Apunta hacia lo alto Álvaro Ávila

Apunta hacia lo alto Álvaro Ávila

 

“Aprendí que lo verdaderamente valioso no son las cosas, son los momentos, las vivencias y los recuerdos que uno tiene y soy un suertudo de poder ser parte de los mejores momentos de la gente”

 

El director de la empresa Álvaro Ávila Master Event Planner compartió algunas de las estrategias que lo ayudaron a salir adelante ante la pandemia

Por Mónica Márquez

Hace diez años, Álvaro Ávila Vázquez inició su viaje en el mundo empresarial, en ese camino ha afrontado dificultades muy complicadas, como la pandemia, pero también logros que lo enorgullecen y que hoy nos comparte.

Álvaro nació en esta ciudad en 1980 y cursó la carrera de Administración de Empresas en la UABC, desde sus pasos como universitario ya demostraba los genes de liderazgo que corren por sus venas.

“Fui todo lo que un alumno puede ser: jefe de grupo, presidente de la Sociedad de Alumnos, consejero técnico y universitario, dos veces presidente del Consejo Estatal de Sociedades de Alumnos y después fui parte del Consejo de la UABC”, compartió orgulloso Álvaro Ávila, director de Álvaro Ávila  Master Event Planner.

Tiempos difíciles

Desde la universidad hasta la fecha, se ha caracterizado por contar con tres grandes virtudes: resiliencia, persistencia y tenacidad, que le han permitido salir avante frente a importantes retos profesionales, el más difícil: la pandemia, un evento mundial que causó graves estragos en todos los sectores.

“Cuando veía que todos los demás se empezaban a caer, me tocó entrar a decirles: “no decaigan, vamos a volver…”. Liderar la industria fue un gran reto; fuimos los primeros en cerrar y los últimos en abrir”, expresó.

Era inminente tomar algunas medidas y aplicar tácticas para salir adelante ante este problema mundial causado por el COVID 19, continuó, el principal fue tener una estrategia en el tema económico.

“Lo primero fue tratar de saber en un sentido profesional cuáles eran los alcances y las acciones que debíamos tomar, desde los ajustes hasta nuevas estrategias comerciales que nos permitieran poder seguir haciendo que el negocio no se parara”.

Las estrategias

Dada la pandemia, se suspendieron todos los eventos sociales, culturales y demás que aglomeraran gente, situación que orilló a su empresa Álvaro Ávila  Master Event Planner a posponer los eventos, impulsándolo a crear nuevos negocios, por lo que nació la florería Oleandra Luxury Florist, la cual está dedicada a la entrega de arreglos florales a domicilio, así como La Casa Ávila Curaduría de Mesas, dedicada a la renta de mobiliario para eventos.

De acuerdo con el experto en organización de eventos, parte de sus estrategias ante la crisis por pandemia fue generar promociones más accesibles para las personas que estaban en casa, lo cual les permitió acercarse a otros sectores a lo que no habían llegado.

“Es algo que nos dejó con el corazón muy rico, en el sentido de llegar a casas donde normalmente no hubiéramos podido llegar por el simple hecho de que creían que no podían acceder a nuestro precio; ahora tenemos una cartera de clientes más amplia y variada”, manifestó.

Mucho aprendizaje

Esta época de pandemia le dejó mucho aprendizaje, “el primero es que siempre hay que ser agradecidos… Dar las gracias por lo que pude vivir durante tantos años que fue lo que me permitió estar de pie en esta terrible situación.

“Cuando todo pasó y vi torres caer dije: “yo no voy a caer porque tengo 10 años dando gracias por todo lo que me rodea, por lo que he vivido”… tantas gracias me permitieron tener una estrategia tan firme para poder decir esta empresa no se cae y va a salir adelante”, compartió orgulloso.

“También aprendí que lo verdaderamente valioso no son las cosas, son los momentos, las vivencias y los recuerdos que uno tiene y soy un suertudo de poder ser parte de los mejores momentos de la gente”

Un empresario exitoso

Nos preguntamos si existe una fórmula mágica que nos lleve al éxito, lo cierto es que no, pero Álvaro ha dejado alma y corazón en cada evento que planea, siempre “apuntando hacia lo alto”.

“Existe una connotación “aim high” que quiere decir “apunta hacia lo alto”… esa es la constante de mis 41 años y de toda mi carrera. Aspirar no solo tiene que ver con una condición económica, tiene que ver con aspirar a lo sublime, a lo celeste, a lo mayor, a crecer interiormente… crecer en todos los sentidos para realmente llegar a lo más alto”, compartió el experto en planeación de eventos.

¿Te consideras un empresario exitoso? “Si no soy exitoso, soy muy suertudo. Si te dijera que no soy exitoso, te estaría hablando un hombre con una falsa modestia, estoy muy agradecido y consiente que el éxito que tenemos es gracias a un gran equipo de trabajo, es un éxito basado en acciones.

“El éxito que tenemos lo acompaño de esfuerzos y de acciones. Agradezco la oportunidad de tener el dinamismo, la fuerza y la creatividad que nos ha caracterizado. Levantarte muy temprano, acostarte muy tarde y dar lo mejor de ti todos los días es un buen inicio”, puntualizó.

Sus proyectos

Como parte de sus proyectos, Álvaro Ávila dijo que se encuentra la creación de nuevos espacios para eventos al aire libre, dada la tendencia en los próximos años, así como el crecimiento en la industria de la renta de mobiliario para eventos.

“Un profundo agradecimiento a toda la gente que durante todo este tiempo ha hecho que nuestra marca sea un caso de éxito… a toda la gente que con sus llamadas en momentos grises nos alegró el corazón; gracias a quienes han confiado en nosotros para poder ser parte de sus mejores momentos, gracias a ellos puedo seguir expresándome de esta manera y pararme en cualquier lugar del mundo a hablar de lo que hemos hecho en Tijuana. Nuestros clientes son la base de inspiración y fuerza para poder seguir creando y creciendo, concluyó Álvaro Ávila.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta