Cinco pilares de Ojá

Cinco pilares de Ojá

Nuevo proyecto de Grupo Justina en Valle de Guadalupe

 

Ojá es nuevo concepto de restaurante que inicia con brunch y termina con cena, permitiéndote llegar y pasar el día disfrutando de su deliciosa gastronomía mexicana con toque francés y mediterráneo, así como su excelente mixología que harán de esta experiencia algo único, todo bajo la magia natural del Valle

 

Nuestro grupo está enfocado mucho en la familia, en la unión, en la amistad que tenemos primero como socios internos y después lo que hacemos por fuera. Una fortaleza es la comunicación, porque entendemos lo que estamos haciendo”

Por Mónica Márquez

El Valle de Guadalupe se distingue por la producción de sus buenos vinos, sus fantásticos paisajes, su gente y, sobre todo, por su excelente cocina que atrae la mirada de personas de todo el mundo, por ello para sumarse a esto llega al valle una nueva propuesta gastronómica única en su tipo: restaurante Ojá, de Grupo Justina.

Los chefs Osiris Esquivel y Marco Rodríguez, el mixólogo Eduardo Delgado; Alejandro Rodríguez, gerente administrativo, y Ricardo Lomelí, gerente general, serán los encargados de que cada platillo llegue con excelente calidad y sabor a la mesa de Ojá, el cual es el nuevo proyecto de Grupo Justina, dirigido por el chef Francisco Javier Caro Calderón y Emmanuel Quezada Paz, dos jóvenes tijuanenses que demuestran su amor a la región impulsando la economía de la región a través de su empresa.

Bajo el sello de Grupo Justina nace Ojá, este nuevo concepto de restaurante que inicia con brunch y termina con una cena; aquí, los comensales podrán llegar de día y salir por la tarde, sin sentir el paso de las horas, explicó el chef Javier Caro.

“Queremos que sea un lugar al que llegues de día, te sientes y puedas disfrutar el resto de la tarde con nosotros, que sea un sitio que te inspire a quedarte, pasarla bien y vivir la experiencia, porque hay mucho que admirar, degustar y disfrutar”, explicó.

 

Su gastronomía y mixología

La gastronomía de Ojá, a cargo de los chef Osiris Esquivel y Marco Rodríguez, es una cocina mexicana de la Baja con un toque francés y algo mediterráneo preparada con productos locales; como parte del menú que puedes disfrutar está el cangrejo centollo en brioche de la casa, que es una interpretación del clásico lobster roll de la costa de Maine, aunque este se prepara con langosta cangrejo centollo de las aguas de Baja California.

“La mixología es muy diferente a la que traemos en Justina; aquí utilizamos licores mexicanos como abasolo, sotol, mezcales, raicillas y cosas muy nativas, estamos jugando con mucho trago clásico al que le estamos dando nuestro toque”, mencionó.

Después de un rico platillo, los comensales pueden disfrutar de una buena bebida, una opción es los spritz clásicos del norte de Italia, pero con ese toque local: ginebra enmienda de Tijuana, un cordial de maracuyá, aperol y vino espumoso.

El nombre de Ojá

¿A qué se debe que hayan decidido ponerle Ojá a este nuevo proyecto? De acuerdo con el chef Javier Caro, Ojá significa piedra kumiai, un pueblo indígena que predomina en la zona del Valle de Guadalupe.

“Quisimos darles a los kumiai su lugar dentro de sus tierras. Nos encantó podernos acercar a ellos y llevar el nombre de algo que tenemos mucho en el valle, que son las piedras, la naturaleza y la tierra”.

“El Valle tiene unos cerros espectaculares y todo eso te llevan a una piedra, la cual tiene mucha energía; los kumiai usan las piedras para cacería, dagas y hasta para hacer herramientas como un martillo, por eso se nos hizo muy emblemático ponerle este nombre”, explicó.

 

Los desafíos

El proyecto desea arraigarse al sitio mediante una propuesta consciente con el entorno, por ello se buscó en todo momento respetar los árboles, agregó, enaltecer las vistas y tratar que los materiales fueran locales y que la construcción se perdiera con el paisaje, usando muros de tierra compactada que dan una textura única y emblemática al lugar.

