¿Niños en engorda?

¿Niños en engorda?

NUTRICIÓN

Lo que necesitas saber de nutrición

 

Por Lucia Chávez

Yo: Hola Linda, ¿en qué te puedo ayudar?

Linda: En bajar de peso porque tengo diabetes y presión alta.

Linda tiene 14 años, pesa 70 kgs (180 lbs) y tanto ella como su madre aseguran comer saludable.

Yo: ¿qué desayunas?

Linda: Yogurt, avena con leche, fruta, y un pan tostado…

 

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT), la prevalencia de sobrepeso y obesidad es mayor en mujeres que en hombres, siendo en mujeres adolescentes una de cada tres, y en mujeres mayores de 20 años: ¡7 de cada 10! Éstas son cifras de impacto relacionadas a la salud, ya que el exceso de peso es el principal factor de riesgo de diabetes, cáncer y enfermedades cardiovasculares; esto se debe a que el tejido graso modifica la expresión genética aumentando la predisposición.

La buena noticia es que así como la expresión genética puede hacernos vulnerables, también se puede modificar para prevenir las mismas. Esto es, el cuerpo se va construyendo diariamente a partir de la comida y aunque tengas el antecedente familiar de obesidad, presión arterial alta, cáncer o diabetes, ¡no estás destinado a tener ninguna! tampoco tus hijos.

En México no recibimos educación en nutrición y confiamos en que la comida que está disponible en supermercados y tiendas es aceptable. No es así. ‘Alimento’ no es sinónimo de ‘nutrición’. De hecho, estar bien alimentado, como es en el caso de la obesidad, es lo opuesto a estar bien nutrido.

 

La prevención en la alacena

El reto de las madres contemporáneas es enorme porque por primera vez en la historia, prevenir las principales enfermedades que pueden afectar a sus hijos está en su alacena, y la mayoría no cocina, o lo hace a partir de alimentos convenientemente empacados, dejando así la calidad del alimento en manos de la industria alimentaria; comprar yogurt o una barrita, es -sin saberlo-, una mala opción.

Diariamente, un niño come cuando menos un producto contenido en un empaque o en un envase, o ingiere un alimento rico en azúcar, e invierte por lo menos dos horas en ver televisión. Esto es suficiente para favorecer el exceso de peso.

¿Cómo evitar engordar a nuestros niños?

Toma conciencia de que los cuerpos de nuestros niños son mucho más pequeños comparados con los de un adulto; por lo tanto, que un niño tome soda es mucho más dañino que si lo hace un adulto, ya que se concentran los químicos en un hígado y órganos mucho más pequeños.

El consumo de cualquier alimento que contenga pesticidas (soya, trigo o maíz -a menos que sean orgánicos-) o que tenga aditivos, colorantes o saborizantes artificiales (cereales de desayuno o dulces) va a acumular la carga tóxica provocando un gran impacto en sus cuerpecitos, observándose primero como exceso de peso y después como una enfermedad.

 

¿Por qué evitar alimentos industrializados?

Con las tendencias actuales en prevalencia de autismo, se espera que uno de dos niños tenga autismo para el 2025; el ¡50% de la población infantil!

El aumento de enfermedades crónicas relacionadas a nutrición ha aumentado del 12.8% en 1994 a 26.6% en el 2006, particularmente asma, obesidad, dificultad en el aprendizaje y trastornos de la conducta.

Aumento del 30% en diabetes tipo II, en niños y adolescentes.

 

El exceso de peso es un signo de que a nivel celular no hay función adecuada, por lo tanto, el enfoque es en la calidad de los alimentos y en evitar dietas restrictivas o realizar exceso de ejercicio que pueden resultar contraproducentes.

Los alimentos nutritivos actúan como vacuna de enfermedades.

 

SUSTITUCIONES SALUDABLES

EVITAR PROCURAR
Leche o jugos de soya Licuado hecho con yogurt griego natural y fruta
Alimentos que contengan “jarabe de maíz”, azúcar o endulzante artificial Frutas y verduras secas, frescas o congeladas
Aceite de soya, a menos que sea orgánico Aceite de oliva, aceite de coco o mantequilla de libre pastura
Sodas, leches de sabor, bebidas en general Té, infusiones, tónicos o agua
Barras de cereal, proteína o granola Nueces, fruta seca y chispas de chocolate negro
Yogurt comercial Yogurt griego natural; para darle sabor, agrega fruta o mermelada
Sándwich de atún (debido a su contenido de mercurio, debe limitarse cada 10 días) Sándwich con jocoque, espinacas y aguacate.

Ensalada verde, aguacate, fruta, queso y aderezo hecho en casa

Jugos de fruta Fruta completa…masticable
Cereal de desayuno Huevo

Pudding de chía

 

Al principio puedes encontrar resistencia pero a los niños se pueden educar más fácilmente que a los adultos y sus papilas gustativas se adaptan rápidamente.

Empieza por eliminar los líquidos con calorías, saborizantes y colorantes. Con esto eliminas el 25% de los químicos consumidos y el 20% de la azúcar consumida en exceso.

 *Referencias Bibliográficas: The High Cost of Pesticides: Human and Animal Diseases. Prevalence of Chronic Illness Prevalence of Type 1 and Type 2 Diabetes Among Children and Adolescents From 2001 to 2009. 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios