6 secretos de una nutricionista para mantener la línea sin dieta

6 secretos de una nutricionista para mantener la línea sin dieta

6 secretos de una nutricionista para mantener la línea sin dieta

Podrás leer miles de cosas por internet, escuchar comentarios de aquella tía más querida o de tus amigas cercanas, pero nunca has escuchado la opinión de una persona profesional para mantener la línea de tu cuerpo ¡sin dieta! Bueno, nosotras hemos decidido compartirte seis secretos de una nutricionista para cuidar tu cuerpo, sin necesidad de restringir tu alimentación. ¿Quieres saber cuáles son?

Cambia tus hábitos

Aunque no hagas dieta, si sigues con aquellos malos hábitos de estar acostada la mayor parte del tiempo, comer frente al ordenador o acceder a tus antojos, será difícil mantener la línea. Tienes que comenzar por cambiar tus hábitos no saludables para cuidar mejor tu cuerpo. Los nutricionistas afirman que en cuanto cambies tus hábitos alimenticios y adoptes unos más saludables, tu peso va a cambiar. Lo mejor es que te concentres en cambiar un solo hábito cada semana. Si quieres cambiar todos tus hábitos de golpe en tan solo siete días, será una tarea imposible. Piénsalo, por ejemplo: para bajar de peso necesitas dormir ocho horas, tomar mucha agua y realizar actividad física, entre otras cosas. Comienza por lo más pequeño y lo más fácil, después conviértelo en un hábito y notarás que tu cuerpo se mantendrá en línea.

Camina un poco más

Es hora de abandonar el coche y caminar un poquito más para mantener tu cuerpo en línea. En vez de ir al trabajo en auto, mejor opta por el transporte público, baja unas cuadras antes y camina el resto del camino. También aplica si vas a la escuela o al gym. También puedes optar por ir en bicicleta ya que cuenta como una actividad física. Además, estarás ayudando a cuidar el ambiente; ¿no crees?

Deja de contar las calorías

¡No te sirve para nada! Es mejor centrarse en las sensaciones y reconocer si sientes apetito en vez de restringir ciertos alimentos. Como dicen los nutricionistas: “Si no tienes hambre, entonces no necesitas comer y si ya quedaste satisfecha, no deberías seguir comiendo”.

Transforma tu entorno

Es una buenísima idea para comer más saludable y ser un poco más productiva en casa. Por ejemplo: esconde la comida chatarra. Además, limpia tu área para que haya más espacio para hacer ejercicio, saltar la cuerda o meditar, etc.

No te excedas con la comida

¡Jamás! Cómo lo he mencionado antes, si has quedado satisfecha, no existe la necesidad de comer más comida. Come hasta percibir la sensación de saciedad. Solo recuerda que tu cerebro tarda 20 minutos en registrar la sensación de estómago lleno, así que mastica cada bocado lentamente. Si comes demasiado rápido, los receptores químicos no tendrán tiempo de comunicarse apropiadamente y tu cerebro no sabrá que ya comiste.

Nunca te prives de comer

Aunque no hagas dieta, tampoco te beneficia dejar de comer para bajar de peso. Tu cuerpo necesita energía para realizar todas las actividades diarias. Así que una buena idea es proporcionarle alimentos de buena calidad. Entre más colorido sea tu platillo, estarás dándole a tu cuerpo gran diversidad de nutrientes. Si restringes tu alimentación a alimentos de un solo color, tendrás una dieta deficiente. De esta forma, será imposible que pierdas peso porque no estarás recibiendo todos los nutrientes que necesitas.

Cortesía y derechos:YoAmoLosZapatos.com

Comentarios

comentarios