Consejos para superar la cuesta de enero

Consejos para superar la cuesta de enero

 

Por Griselda Liliana Lazo Ruiz

 

La cuesta de enero llegó antes de lo esperado: noviembre con las promociones del buen fin o las súper ofertas de black Friday, y diciembre con los gastos de regalos, comidas especiales con familia y amigos, y por último con aquello de que te compraste esa bolsa que tanto deseabas.

Pero, no te culpes, nosotras sabemos bien el valor de un buen accesorio, la necesidad de tenerlo y apreciarlo; es la razón por lo que en estas fechas decembrinas te puedes dar ese gustito para comprarte la bolsa de tu marca favorita o esos zapatos tan especiales, que terminas pagando con la tarjeta.

 

Te gastaste tu sueldo, aguinaldo y saturaste tus tarjetas de crédito

Ahora sí estás en problemas, pero tranquila… lo puedes solucionar con un plan de administración de tus finanzas. El plan de acción es el siguiente.

 

Definir cuánto ganas y cuánto gastas es fundamental para que tengas una buena salud financiera

1.Realiza a mano un presupuesto de tus ingresos: tu salario; si tienes un negocio define tus utilidades y no tus ventas, e incluye trabajos extras que te generen ingresos.

  1. Haz una lista de todo lo que debes. Empieza por las tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, y clasifica las tarjetas por el costo más caro de financiamiento (pago de intereses altos). No realices pagos mínimos a estas tarjetas, pues sólo estarás pagando los intereses, y tu deuda será interminable.
  2. Nunca tomes las tarjetas de crédito como ingresos extras o para pagar otra tarjeta de crédito, recuerda que te están prestado dinero, y el negocio del banco es el cobro de intereses.
  3. Acércate a la institución bancaria y revisa la opción de un crédito vía nomina, ya que los intereses son más bajos, y te permitirá pagar a un mayor plazo sin afectar tanto tus ingresos. En casos más críticos reestructura tu deuda con el banco. Traspasar o vender tu deuda es una opción que el banco te da, para conseguir una tasa menor, y sólo realizaras un pago mensual, así te evitaras pagos a diferentes tarjetas y diferentes tasas de intereses.
  4. De tus ingresos, asigna no más del 30 por ciento al pago de tus deudas eso te ayudará a no afectar tus gastos mensuales.
  5. Separa tus gastos por fijos y variables. Considera que tus gastos fijos son gastos mensuales que no puedes dejar de pagar; serán pagos de hipoteca, mensualidad de carro, mensualidades escolares, servicios básicos y el súper. Y tus gastos variables son aquellos como: conciertos, gastos imprevistos o el café caro que compras. Si no los realizas, no afecta nada en tu vida diaria.

 

Lo que sí, es que NO tienes que limitarte tanto, esto es sólo el plan de acción que implementarás por unos meses, en lo que regularizas tus finanzas

Recuerda, NO es más rico el que tiene más, si no el que gasta de acuerdo con sus ingresos.

La importancia del manejo correcto de tus finanzas, se reflejará en cuidar tu buró de crédito, y a largo plazo, esto te permitirá comprar una casa, un carro, o disfrutar de unas vacaciones espectaculares.

Cuida tu dinero, y antes de gastarlo, piensa el tiempo y el esfuerzo, que te cuesta ganarlo.

 

*La autora es Licenciada en Economía

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta