Tengo miedo de hablar en público

Tengo miedo de hablar en público

SALUD EMOCIONAL

 

“El éxito consiste en vencer el temor al fracaso”

Saint Beuve

 

Por Graciela Jiménez

¡Qué emoción! un nuevo ciclo escolar ha iniciado, y es el momento idóneo de comenzar a preparar libros, cuadernos, lápices, colores, reglas y demás utensilios que serán necesarios para comenzar una nueva aventura en la escuela.

 

El cambio del año escolar es una excelente oportunidad para hacer amigos, pero ¿qué sucede cuando a los jóvenes les cuesta mucho trabajo entablar una conversación, o peor aún, se sienten incapaces de poder relacionarse con otras personas de su misma edad?

 

Esto es completamente normal, cursar con cierto grado de ansiedad o miedo hacia nuevas experiencias o el conocer gente nueva, sin embargo, existe un trastorno psiquiátrico en que dicha ansiedad llega a ser incapacitante, ocasionando en este caso que los jóvenes se aíslen, y no se atrevan a llevar a cabo actividades que les agradan. Me refiero a la Fobia Social.

 

¿Qué es la Fobia Social?

Es un trastorno psiquiátrico que se caracteriza por miedo intenso a ser juzgado por otras personas; sienten que son evaluados de forma constante, por lo que cursan con vergüenza, y limitan sus actividades en lugares públicos.

 

 Síntomas de la fobia social

  • Padecer miedo o ansiedad intensa ante situaciones sociales.
  • Sentir timidez y/o vergüenza
  • Tener miedo a realizar actividades delante de otras personas.
  • Aislarse, evitando acudir a reuniones sociales.
  • Sufrir malestares físicos como dolor de cabeza, colitis, náuseas, y hormigueo en diferentes partes del cuerpo.
  • Presentar enrojecimiento, sudoración, taquicardia y/o temblor generalizado.
  • Tener una preocupación constante previa a exponerse a situaciones sociales.

 

Cómo podemos observar, los síntomas de la fobia social son variados, y muchas personas pudieran llegar a presentarlos en alguna ocasión especial o muy significativa, por ejemplo: cuando se va a exponer en clase, o cuando se va a conocer por primera vez a la familia de la pareja, etc., situaciones que pueden llegar a ameritar cierto grado de ansiedad; sin embargo las personas que padecen fobia social, no van a cursar con ansiedad o miedo sólo en las situaciones que mencioné, sino también en situaciones cotidianas como: comer en público, llenar una solicitud en la escuela, acudir a baños públicos, hacer fila para el cine, o al estar sentados esperando su turno en una sala. En pocas palabras pueden llegar a presentar los síntomas en cualquier situación donde se encuentren con poca o mucha gente, y que sientan que van a ser evaluados o juzgados.

Las personas que cursan con fobia social tienden a aislarse, por lo que evitan acudir a reuniones sociales, llegando al punto de verse limitados en cuanto asistir a la escuela o al trabajo, lo que llega a generarles mayor malestar, presentando síntomas depresivos secundarios por la incapacidad que tienen para realizar actividades que realmente desean llevar a cabo, como el ir a la escuela cuando acaban de cambiar de grado escolar.

 

¿Cómo se genera una fobia social?

No se sabe con exactitud la causa que puede desencadenar u originar la fobia social; lo que se sabe es que existe un aumento en la actividad de ciertas áreas cerebrales, que se encarga de regular las emociones, entre estas el miedo, uno de los síntomas cardinales de la fobia social.

 

¿Cómo se trata la fobia social?

El tratamiento debe ser integral, que los pacientes acudan a terapia psicológica así como reciban medicamentos. El tratamiento es individualizado, y depende de los síntomas de la persona, así como de su intensidad.

El fin del tratamiento es que la persona pueda detectar sus síntomas, sentimientos, acciones, y pensamientos, que son desencadenados por el miedo a estar en situaciones sociales que le generan malestar intenso.

 

¿Qué puedo hacer si tengo fobia social?

Es importante acudir con el especialista como un psiquiatra o psicólogo para ser valorado, y que éste determine con base a un diagnóstico, cuál sería el mejor tratamiento ideal para nosotros.

 

En muchos casos las personas que sufren de fobia social no llegan a recibir atención médica, debido a que son blanco de burlas por no poder expresarse delante de la gente o realizar actividades en público, así que es importante desarrollar empatía cuando vemos a un compañero de clase o de trabajo teniendo problemas para hablar, que se sonroje, tartamudee o llegue a quedarse paralizado. No hay que juzgarlo, al contrario, brindémosle ayuda. Las palabras cálidas y empáticas pueden ser una solución oportuna que ayude a disminuir la ansiedad que genera el estar en público.

Espero los estudiantes tengan un ¡feliz regreso a clases!

 

 

Comentarios

comentarios