Sarah A. Zarza, de arte, feminismo y nuevas ideas

Sarah A. Zarza, de arte, feminismo y nuevas ideas

Por Brenda Colón

“Mujeres bellas y libres”, es lo que responde Sarah A. Zarza cuando se le pregunta sobre el corazón de su obra artística, una idea que se ha convertido en el punto de partida para crear imágenes que despierten los sentidos del espectador.

A sus 28 años de edad y en camino a concluir su Licenciatura en Artes Plásticas en la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Baja California, llegó el momento de presentar su obra de manera individual, así Mujer Actual fue invitada a conocer su propuesta.

¿Quién es Sarah A. Zarza?

Creo que es algo bien difícil de contestar para mí, en este momento me siento en un proceso de exploración intensa y lo único que puedo decir es que soy un ser de energía contenida en este cuerpo que se limita por la piel. Una energía que se está renovando todos los días, soy una mujer que se interesa por dialogar con otras mujeres y dialogar conmigo misma sobre el cómo me relaciono con otras mujeres.

Mi contexto siempre ha estado rodeado de mujeres, es algo que siempre me ha llamado la atención y que me parece muy importante, re-definir el papel de la mujer dentro de esta sociedad, no solamente para erradicar la visión que tienen los hombres hacia las mujeres, sino también transformar la que tenemos nosotras mismas dentro de nosotras. Muchas veces es más poderosa esta violencia de ideas entre mujeres que de un hombre hacia una mujer. Quiero plantear esto a las mujeres que me rodean para plantear nuevas ideas para responder al ¿quiénes somos? y ¿para qué estamos aquí?.

¿Cómo descubres que el arte es tu vocación?

Anteriormente estaba en la carrera de comunicación y buscaba convertirme en periodista cultural, por muchas razones eso no se pudo concretar y siempre tuve la inquietud de explorar esta parte. Desde chica me ha interesado la pintura, el dibujo…y conocí a varias personas que estudiaban la carrera, me platicaron cosas muy interesantes y me pareció un espacio muy abierto en el cual podía explicar desde una perspectiva personal el mundo y cuestionarme acerca de muchas cosas. He encontrado que es mi vocación porque a partir del arte podemos comunicar experiencias humanas a niveles más profundos que solo las palabras usando imágenes y sentimientos. Me interesa generar experiencias a través del arte, si producir pero más la gestión, es lo que más me puede. Creo que estas redes, estas colaboraciones nos llevan a salir del “yo” y vernos como parte de una comunidad, un ente que se conoce como “humanidad”. Creo que el arte es una manera de sensibilizarnos y comprender que más que individuos somos experiencias dialogando por el mundo.

¿Dónde has mostrado tus obras?

Hace año y medio tuve mi primer exposición colectiva con compañeros de la universidad, fue en la galería Praxis, espacio creado por egresados de la facultad y agradezco que nos den un espacio a los que estamos aprendiendo, que nos den una voz. Colaboré con otros artistas en otros proyectos, ahorita quiero empaparme de la experiencia de ser y conocer. Me ha tocado colaborar con artistas muy interesantes nacionales y extranjeros en diversos proyectos.
Por ahora estoy trabajando en una exposición colectiva con mis compañeros, fue iniciativa nuestra. Pasa mucho que como estudiantes de artes no creemos en nuestro trabajo y esperamos que alguien venga y lo descubra, pero la verdad mi trabajo representa algo importante y quiero darle una voz, por ello gestionamos espacios, conferencias, talleres, para que el arte se tome como algo serio. Muchos piensan que es fácil y realmente ser artista implica procesos muy largos y muy importantes sobre diálogos con uno mismo y con el mundo que nos rodea. También expuse recientemente en Praxis y en Nodo, galerías de la ciudad y hoy estoy con mi primer exhibición individual a la que llamé “Las etiquetas nos quedan chicas”.

¿Tu obra habla del feminismo siempre?

Sí. El feminismo es lo que alimenta muchos de mis trabajos, ahorita estoy trabajando en una pieza donde abordo el acoso sexual y cómo a pesar de no ser visibilizado como otras cuestiones de ser mujer, es algo que se queda en nuestras ropas, nuestros cuerpos porque es algo cotidiano, no necesitas mucho para que suceda, solo ser mujer y caminar por la calle o en grupo con otras mujeres, te ven como un objeto deseado, algo que se usa, que se adquiere, es una intervención en textiles y dibujo con métodos alternativos. La idea es mostrar el tema en mi próxima exposición individual.

¿Tienes alguna técnica de arte favorita?

Cuando entré a la carrera yo no hacía mucho y estando en la carrera encontré que disfruto producir y comunicarme con otros, el grabado y la escultura es de lo que más me llama la atención pero estoy abierta a utilizar otras disciplinas, la idea no es casarme con una técnica o especializarme sino conjugar la disciplina con lo que quiero comunicar, buscar lo que mejor transmita mi idea.

¿Algún mensaje que desees compartir con los lectores las lectoras de Mujer Actual? Me gustaría que empezaran a cuestionarse cosas que dan por hecho sobre sí mismas, eso es.

 

En breve :

Música favorita : Blonde Redhead, Fiona Apple, Chromatics y el colectivo Pulp, entre otros.

Libro favorito : “Del piropo al desencanto” de Patricia Gaytán

Artículo indispensable : Mis lentes, no veo el mundo sin ellos.

Frase favorita : Una propia que ha marcado mi trabajo : “Somos el reflejo selectivo de aquello que nos ha tocado vivir”

Comentarios

comentarios