El cultivo de Lúpulo en el Valle de Guadalupe

El cultivo de Lúpulo en el Valle de Guadalupe

Por Susan Monsalve

En el Valle de Guadalupe crece algo mas que sólo vino ¡cerveza! Bueno, uno de los ingredientes más importantes para su elaboración, me refiero al lúpulo.

Se trata de la planta perene trepadora concida como “Humulus Lupulus”, que crece todos los años. Con el tiempo madura más la raíz, este es un proceso en estos terruños de aproximadamente 2-3 temporadas. Esta planta en sus flores o capullos tiene lupulina que es la que le da el amargor a la cerveza.

El Valle de Guadalupe tiene el clima perfecto para el lúpulo y hoy en día la demanda de los cerveceros artesanales por este producto es fuerte, ya que un lúpulo de calidad y especialmente fresco es muy importante para lograr una buena cerveza.

Más de la experiencia

Aquí en el valle conocí a Carlos Castillo de Cervecería Costa Azul, que siembra su propio lúpulo y le pregunté ¿por qué en el Valle de Guadalupe?

“En el caso de nosotros, la sembramos en San Antonio de las Minas, pero tengo 2 amigos más que la siembran en Valle de Guadalupe y otro en Ojos Negros, solo hasta donde yo sé somos 3 lupuleros, después de haber revisado algunos archivos viejos de la agricultura, nos percatamos que a finales de los 60’s y principios de los 70’s ya se sembraba lúpulo para una cervecería grande de Tecate, con el tiempo esas siembras desaparecieron por no tener demanda en precio como cultivo y simplemente los agricultores cambiaron por otras cosechas que fueran más rentables, solo tenían 1 cliente en aquella época, pero ahora en día es todo diferente, ahora hay una gran necesidad de tener más de este producto y la verdad estamos orgullosos de que podemos obtener muy buenos resultados en la cerveza que es lo que más importa, conforme pase el tiempo tendremos más y más superficie de lúpulo en esos 3 valles. Además. casi todo se da bien aquí en Ensenada, el lúpulo aquí crece contento”.

¿Que es lo que mas te gusta de este proyecto?, añadí.

“Que lo hacemos localmente, que mi hermana Marisol y Dora son las que realmente llevan este proyecto adelante, y que la cerveza final sabe súper buena, y el público lo distingue y regresa por más, que podemos experimentar con diferentes recetas pero todas con lúpulo fresco desde agosto hasta noviembre de cada temporada y descubrir los aromas frutal, cítrico, pino, herbal, floral, amaderado … que encuentras en este lúpulo fresco y sus aceites y resinas esenciales que le dan a la cerveza amargor, aroma, sabor (combinación de aroma y gusto), estabilidad en el sabor”.

 

¡Qué interesante! Les digo que el Valle de Guadalupe no deja de sorprenderme. Los invito a disfrutar de la gran variedad de cervezas artesanales que ofrece nuestra región, disfrutarlas y degustarlas como un buen vino, imaginarnos todo el proceso y descubrir todos los aromas.

Comentarios

comentarios