El poder femenino en la ropa

El poder femenino en la ropa

 

POR HECHO CON CHE CHÉ

 

La palabra empoderar a la mujer hace referencia a “Hacer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido”.

Sinceramente a nosotras no nos me gusta categorizar a la mujer como un ser desfavorecido, pero si nos gusta brindarle las herramientas necesarias para hacer crecer su confianza y su seguridad en sí mismas.

Así que después de mucho tiempo de estudiar las actitudes y decisiones de nosotras las mujeres, nos dimos cuenta de que la única forma en la que la mujer puede empoderarse, y por ende empoderar a otras, es por medio de la inspiración.

Y así es. El sentirnos inspiradas o motivadas por alguien más a ser mejores en cualquier aspecto de nuestra vida nos da la fuerza que a veces nos falta.

Esto puede ser desde el punto de vista político, emprendedor, físico, nutricional, etc.

Pero ahora sí que nuestra experiencia viene desde el punto de vista de la indumentaria.

 

Pero ¡Mucho Ojo!

El sentirnos inspiradas por mujeres que portan ropa fuera de tu alcance, hablando explícitamente de marcas o lujos, es una fuente de inspiración fallida.

La mujer comete ese error al volverse demasiado soñadora, y esto no viene a querer quitarte el sueño de que algún día puedas vestir como visten las “influencers” en Instagram, sino que simplemente es hacer que partas desde tus realidades.

 

¿Y cuáles son esas realidades?

  1. Objetivos
  2. Cuerpo
  3. Presupuesto = ingresos
  4. Tiempo

Al tener en claro estas 4 realidades, nos podemos enfocar a crear un guardarropa de poder, que logre inspirar a las mujeres con las que te desenvuelves.

 

Y para lograr esto, debemos de tener en mente que el guardarropa funcional se medirá a través de 4 aspectos:

  1. Funcionalidad
  2. Creatividad
  3. Practicidad
  4. Elegancia

 

Antes, el poder femenino se media a través de qué tan sensual, femenina y con porte lucias.

Ahora, lo que la mujer admira de otra mujer es que siempre luzca fresca, práctica y funcional. Que no sufra con la vestimenta que porta, que no sacrifique su comodidad por lucir impecable, porque ahora la industria de la indumentaria nos brinda formas de lucir así sin sufrir, y, por último, porque aporta a través de la esencia, hace que ese look y esa imagen integral sea admirable.

 

Ahora bien, pregúntate

¿Cómo inspiras tu a otras mujeres?

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta