Disfruta del buen comer y el qué hacer en Ensenada

Disfruta del buen comer y el qué hacer en Ensenada

Por Aracely Arce Montaño

Fotografías por Edgar Lima

Hablar de la bella “Cenicienta del Pacífico” es sinónimo de recreación, buen comer y excelencia en la elaboración de vinos entre muchas otras cosas, sin dejar pasar lo grandioso de su clima del cual se deriva el concepto BajaMed, que no es otra cosa más que la combinación de clima mediterráneo con el de esta península bajacaliforniana. Esta condición es ideal para el cultivo de la vid y su gran proliferación en el desarrollo de las artes culinarias a base de especies y hierbas marinas cultivadas en la región.

En este maravilloso puerto podemos disfrutar de eventos de gran importancia durante todo el año, desde la tradicionales “Fiestas de la Vendimia” con su concurrido concurso de paellas, verbena popular en las calles y su elegante baile de máscaras, así como eventos deportivos como lo es el paseo anual ciclista Rosarito-Ensenada, los torneos de surfeo, la carrera Baja 1000, etc. Por otra parte es ya sabido que en Ensenada se llevan a cabo una serie de conciertos musicales con artistas de talla internacional así como los conciertos de bandas locales en géneros musicales como lo son el de rock y el “Festival de Jazz” por mencionar algunos.

Por estas razones y más, cada semana Ensenada cuenta con una afluencia importante en el ramo turístico, desde visitantes extranjeros así como bajacalifornianos de ciudades vecinas como: Tijuana, Rosarito, Mexicali y Tecate. La ruta del vino, los restaurantes con chefs especializados atraídos sobretodo por la diversidad de especies marinas únicas en el mundo y que se reproducen en ambos mares de este municipio, el Océano Pacífico y el Mar de Cortés o Golfo de California, el Museo de la vid y el vino, la Bufadora, sus edificios históricos como el ex Hotel Riviera, hacen de este puerto sin duda alguna uno de los favoritos en Baja California .

Cuando visites el estado detente en Ensenada la cual te dejará con un grato sabor de boca, el buen comer, la degustación de vinos, sus playas, cultura y más … son el pretexto perfecto para desconectarte de tu rutina, déjate llevar por el ritmo de su oleaje y el misterio de su neblina.  

 

Comentarios

comentarios