El uso del color en los interiores : La manera más fácil de mejorar un espacio

El uso del color en los interiores : La manera más fácil de mejorar un espacio

 

Por Arquitecto Ricardo López Foncerrada

Si quieres cambiar el interior de tu casa o tu oficina de manera rápida y económica, lo mejor y lo más rápido es pintar con otro color.

Para facilitar este proceso, algunos proveedores de pinturas tienen computadoras donde se puede visualizar como se verá la combinación de colores que has escogido antes de comprar la pintura.

Aquí tienes algunos consejos para hacer este proceso más sencillo y exitoso :

 

  1. Primero que nada consigue un abanico de colores de la marca de pintura que prefieras.
  2. Escoge un color como base para todo el espacio, de preferencia claro, y utiliza uno o dos colores más que sean uno o dos tonos más obscuros que el color base, para que combinen bien.
  3. Compra solo poca pintura de cada color que piensas usar y pinta una muestra para que decidas si realmente es lo que quieres. Recuerda que el mismo color con la luz de la tienda se ve muy distinto en tu casa.
  4. A menos que quieras lograr algún efecto diferente, pinta los techos interiores de color blanco o muy claro para que reboten más luz y que no reflejen la luz del color del techo.
  5. Una vez pintado todo el interior con colores similares y de preferencia claros, si crees que falta color, pinta un muro con un color más atrevido. También puedes colocar una textura o un papel tapiz si así lo deseas.
  6. Agrega los colores de acento o las texturas un muro a la vez y así puedes repintar ese muro como estaba si no te gusta el resultado.

 

Otra sugerencia es utilizar pintura con acabado mate para los techos y muros interiores residenciales. Si no quieres utilizar mate, puedes usar un acabado de cáscara de huevo (eggshell) o un acabado satinado, pero nunca utilices pintura “semi-gloss” o brillante en los interiores de una residencia, porque el brillo resalta todos los defectos de los muros. Es preferible limpiar el muro si se mancha o repintarlo. Los acabados brillantes solo deben usarse en espacios comerciales de alto tráfico.

 

Si quieres algún elemento en alto brillo, puedes pintar por ejemplo las puertas, pero esto lo debe hacer un profesional porque se requiere equipo especial para lograr un acabado perfecto.

 

También hay diversos estudios sobre la psicología de los colores, lo cual puedes investigar para tomar una decisión más informada.

Comentarios

comentarios