quien él recordara así en marzo de este año. “Una mujer de película, un personaje tesonero que luchó toda su vida, fue a contracorriente y salió adelante acompañada de las madrugadas rumbo al trabajo, el cariño de la gente que la conoció y las tardes con los pies cansados. Elvira fue excepcional, la vi, la admiré y le agradezco todo su gran amor”.

Fue ella quien por azares del destino, le llevó a conocer a otro personaje ícono de Tijuana, curiosamente también originario de Colima.

“La primer casa que limpiaba, que trabajó, era la de un periodista llamado Óscar Genel (†). Y me conoció de niño y me vio crecer y desarrollarme, y cuando me hice periodista, para él fue muy emocionante, pues sabía del esfuerzo de mi madre, y me tomó mucho cariño. Y curiosamente te estoy contando de personajes que están relacionados con Colima como es Rubén Vizcaíno y Óscar Genel”.

 

Rubén Vizcaíno, un padre para él

Es evidente el impacto que este personaje importante para la cultura en BC tuvo en su vida; desde hace 10 años coordina las Jornadas Vizcaínas en su honor, y terminó editando el suplemento que editaba el profesor Vizcaíno.

“Definitivamente fue un parteaguas en mi trayectoria. Fue muy importante porque lo conocí en plenitud. Lo conocí en el 85, él tendría unos 66 años de edad, y estaba trabajando en la UABC, en el suplemento cultural “Identidad” de El Mexicano, y en el seminario, y todavía estaba muy potente físicamente. ¡Me impresionó! creo que a él también le gustó mi forma de trabajar y de ser, y de alguna manera se fue dando una relación de padre e hijo. Él tiene un hijo pero está en la ciudad de México, se separaron, se distanciaron. Yo siempre tuve la figura del padre ausente, tal vez eso se complementó”.

 

Su pasión por el periodismo

“Un día escuchando la radio en la mañana cuando iba a la preparatoria, escuché a un locutor en Los Ángeles, que hablaba por teléfono con los inmigrantes que viven en California. Les hacía muy amena la mañana, con música, con historias, con chistes, era muy simpático, se llamaba  Humberto Luna. Él fue quien de alguna manera despertó la posibilidad de que yo utilizara la comunicación”.

“Tijuana es la ciudad vilipendiada, difamada, incomprendida, la más amada, la más benefactora, es la ciudad que te da todo si la sabes abrazar”.

Como todavía no existían las carreras de periodismo en Tijuana, decidió irse a la CDMX, “sin conocer a nadie, sin dinero, y estudié en la UNAM periodismo y comunicación colectiva”, comenta.

Trabajó en el Semanario Zeta, en la época de Jesús Blancornelas y Francisco Ortiz Franco. Dio clases en la IBERO, y entre sus alumnos recuerda a la directora de Mujer Actual, Saida Muriel, y a los reconocidos periodistas, Héctor Javier González, Raúl Marín (†), y Araceli Martínez-Ross entre otros.

 

¿Cómo fuiste encontrando tu estilo al escribir?

Yo creo que eso ya lo tienes. Yo soy sarcástico de nacimiento, pero empecé a  perfeccionarlo. Por ejemplo un sarcástico debe de leer a Oscar Wilde, a Carlos Monsiváis, a Ibargüengoitia. Vas buscando personajes que se acomodan. Por ejemplo Woody Allen es un cineasta básico. Lo que tienes que hacer es enriquecer tu cultura, tu vocabulario, y con ello, hacer que tu sentido del humor sea inteligente, básicamente.

 

¿Qué consideras nos ha enseñado esta pandemia?

Que todo se puede hacer cuando realmente te organizas. Yo creo que esa va a ser la enseñanza para muchos. Para otros no, andan en la Avenida Revolución como si nada, siguen sin entender que hay más de 70 mil muertos. ¡Tenemos que cambiar!, esto no es fantasía.

 

En Breve

Mayor Fortaleza: La perseverancia

Mayor Debilidad: Ser terco

 

Burbuja de Contacto:  

Twitter: @jaimechaidez

Facebook: Jaime Cháidez Bonilla

“Cada Jueves”, por Fusión 102.5 FM de 8 a 9 pm

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta