10 consejos para ser tu propio Health Coach empezando 2018

10 consejos para ser tu propio Health Coach empezando 2018

GASTRONOMÍA

 

POR ANA LAURA MARTÍNEZ GARDOQUI

¿Quién puede resistirse a las delicias de las fiestas navideñas; a los postres de la época, o a tomar unas copas entre semana? La respuesta es sencilla: nadie, por lo que es lógico subir de peso. Llega enero y con ello la resolución de una vida saludable, en la que los remordimientos no tienen cabida; hay que poner manos a la obra.

Aquí algunos consejos de Health Coaches que considero te ayudarán a deshacerte de los kilitos culposos.

 

Puedes comenzar con un detox breve para depurar.

  1. Elige seguir una dieta saludable porque te quieres y te respetas, en lugar de ponerte en un régimen restrictivo de adelgazamiento, ya que esto causa un estrés al cuerpo. Preocuparse constantemente por lo que se come, contar calorías, y perderse del placer de comer, causa estrés.
  2. No suprimir el placer de comer. Éste nos hace sentir vivos, así que sentir placer por la comida saludable es vital, no te castigues.
  3. Elige el mundo vegetal, que es más amplio que las frutas y verduras, e incluye semillas, frutos secos, cereales integrales y leguminosas. Estos alimentos tienen que recuperar su protagonismo en la dieta.
  4. No hay alimentos prohibidos, lo que se requiere es tener en mente cantidad y calidad de alimentos. ¡No cuentes calorías! Muchas veces se deja de comer grasas necesarias o proteínas.
  5. Regresa a los horarios y a la planificación, para que efectivamente tengas una buena alimentación, traducida en buena nutrición.
  6. Reincorpora el agua como tu mejor aliada. Por el clima de invierno, la mejor manera es hacerlo a través de tisanas y té verde.
  7. ¡Vuelve al ejercicio! Hay que actualizar la maquinaria para que las articulaciones, músculos, y huesos vuelvan a tonificarse y a recuperar su forma.
  8. Somos cuerpo y espíritu, y es aquí donde de manera consciente es importante que estén conectados estos dos cuerpos. Es importante meditar, respirar, y hacer mindfulness para estar en armonía y equilibrio.
  9. Revisa tus relaciones, ya que muchas veces una relación disfuncional impide de manera inconsciente., vivir en salud. Si das amor, recibes amor, y esto es fundamental para tu salud y tu felicidad.
  10. Somos seres individuales. Lo que a mí me funciona a ti puede no funcionarte. Tenemos necesidades particulares y características distintas: estado de salud, lugar donde vives, gustos, historia, cultura y genética, lo que se llama: Bioindividualidad.

Te invito a hacer un viaje a tu interior para conocer realmente qué alimentos te funcionan y cuáles no, siempre optando por los alimentos integrales, frescos, naturales, y de ser posible orgánicos.

 

Marc David, Fundador del “Institute for the Psychology of Eating” dice:

 

“Tu cerebro cognitivo nunca va a ser más astuto que tu cerebro, no por falta de fuerza de voluntad, sino porque así es como estamos conectados para sobrevivir. En lugar de perder mucho tiempo engañando a tu cuerpo, a expensas de tu sistema nervioso central o de la salud, lo puedes trabajar con su funcionamiento natural. Puedes darle a tu cuerpo un flujo constante de alimento placentero para que pueda proporcionarte energía y vitalidad. Mantener una corriente constante de nutrientes mantiene tu azúcar en la sangre estable, te da capacidad de concentración y claridad mental. Además, si aprendes a comer saludable sin morirte de hambre, tomas decisiones más inteligentes y conscientes sobre qué alimentos comer o no y en qué cantidades.”

 

Hamburguesas Veganas de Lentejas

  • Lentejas Cocidas                     1 taza
  • Zanahoria Cocida                  1 pieza
  • Cebolla Salteada                    ¼  pieza
  • Harina de Garbanzo            Cantidad suficiente
  • Pan Rallado                               Cantidad suficiente
  • Sal, Pimienta                            Cantidad suficiente
  • Orégano, Ajo, Perejil           Cantidad suficiente
  • Aceite Vegetal                         Cantidad suficiente

                                    

  1. Poner las lentejas, la zanahoria y la cebolla en un procesador de alimentos, y obtén una pasta. Vacía la mezcla a un bowl, y agrega la harina de garbanzo, el pan y los condimentos, y empezar a formar las hamburguesas.
  2. Pueden cocinarse a la plancha o en el horno.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios