Inspirada por un angelito Angélica Echegollen Flores

Inspirada por un angelito Angélica Echegollen Flores

Inspirada por un angelito

Angélica Echegollen Flores

POR MÓNICA MÁRQUEZ

La muerte de un hijo es un suceso devastador, la vida cambia para siempre desde ese momento, pero hay que superar el duelo y salir adelante como lo hizo Angélica Echegollen Flores, una mujer y madre valiente, alegre y espiritual que a raíz de este suceso comparte su experiencia y ayuda a otros a que este hecho no se convierta en un doble pesar.

De profesión licenciada en Turismo con postgrado en Comercio Exterior, su vida laboral inició a los 24 años en la aduana de Monterrey, luego fue trasladada a la de Cancún; después en París en Especialización de Inspectores de Aduanas y, más tarde, a la de Tijuana; en ese transcurso, conoció a Sergio Cano, con quien formó una hermosa familia y con quien tuvo dos hijos: Sebastián y Bernardo.

Durante 22 años trabajó en el SAT, hasta que un día una triste noticia lo cambió todo: su hijo Bernardo de 4 años fue diagnosticado con cáncer. A partir de ese momento, ella decidió que lo más importante era su pequeño, por lo que renunció a su empleo y se dedicó a buscar alternativas médicas.

“Cuando recibimos la noticia buscamos las mejores opciones para su tratamiento, gracias a Dios contábamos con un seguro de gastos médicos; me recomendaron un oncólogo en la Ciudad de México y nos fuimos para allá, fueron 8 meses los que estuve viviendo con él en el cuarto del hospital entre intervenciones y tratamientos”, recordó Angélica.

Después de una gran lucha, el pequeño Bernardo perdió la batalla, pero como todo un guerrero que peleó hasta el último momento, siempre con su mamá de la mano.

 

Afrontando la vida con valor

“Nadie está preparado para una noticia tal terrible, estoy convencida que el apoyo de la familia, la bendición de Dios y el estar en oración constante de atravesar por este dolor, pero sentirte apapachada es lo mejor… Al final, uno decide salir adelante, yo decidí salir adelante porque tengo a mi otro hijo y a mi esposo…

“Porque me gusta la vida, decidí buscar apoyo en tanatología. Al principio creí no necesitarlo, pero un día sentí ese llamado de por qué no escuchar algo que me pudiera ser benéfico.  La vida me ha enseñado que, para toda persona, su dolor más grande es lo que está viviendo en el momento”, expresó con nostalgia.

“Ahora estoy muy agradecida con Dios por haberme permitido conocerlo por 4 años… él fue un niño muy valiente que nos dejó mucho aprendizaje”, expresó.

 

Un hecho que la sensibilizó

A raíz de la enfermedad de su hijo y de ver la interminable lista de medicamentos, intervenciones, hospitalización y demás, Angélica se sensibilizó con el tema de los seguros porque ante una enfermedad como esta no hay dinero que alcance.

Tras su triste pérdida, una amiga le hizo la invitación a formar parte de GNP, ella quería dejar atrás su etapa anterior y ver la manera de ayudar a la gente; ahora, como agente de seguros, su labor es concientizar la prevención, esperando que la persona pueda sanar, o bien, que al menos su economía no se vea tan afectada.

“A través de mi experiencia me di cuenta de que todos estamos expuestos y somos vulnerables, que nadie está exento a una enfermedad, y lo importante es estar cubiertos y no el día de mañana tener un doble pesar por vender tu casa o tu patrimonio y perder a un ser querido”, recomendó.

 

Después de la tormenta, llega la calma

Tras la partida de su hijo, indudablemente su vida cambió, ahora valora cada momento, disfruta cosas tan sencillas como tomar un café o ver una película en familia. “Nos hemos enfocado a vivir el día a día como si fuera el último”.

Bien dicen que después de la tormenta, llega la calma y aunque Angélica siempre llevará en su corazón a Bernardito, su vida debe continuar con su esposo y su hijo Sebastián de 13 años, quien desde los 9 años incursiona en la actuación.

“Yo lo apoyo con valores, haciéndole ver que el medio es un medio difícil y que en todo momento debe estar alerta porque hay gente con otras intenciones, pero es muy gratificante el hecho de que él pueda sentirse más seguro en algo que disfruta, aunque él sabe que lo principal es la escuela”.

La última colaboración de Sebastián fue en la película Miss Bala junto a las actrices Aileen Derbez y Gina Rodríguez; ha participado en la serie The Walking Dead y en la cinta El Contratista, entre otras; en cada uno de estos filmes, sus padres lo acompañan a los llamados y hasta en la famosa alfombra roja.

Lo anterior, combinado con su empleo como agente de Seguros GNP y la jefatura de Normatividad del Parque Aéreo de Logística Matrix Tijuana.

“Busquen siempre cómo ser felices cada día, cómo no limitarse a sus sueños y el buscar cómo sí se pueden hacer las cosas, con amor y pasión que las hagas, los frutos vienen solos”, concluyó Angélica Echegoyen, una mujer valiente que, sin duda, es inspiración para muchas personas.

 

EN BREVE…

  • Libro favorito: El Perfume de Patrick Süskind
  • Artículo indispensable: El celular
  • Música favorita: Marck Antony
  • Mayor fortaleza: Su honestidad
  • Mayor debilidad: Ser perfeccionista
  • Frase favorita: “Recuerda que donde está tu corazón, encuentras tu tesoro”

Comentarios

comentarios