Venciendo la infertilidad

Venciendo la infertilidad

Por Henry Mateo Sánez, Dra. Victoria Mateo Madrigal y Dra. Alexandra Moreno

(Segunda de dos partes)

Consulta la primer parte aquí 

Una de las razones puede encontrarse en la exigencia física de los tratamientos de fertilidad: los análisis de sangre, las píldoras, las inyecciones diarias de hormonas, los ultrasonidos, la extracción de óvulos y las cirugías pueden constituir fuentes importantes de estrés y trastornos emocionales, en algunos casos largos viajes para acudir a sus consultas, sin mencionar los problemas de pareja que puedan tener ya sea por cuestiones económicas o de frustración ante la tardanza de un embarazo.
Asimismo, la sociedad no suele reconocer el dolor que causa la infertilidad, motivo por el cual las personas privadas de la paternidad tienden a ocultar su sufrimiento, lo cual sólo sirve para aumentar sus sentimientos de vergüenza, aislamiento, y pérdida de autoestima.

No faltan las personas, amigos o familiares que empiezan preguntando continuamente: ¿Cuándo vienen los niños? ¿Cuándo te piensas embarazar? muchas veces buscando culpables o interrogantes que incomodan y entristecen a la pareja. La infertilidad por si misma produce estrés, y el estrés produce infertilidad convirtiéndolo en un círculo vicioso, por tal razón es necesario mantener autocontrol, apoyo psicológico y familiar. Por eso nuestra preocupación constante por aquellas parejas que no logran conseguir el embarazo.

Afortunadamente el avance de la Medicina Reproductiva es impresionante, de hecho es la ciencia que más ha avanzado en los últimos 30 años, contamos con un arsenal terapéutico que sabiéndolo manejar podemos conseguir el embarazo pronto, por tal razón debemos estar estudiando continuamente y apoyando emocionalmente a todas las parejas que necesitan nuestra ayuda (todo nuestro equipo humano). Aquí no buscamos culpables, más bien encontramos soluciones con diagnósticos precisos y tratamientos  especiales para cada pareja, haciéndoles un traje a la medida y así llegue pronto el embarazo.
En cada tratamiento de fertilidad hay una conexión con la pareja donde no solo podemos sentir alegrías ante un embarazo nuevo, sino tristezas cuando no se logran también, pero siempre estamos con ellos en las buenas y en las malas apoyándolos, es parte de la lucha diaria, por eso es que seguimos estudiando y trabajando intensamente para  “Vencer a la Infertilidad”.

Comentarios

comentarios