Las construcciones que integran Ojá son orgánicas, pues están realizadas con tierra y una base muy ligera de cemento. Las paredes traen un sistema de construcción que se llama Rammed Earth, explicó el director de Grupo Justina.

Sin duda, el tema de la naturaleza fue un desafío, consideró, y otro fue el integrar al equipo correcto para el buen funcionamiento del restaurante. Un tercer reto fue el tema de las cebras, ya que en Ojá los visitantes podrán admirar de cerca este animal de la Sabana.

Resulta destacable comentar que Grupo Justina se encuentra en un programa para ayudar en la conservación y reproducción de esta especie, contribuyendo así en el cuidado de las cebras.

Qué distingue a Grupo Justina

¿Cuál consideras como grupo que es su mayor fortaleza a diferencia de otros restauranteros? “Nuestro grupo está enfocado mucho en la familia, en la unión, en la amistad que tenemos primero como socios internos y después lo que hacemos por fuera. Una fortaleza es la comunicación, porque entendemos lo que estamos haciendo. Hacemos juntas y si estamos de acuerdo es a donde el grupo voltea y guía juntos como equipo”, puntualizó el chef Caro.

Sin duda alguna, desde su creación en el 2014, este grupo se ha distinguido por generar nuevos empleos y brindar propuestas gastronómicas diferentes a los bajacalifornianos, primero con La Justina, de ahí le siguieron Licodega, Licobar, Justina Valle y ahora Ojá, siempre con objetivos claros: apoyar el comercio local, generar nuevos empleos y poner en alto el nombre de Baja California.

“Nosotros queremos mucho al Valle y con Ojá le estamos apostando, por eso creamos este proyecto y apoyamos el producto local, de la Baja; nos enfocamos en dar empleo a la gente de los alrededores, porque trabajamos no solo para nuestro beneficio sino también para el de la región”.

“Justina no solo es fiesta, existe mucho trabajo administrativo y con los socios, para que nosotros podamos seguir aportando día a día nuestro granito de arena. Amamos lo que hacemos, vivir esa adrenalina que nos mueve para crear nuevas cosas por el amor y el cariño que le tenemos al Valle de Guadalupe”, compartió.

“Nos encanta hacer alianzas, nos gusta estar junto con la gente que nos rodea y hacer equipo con quienes están involucrados en la gastronomía, el servicio y la hospitalidad. Esperen algo nuevo que viene”, finalizó.

 

“Siento padrísimo de pertenecer a Grupo Justina. He caído en un grupo adecuado a lo que yo tengo entendido; como empleo, ha sido un lugar muy placentero para trabajar y desarrollarse”

Ricardo Lomelí, gerente general

 

 

 

 

 

 

 

“Tengo casi dos años en el grupo y es muy padre saber que estoy en un lugar donde soy apreciado y valorado, eso me encanta y me hace sentir fuerte. De esta manera, me impulsa a siempre entregar lo mejor de mí mismo para sumar al grupo”.

Alejandro Rodríguez, gerente administrativo

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuál es tu propuesta en mixología?
Innovar, siempre cuidando la calidad del producto para ofrecer la mejor experiencia posible

Eduardo Delgado, mixólogo

 

 

 

 

 

 


Chef Osiris Esquivel

¿Cuál es tu propuesta de cocina?
Mi propuesta se basa en el uso de productos locales, aplicando técnicas internacionales.

¿De qué manera crees que tu cocina ha contribuido al éxito de Grupo Justina?
Ser persistente a mis creencias dentro de la cocina, manteniendo un equipo de trabajo firme y sano que pueda sostener mis ideales y estándares de calidad.

 

 

 

 


Chef Marco Rodríguez

¿Cuál es tu propuesta de cocina?
Es una interpretación contemporánea de cocina internacional con producto local.

¿De qué manera crees que tu cocina ha contribuido al éxito de Grupo Justina?
El ser constante en la búsqueda de propuestas e ideas claras, el estar siempre buscando resultados que sean fieles al equipo, a valores e ideales, a procesos, a metas, a sueños…

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta