Bordofarms, esperanza en la frontera

Bordofarms, esperanza en la frontera

Por Brenda Colón Navar

Bordofarms es una muestra clara de que cuando se tienen las ganas, los proyectos se hacen una realidad. Aquella idea que naciera en el seno de un grupo de jóvenes líderes hoy ha llamado la atención del mundo entero por abordar la problemática de los deportados, sector de la población que durante años ha sido uno de los más vulnerables de Tijuana.

Con apariciones en medios regionales, nacionales y extranjeros, la iniciativa ha sorprendido por haber emanado de la propia ciudadanía. Este gran grupo de voluntarios ha trabajado incansablemente (y lo sigue haciendo) para consolidar una respuesta al problema, utilizando sus propios medios.

La chispa de Global Shapers Tijuana

Fue hace algunos meses cuando el “Foro Económico Mundial” se acercó a Miguel Marshall, un joven emprendedor que se ha empeñado en convertir a esta frontera en una ciudad innovadora con proyectos de tecnología, apoyo a nuevas iniciativas y demás.

Tal invitación consistía en: conformar el grupo “Global Shapers Tijuana” y crear un proyecto que ayudara a transformar la ciudad, el que a su vez sería parte de la iniciativa mundial “Global Shapers” con presencia en más de 400 regiones de los cinco continentes. En ese entonces Miguel Marshall se convirtió en el fundador y curador del grupo local.

Al crear el equipo tijuanense, se buscó aterrizar un primer proyecto y rápidamente “fijaron sus ojos” en aquellas personas que son deportadas de los Estados Unidos, y que al no contar con papeles que los pudieran identificar, además de haber perdido a sus familias, optaban por quedarse a vivir en condiciones infrahumanas, a las orillas del canal del Río Tijuana, región conocida como “El Bordo”.

¿Por qué apoyar a este sector?

“La falta de infraestructura y apoyo para los deportados mexicanos es una de las problemáticas más fuertes de Tijuana”, comenta Miguel Marshall. Aunque anteriormente se habían realizado algunos esfuerzos, era necesario idear un proyecto que contemplara diversas áreas como atención psicológica, proyectos que generaran empleos y medios para que los deportados volvieran a su ciudad de origen: así, llegaron propuestas a la mesa.

Miguel Marshall conoció de un proyecto de huertos verticales que se convirtió en una gran fuente de empleos, de tal manera que sugirió repetir la acción con los habitantes del canal.

Poco después de que el grupo “Transición Tijuana” experto en huertos urbanos se sumara al proyecto iniciaron las labores de Bordofarms : el 17 de enero del 2015 se instalaron 30 cajas de cultivo con la participación de varios voluntarios.

Adicciones, problemas psicológicos, falta de empleo, falta de interés y más fueron algunos de los problemas que Global Shapers Tijuana encontró al llegar al canal pero que no se convirtieron en un freno, al contrario.

Con visitas diarias se ha logrado una gran concientización de la comunidad, 28 deportados ayudaron en la construcción de las cajas de cultivo y 10 de ellos continúan en el proyecto ya que se les han impartido talleres de oficios, terapias psicológicas, se les lleva alimento, cuentan con refugio y ahora tienen una perspectiva diferente de la vida, se les entregaron credenciales y se les conoce como “bordofarmers”.

Un cambio en proceso

A pocas semanas de iniciar actividades, Bordofarms creó dos empleos formales y uno de los beneficiados volvió a su ciudad de origen después de 19 años. “Se sintió convencido de que tenía algo que aportar a su casa” comenta Miguel mientras habla del impacto que ha tenido el proyecto en los involucrados.

Después de que muchos pensaran que el proyecto estaba en peligro cuando las autoridades municipales y federales demandaron la salida de “El Bordo” , hoy Bordofarms cuenta con una nueva ubicación y continúa con sus actividades, desde el pasado 14 de marzo radican en el bordofarm móvil en espera de un sitio definitivo en la zona centro de la ciudad .

Esta nueva ubicación les acercó más al problema, también brindó más seguridad y eficiencia preventiva a la iniciativa, con esto nos referimos a ayudar a quienes vienen llegando a la ciudad. La intención es que al involucrarles en el proyecto se les brindan los medios para reintegrarse a la sociedad antes de que su situación personal empeore.

“Gracias a las problemáticas están surgiendo nuevas oportunidades y las estamos tomando” señala Miguel Marshall, al enfatizar cómo ha madurado el proyecto desde que fuera concebido.

¿Qué pasa con lo que cultivan los bordofarmers?

Al día de hoy algunos de los huertos urbanos ya han dado frutos, con ello los bordofarmers elaboran sus propias comidas y también agradecen a quienes han apoyado el proyecto, pero esto es algo temporal. La idea es crear un huerto de producción masiva donde los frutos se venderán a la comunidad, generando empleos e ingresos, además de fondos para la comunidad de deportados.

A pesar de que “Bordofarms” es una iniciativa de Global Shapers Tijuana, su crecimiento le ha llevado a crear su propio equipo de trabajo, por lo que una vez consolidado el proyecto continuará de manera independiente, apoyado por la institución que le creó y otras. Mientras tanto Global Shapers Tijuana bajo la dirección de un nuevo curador, que será elegido en los próximos meses, se enfocará en otro proyecto de beneficio a la ciudad.

“Bordofarms es un proyecto de todos, un proyecto de la ciudad”, menciona Miguel Marshall al recalcar lo impresionante que ha sido la respuesta de la ciudadanía. Comentó que varios voluntarios se habían sumado aún sin ser parte de Global Shapers, estas personas tomaron liderazgo en el proyecto y hoy en día el equipo sigue creciendo. “Ni todo el dinero ni todo el entusiasmo podría dar una solución inmediata y definitiva, es un proceso donde se tienen que hacer alianzas con toda la ciudad de Tijuana e incluso San Diego” agrega el joven líder.

Para ser parte de Bordofarms los interesados pueden solicitar informes escribiendo a info@bordofarms,org , en su página de Facebook y acudiendo a las instalaciones de HUB STN en el centro de Tijuana, también se cuenta con un perfil en indiegogo.com para donaciones monetarias. Otra opción es llevar donativos en especie e inscribirse como voluntarios en las próximas actividades.

Comentarios

comentarios