Adelgaza comiendo grasa

Adelgaza comiendo grasa

POR OSWALDO ACOSTA

Se lee algo extraño, pero es el plan de alimentación que está acabando con los mitos y paradigmas que se nos habían inculcado en el pasado en relación al consumo de grasas.

La dieta cetogénica cada vez es más popular y aceptada por muchos científicos y médicos, por los excelentes resultados que se reflejan en sus pacientes tanto en salud como en pérdida de peso. Y es que cuando no hay ingesta de azúcar y carbohidratos, el cuerpo busca en la grasa su combustible alternativo por medio de cuerpos cetónicos.

Es importante mencionar que esto no es una moda, ya que así se alimentaron los seres humanos durante millones de años.

Esta información pareciera contradictoria con lo que siempre se nos había recomendado, pero tiene su explicación.

¿Cómo se alimentaban en el pasado?

La agricultura y la ganadería se inventaron hace sólo unos 10 mil años atrás en la historia evolutiva del hombre, y hasta entonces, durante cientos de miles de años, los humanos cazaban y recolectaban lo que tenían a la mano.

Una buena temporada de caza permitía estar un tiempo alimentándose casi exclusivamente de carne, y una mala época les obligaría a tener que conformarse durante meses con bayas, frutas, raíces y otros vegetales. Y es muy probable que esas variaciones se intercalaran con importantes periodos de carencias y necesidad.

Obliga a tu cuerpo a tomar energía de la grasa y no de los carbs

El metabolismo humano tiene diferentes rutas para obtener la energía que necesita, y la más fácil y directa es la que transforma los carbohidratos en glucosa. Pero lo que hace dieta cetogénica, es que ‘obliga’ al organismo a entrar en cetosis, es decir, a utilizar la grasa en vez del glucógeno para mantenerse vivo.

La dieta cetogénica fue diseñada en 1923 por el Doctor Russell Wilder en la Clínica Mayo para el tratamiento de la epilepsia. En ella se restringe al máximo la ingesta de alimentos que acaban convertidos en glucosa, ricos en harinas, féculas y azúcar, y promueve las hortalizas y frutas con menos hidratos, como lechuga, espinacas, espárragos, aguacate, tomate y calabacín, así como la alta ingesta de grasas saludables tanto animales como vegetales. Aunque el modo más eficaz de entrar en cetosis es el ayuno intermitente, este programa lo logra reduciendo la ración de carbohidratos por debajo de los 20 a 50 gramos al día.

Una vez agotadas las reservas de glucógeno en el organismo (lo que suele ocurrir al cabo de cinco a siete días con esas restricciones), nuestro cuerpo pone en funcionamiento el ‘plan B’: la grasa de la dieta es transformada en el hígado en los llamados ‘cuerpos cetónicos’, que sirven de combustible para las células. Una vez en cetosis, el cuerpo quema con gran facilidad la grasa que ingiere, como la que el cuerpo acumula como reserva, y se pierde peso de manera natural.

Acostumbrados a satanizar a las grasas, muchos no acaban de creerse todo esto, pero lo cierto es que cada vez más expertos advierten de que el verdadero enemigo, el auténtico causante de la epidemia de obesidad que azota el mundo, son los alimentos procesados ricos en azúcares y harinas (que acaban convirtiéndose en lo mismo: glucosa en el organismo), y no los lípidos. Según los estudios, las dietas cetogénicas o muy bajas en carbohidratos suelen ser más eficaces que otras para perder peso a corto y mediano plazo.

Algunos efectos secundarios positivos

La dieta cetogénica puede producir efectos secundarios molestos durante los primeros días, hasta que el cuerpo se adapta a la nueva ruta metabólica, como son: dolor de cabeza, mal aliento, mareos, náuseas, estreñimiento, disminución del rendimiento deportivo e irritabilidad. Pero superando esta etapa apoyada y supervisada por un experto en el tema, llegan todos los beneficios.

Cuáles son los beneficios al llevar una dieta cetogénica:

  • Pérdida de Peso
  • Mayor Enfoque y Concentración Mental
  • Aumento de la Energía
  • Eliminación del Acné
  • Desinflamación
  • Control del Azúcar en la Sangre
  • Control del Colesterol, Triglicéridos y Presión Arterial
  • Control de la Epilepsia, Alzhéimer, Autismo, Cáncer, entre otras.

Si tú que estás leyendo este artículo, tienes interés en saber más detalles sobre como iniciar este plan de alimentación cetogénico y recibir asesoría personalizada en línea para que se te lleve de la mano paso a paso en la materia, te invitamos a ingresar a la página www.clubcetogenico.com

*El autor es Creador y Fundador del Club Cetogénico

Comentarios

comentarios