Los Vinos de Portugal

Los Vinos de Portugal

POR DIONISIO DEL VALLE

 

Portugal es un país en donde se producen vinos de gran calidad. Quizás son dos las razones por las cuales no son tan conocidos como los de sus vecinos europeos. Primero, cuando se piensa en Portugal en materia de vinos siempre viene a la mente el nombre de una de las ciudades más hermosas de Europa: Oporto, nombre con el que se bautizó a uno de los vinos fortificados más famosos del mundo, y también la de otro no menos popular, el Vinho Verde, reconocido por su ligereza y su chispeante acidez. Segundo, su vecino, España, es un país con una más que sólida industria vinícola con más de 1 millón 200 mil hectáreas de cultivo de vid y casi 35 millones de hectolitros producidos al año, un monstruo en pocas palabras, que le hace sombra a Portugal. Sin embargo los portugueses no se amilanan y hoy en día compiten en precio y calidad con muchos de los vinos que se producen en los países de la Unión Europea. Cuatro son las grandes zonas vinícolas de Portugal. Vinho Verde, Douro, Dao y Alentejo. En la provincia de Minho, en la frontera norte con España, se produce el vino verde, que no se llama verde por que tenga ese color, sino en referencia al permanente verdor de sus paisajes. Utilizan la uva Albariño, aquí conocida con el nombre de Alvarinho. Esta provincia colinda con la de Rías Baixas, o Rías Bajas de Galicia en territorio español y en donde se elabora un vino blanco de gran calidad con la misma uva. También se utilizan otras uvas de origen local, como la Loureiro y la Trajadura. Viajando hacia el sur encontramos  la zona del  Douro que lleva el nombre del segundo río más importante de Portugal y que es el mismo río que en España se conoce con el nombre de Duero. En España, a la zona cuyas vides son alimentadas con las aguas de este río se le conoce como Ribera del Duero. Pero regresando a Portugal, en el Douro se produce, claro está, el famosísimo oporto, vino aperitivo o de postre, según las características del vino o de los gustos del consumidor. Pero no solo se hace oporto en ésas tierras, también hay vinos tintos de gran cuerpo y buena estructura elaborados con las mismas uvas con las que se producen los mejores oportos: Touriga nacional, Touriga Francesa y Tinta Roriz. Más abajo, en la Provincia de Beira Alta se encuentra la región vinícola de Dao en donde también se producen vinos de gran calidad. Por último, la zona de Alentejo en la que se usan también uvas portuguesas como la Periquita, la Trincadeira, la Aragonez y la Alicante Bouschet para producir vinos de color, textura y sabor extraordinario. De ésta sureña región nos toca probar un vino especial. Se trata  de un Don Martinho del año 2003. Este vino es producido por la familia del Barón de Rothschild, la famosa casa vinícola de Burdeos. Los creadores del Lafite tienen algunas asociaciones, no muchas, en otros países productores. Tal es el caso de la bodega Los Vascos, en Chile y de la Vinícola Robert Mondavi, en California. Pues este vino, de Alentejo, resulta una verdadera sorpresa. Intenso color  y aromas de madera y frutas rojas en la primera nariz, va evolucionando a olores más intensos que evocan el higo en compota y la almendra tostada. La cocina portuguesa es muy variada. Empieza desde el norte con el bacalao, preparado de mil y un formas, luego los quesos, sobre todo de cabra, que son de lo mejor, los arroces que nada tienen que pedirle o deberle a las suculentas paellas valencianas, hasta llegar a los magníficos asados que van de maravilla con los extraordinarios vinos de Alentejo, quizás la zona de producción vinícola más destacada de Portugal.

 

Comentarios

comentarios