Preeclampsia ¿Cómo evitar complicaciones en mi embarazo?

Preeclampsia ¿Cómo evitar complicaciones en mi embarazo?

Dra. Alexandra Moreno Moreno/ Dr. Henry Mateo Sánez

La preeclampsia se ha convertido en la primer causa de muerte de mujeres embarazadas en México, pero a pesar de ello hay mucho que puede hacerse para evitar consecuencias tanto en la madre como en el bebé.

 

La preeclampsia es una afección del embarazo en donde se presenta elevación de la presión arterial, edema en extremidades y cantidades altas de proteína en la orina después de la semana 20 de gestación, encontrando complicaciones graves en la madre y él bebe si no se trata adecuadamente.

 

Ocurre en 8-10% de los embarazos. Es mucho más común en mujeres con su primer embarazo, hasta el 85% de los casos, y frecuentemente la incidencia disminuye considerablemente en el segundo embarazo, el riesgo aumenta con la edad materna (más de 35 años) y con la obesidad. El riesgo es cuatro veces mayor para mujeres en cuyas familias ha habido casos de pre-eclampsia o si ha padecido pre-eclampsia en un embarazo previo.

¿Cómo se diagnostica?

Aparecen 2 o más de los siguientes signos:

  • Presión arterial igual o mayor a 140/90 (2 tomas consecutivas con intervalo de 6 horas, paciente sentada).
  • Afección renal (riñón) o hepática (hígado).
  • Proteínas en orina.
  • Hinchazón de extremidades o cara.
  • Dolor de cabeza intensos que no desaparecen.
  • Dolor abdominal.
  • Agitación o mareos.
  • Orina escasa (no orinar con mucha frecuencia).
  • Náuseas y vómitos.
  • Cambios en la visión: pérdida temporal de la visión, sensaciones de luces centelleantes, auras, mayor sensibilidad a la luz, manchas y visión borrosa.
  • Aumento de peso.
  • Zumbido de oídos.

Para diagnosticar el bienestar del bebé, se realizará un ultrasonido, tococardiografía y un perfil biofísico. Los resultados de estos exámenes le ayudarán al médico a decidir si es necesario interrumpir el embarazo.

Comentarios

comentarios