Indispensable, la comunicación entre padres e hijos

Indispensable, la comunicación entre padres e hijos

POR ALEJANDRINA SEAMAN

Siempre hemos escuchado la frase ¨los tiempos cambian¨, y con ello, las nuevas formas de hacer las cosas; y hablando de crianza,no es la excepción. Los padres de hoy enfrentan desafíos distintos a los nuestros o a los abuelos. La tecnología además de traernos muchos beneficios, también ha obstruido el área más importante en toda familia: la comunicación.
Establecer hoy contacto y una buena comunicación con los hijos, sobre todo si ya están en la adolescencia, es uno de los más grandes retos de las madres de este siglo, tanto porque el joven pasa la mayor parte de su tiempo bajo el uso de las redes sociales, y porque los padres con el afán de estar a la moda, también toman gran parte de su tiempo bajo esta modalidad.
La crianza de los hijos que se ha visto asumida por el rol femenino, es una de las funciones más difíciles en nuestro era, ya que la mujer también ha tomado otros roles que le exigen de su tiempo y dedicación, aunado ello a todos los factores del entorno, que han ocasionado que la comunicación se dé por otros canales, o que simplemente no se dé.

Desafíos de la familia actual
Entonces, ¿cuáles son los grandes desafíos de las madres modernas? Por un lado como se comenta, los tiempos han cambiado al tener las madres que salir a trabajar por necesidad o por su propio desarrollo personal y profesional; tener que llegar a casa a cumplir con labores socialmente construidas para las amas de casa, y hacerse también cargo de su bebé,. o estar al pendiente de sus hijos en todos los aspectos, lo cual indiscutiblemente ha cambiado la dinámica familiar.
Pero seamos honestos y hablemos de lo que pasa en la realidad, y ésta es que ya no hay ese acercamiento íntimo que las madres solían tener con sus hijos, y que de una forma u otra se enteraban de lo que pasaba con nosotros. A través de regaños u otras formas no acertadas, pero había una manifestación del interés y la atención que los padres prestaban a sus hijos.
Hoy en día los jóvenes se la pasan metidos en sus tecnologías, y los padres ni siquiera saben qué es lo que están consumiendo a través de esos medios. Las redes sociales han demostrado ser de gran beneficio, pero también un gran atractivo para cometer actos ilícitos. La tecnología nos tiene atrapados; quisiera decir que sólo a la juventud, pero no, nos tiene atrapados a todos. En vez de que nosotros dominemos a las cosas, éstas nos están dominando a nosotros.
Como familia: mamá y papá deben organizarse para establecer actividades que les permitan estar más en contacto con los hijos, obviamente actividades que incluyan como regla obligatoria el cero uso de aparatos o dispositivos tecnológicos, aunque sea una vez por semana. En ese tiempo, platicar sobre sus rutinas, sus anhelos, sus miedos y logros, con el auténtico interés de querer escuchar, y realmente tomar en cuenta todo lo que se dice, para así construir un lazo, que hoy por hoy se ha ido perdiendo, o por lo menos aflojando.

*La autora es catedrática de la Universidad Autónoma de Baja California.

Contacto:
alexaseaman@hotmail.com

Comentarios

comentarios