Ser ejemplar

Ser ejemplar

Por José Carlos Tellaeche

Cierra tus ojos por un momento e imagina que tu hij@ esta saliendo con una persona idéntica a ti, ¿sentirías gusto o preocupación?

Muchas veces no consideramos diversas situaciones en la vida porque no las ponemos en perspectiva, pero al hacerlo toman un sentido completamente diferente. Pocas veces nos detenemos y analizamos si el estilo de vida que tenemos, nuestros pensamientos y valores son lo que nos gustaría reflejar.

Considero muy importante ser personas de ejemplo que predican con sus actos sin articular ni una sola palabra. Nunca sabes cuando una persona te está observando y esos son los momentos en donde la primera impresión causa el mayor impacto.

Debemos esforzarnos por cuidar nuestra actitud y comportamiento no solamente cuando estamos en un lugar público expuestos a los demás sino aún más importante: en casa. Nuestra casa debe ser nuestra prioridad, ¿qué le estamos enseñando a nuestros seres queridos? Esa semilla que sembramos en nuestros hijos inicia su crecimiento hasta dar el fruto de todo lo nuestro que depositamos día tras día. Vivir vidas extraordinarias es el resultado de un esfuerzo continuo, es anhelar sobresalir y no ser uno más, sino ser la diferencia.

Humildemente puedo decir que sonrío de felicidad al pensar que mi hija podría estar acompañada de un ser como yo. Pero al mismo tiempo veo la enorme oportunidad de crecimiento personal y la cantidad de ajustes que tengo que hacer para llegar a la altura de lo que considero lo mejor para ella.

Ahora, con una nueva consciencia, asumamos nuestro papel como padres de familia y vivamos vidas extraordinarias llenas de valores, impulsando a nuestros hijos para que sean mejor que nosotros mismos.

 

Comentarios

comentarios