ELIZABETH CERVANTES Siete años repartiendo flores  y sonrisas por Tijuana

ELIZABETH CERVANTES

Siete años repartiendo flores y sonrisas por Tijuana

 

Entre tanta competencia en el ramo, Floristería se ha distinguido por su calidad y calidez en el servicio, así como por su innovación y creatividad, y es gracias a la guía y dirección de Elizabeth Cervantes al frente del negocio, que éste se ha posicionado

 

POR ANA PATRICIA VALAY

A veces pensamos que cuando se dice que las coincidencias no existen, es porque simplemente estamos usando una frase cliché, pero en este caso, en definitiva no es así. Y es que pareciera que el destino de Elizabeth Cervantes ya estaba trazado, pues justo a media cuadra de su casa estaba la florería que se convertiría, ya hace siete años,  en su propio negocio.

Y es que seguro se conjugaron varias cosas para que esto se diera, cómo el hecho de que tras haber tenido a su primera hija, ella no estuviera trabajando y saliera a pasear con la bebé, pasando justo frente a este lugar.

 

¿Cómo surgió esta oportunidad de negocio?

—Vivía a media cuadra de la florería y pasaba por ahí con la carriola. En ese tiempo no estaba trabajando. Yo ya conocía la florería y a la dueña. Incluso de ahí, Ariosto mi esposo, me mandaba flores. Así que vi que se traspasaba y yo andaba buscando poner un negocio. Empecé a investigar de las flores y me encantó.

Le entramos sin saber, pero me enamoré de que es un negocio muy noble.

 

Empresaria pero ante todo… Mamá y esposa

Elizabeth es una mujer determinante y decidida. Sabe muy bien qué quiere, y por ello desde que estudiaba la carrera de diseño gráfico, tenía muy claro que quería poner su propio negocio, pero también que el ser madre, sería su prioridad.

“Yo siempre le he dicho a Ariosto, yo primero mamá. Lo cierto es que siempre las he llevado conmigo al negocio. Ahí creció mi primer hija, ahí la poníamos en el corralito, le llevaba juegos, etc. Yo creo que lo más difícil y a la vez bonito, es poder juntar las dos cosas: ser mamá y empresaria”.

“Siempre he estado muy involucrada en la escuela de las niñas, en la mesa directiva soy coordinadora. Me gusta mucho estar con ellas, y como son tres niñas requieren mucho tiempo, te demandan más”.

“También por supuesto, he tratado de involucrarlas en el negocio. A las de siete y cuatro años les encanta hacer arreglos de flores, entonces aprovecho e invito a sus amiguitas y les doy clases. Trato de que les guste lo que hago, para que me quieran acompañar y que no se les haga aburrido el trabajo de mamá. Y les gusta mucho. Ellas solitas me dicen: le quiero llevar a mi maestra, a mi tía, y me gusta inculcarles esa parte de ser detallistas y de que exploten su creatividad”.

 

¿Y cómo has logrado el posicionamiento y la permanencia de la Floristería?

—Sí ha sido muy difícil la parte administrativa… para mí está como en chino, aunque en esta parte, así como en la publicidad, me ha ayudado muchísimo Ariosto.  Sí yo sólo estuviera haciendo arreglos ¡sería feliz!, pero llegó un momento en el que dije: “Me tengo que enfocar a la parte del negocio para hacerlo crecer, tengo que delegar.  Ha sido difícil pero me gusta, y el negocio ya está el aclientado y posicionado.

 

¿Y qué ha sido de lo más difícil, además de la parte administrativa?

—Pues que hay mucha competencia, y lo más difícil ha sido mantener el servicio, que es lo que nos distingue a nosotros. Lo he tratado de mantener arriba o diferenciado de los demás.

 

Crean su propia APP

“Hicimos una aplicación para que la notificación le llegue al cliente en cuánto compra, y para que sepa en tiempo real, en qué momento se recibe el arreglo de flores que compró. El 80 por ciento de mis ventas son por internet. El proceso es my sencillo: te registras, pones tus datos, la dedicatoria y en cuanto se entrega el arreglo, la aplicación te avisa y te dice quién recibió”.

“El tener un servicio que sea al instante nos ha diferenciado; que la entrega se haga a domicilio, y además, también les recordamos fechas de cumpleaños o aniversarios”.

Gran parte del éxito que ha tenido Elizabeth en Floristería, es el de hacer un estudio de mercado donde conoce bien quiénes son sus clientes.

“Sólo el 10% de mis clientes son mujeres, casi todos son hombres, y lo que hemos hecho es buscar tener muy claro, ¿cómo piensa un hombre?”.

 

¿Y cómo piensa un hombre en cuestión de flores?

— A los hombres no les preocupan tanto los detalles, no son tan minuciosos como  nosotras. A ellos les gusta que el arreglo se vea grande, vistoso, que llegue a la oficina y que todos digan: Wow: mira lo que le mandaron a ella, por ejemplo.

 

—¿Y qué planes hay para el negocio?

— Tenemos varios sueños y proyectos. Uno es de que queremos estar en hospitales, súper mercados no tanto para que ahí se vendan, sino que a través de una pantalla puedan hacer su pedido en línea.

 

 ‘Me encanta que hacemos feliz a la gente, porque incluso cuando hay situaciones de desamor, las flores ayudan para que se pida perdón y haya reconciliación”

 

¿Qué flores regalar?… Los tips de Elizabeth:

¿A tu amor?: Rosa roja tradicional.

¿Y al Jefe?: Algún arreglo de flores tropicales o de tonos alegres y vivos.

¿Cómo sería un arreglo en un evento empresarial?: Formal-ejecutivo.

Rosas blancas, ¿a quién se las regalarías?: A mi abuelita o a mis hijas o a alguien que quiero reconfortar.

¿Y a la suegra?: Girasoles

¿Para quedar bien con alguien?: rosas de color rosa o lila.

¿Qué te piden para caballero?: En los últimos dos años, nos han pedido muchos arreglos para hombres, y les ponemos cerveza, una pelota antiestrés, cacahuates, papitas y entre todo esto van las rosas.

 

Contacto:

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta