Fundación: “El Autismo y otras Discapacidades”

Fundación: “El Autismo  y otras Discapacidades”

Fundación: “El Autismo y otras Discapacidades”

 

Siendo abril el mes en que se busca concientizar sobre el espectro autista, es que quisimos hablar de esta fundación. Ojalá que la experiencia de su presidenta, te guíe y oriente en tu camino de vida

 

POR ANA PATRICIA VALAY

 

Quienes conocemos a Patricia Quintero, presidenta de la fundación: El autismo y otras discapacidades, sabemos que no para. Es una mujer que está levantada todos los días antes de las seis de la mañana para que le rinda su jornada;  trabajadora, tenaz, persistente, luchona, y quien cumple lo mejor que puede con los roles que decidió asumir en la vida, el de empresaria, esposa y madre, éste último, el “que roba” su vida entera, corazón, pensamientos, tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación, pues fue justamente su hijo Alfredo quien le vino a dar un vuelco de 360 grados a su vida; el motor para la creación de su fundación.

El autismo toca a su puerta

Hace 18 años, la llegada de Alfredo a su vida estuvo llena de amor, pero acompañada de un cúmulo de sorpresas, entre estas, el que el niño padecía autismo funcional, lo que ella desconocía. “Aquí en Tijuana fui con tres neurólogos, y como no estaba de moda el autismo no me lo diagnosticaron”.

 

¿Por qué proceso entonces tuviste que pasar Pati?

Esto es como un duelo. Viene la negación y luego la aceptación, y creo que la actitud que tengas en la vida determinará cómo vas a vivirla. Un día me levanté y dije: a un lado tristezas, depresión, todo, ¿esto es lo que tengo que vivir? a ponerme las pilas. Vamos a ver si en dos años, mi hijo va a estar cómo me lo diagnosticaron, voy a ver cómo empiezo.

Pati Quintero se llevó a su hijo a Estados Unidos porque cuando tenía tres años y medio, en Tijuana no estaban tan estudiados y tan entrenados. Hoy en día es

un joven funcional y lo están entrenando porque será apto para trabajar 4 horas, y lo entrenan para nadar.

 

¿Por qué decidiste conformar una fundación?

Como agradecimiento por el apoyo que los papás me dieron. Me encontré muchos ángeles en mi camino, que me ayudaron con papeles, con situaciones y por eso me prometí: “Yo voy a ayudar a papás de bajos recursos, y voy a abrirle el camino a varias personas. Y creo que, aunque yo no soy psicóloga ni soy doctora, mi experiencia es la mejor ayuda que puedo brindar. Que pueda platicar lo que he vivido, con una mamá que está empezando, que está desesperada, pienso que será de mucha utilidad”.

 

¿Y por qué el nombre de la Fundación que presides habla del autismo y otras discapacidades?

— Creo que requerimos trabajar mucho por la inclusión, y por eso no me quise centrar sólo en el autismo en mi fundación.  Aquí entran todas las discapacidades, incluso porque hay autistas con síndrome Down, o autistas que son ciegos. Esta fundación busca ayudar o canalizar a todas las personas que se acerquen.

— En cualquier discapacidad no hay fortuna que te alcance, y si lo vemos con el autismo o con quienes tienen síndrome Down, aunque su físico se vea bien, detrás de ese aspecto, están neurólogos, medicinas caras, terapias ocupacionales, de lenguaje, etc.,

 

¿Y cómo se puede apoyar en la Fundación?

—A mí en lo particular no me gusta eso dar dinero, sino en especie, y lo que hacemos es directamente tratar el problema. Por ejemplo, a los papás a los que se les dificulte pagar terapia, llámenos y personalmente los canalizamos. Nosotros apoyamos de la siguiente manera, la fundación paga directamente a la escuela o a la psicóloga.

—Detrás de mi hay mucha gente, muchas amigas voluntarias que están listas para apoyar cualquier discapacidad. Hay personas que son profesionistas y empresarios que quieren permanecer en el anonimato pero que están ayudando, y lo mismo estamos haciendo en el Colectivo Las Ferias, que es un colectivo con causa.

 

¿Qué reflexión nos puedes dejar Pati, para hacer conciencia sobre el autismo?

— Creo que hay que tener un pensamiento amplio, y educar así a nuestros hijos y familias en cuanto a la inclusión, y darle oportunidad a quienes padecen alguna discapacidad, no sólo autistas.

— Las personas Down son tan trabajadores, tan inteligentes, que ya les empezaron a dar trabajo. También a jóvenes con autismo. En las maquiladoras ya empiezan a contratarlos. Yo deseo que haya más inclusión e información para que nuestro país, sea un México mejor para todos.

 

¿Qué hacer si crees que tu hijo es autista?

—Si tienes sospechas de que tu hijo tiene algún rasgo de autismo, hay mucha información. Primero que nada, se tiene que ir con la psicóloga y las escuelas especiales. El psicólogo y el pediatra ya están más informados del tema, y el neurólogo dirá que se tiene que hacer. Hay que entender que las terapias a temprana edad son muy importantes”.

—Invito a papás a acercarse, a que se informen. No hay ningún niño igual con el espectro del autismo, todos son diferentes. Vamos a darles mejor calidad de vida, que no les de pena, concluye.

 

Nota: Los síntomas del autismo los encuentras en nuestra revista de Salud Actual.

 

Contacto:

Teléfono: 664 105 38 15

En Colectivo Las ferias y en la oficina de la Fundación.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios