Meli Espinoza hace de las adversidades su fortaleza

Meli Espinoza hace de las adversidades su fortaleza

 

Madre de tres hijos y dichosa abuela de dos nietos, la militante del partido Morena, comparte algunas experiencias que la han forjado

 

Por Janet S.

 

Conocida cariñosamente entre la comunidad como Meli Espinoza, María del Carmen Espinoza Ochoa, vive uno de los momentos más importantes de su vida como mujer al estar rodeada de una familia sólida que la inunda de satisfacción y amor, al mismo tiempo que se entrega a su compromiso profesional como Síndica Procuradora en la actual administración municipal.

Madre de tres hijos y dichosa abuela de dos nietos, la militante del partido Morena, Meli Espinoza dedicó un espacio en su apretada agenda para compartir algunas experiencias de vida que la han forjado como una mujer de recio carácter, disciplinada y comprometida con diversas causas sociales.

 

¿Qué experiencias de su infancia impactaron en su vida para llegar a ser la mujer que hoy conocemos?

Yo nací cerca de Navolato, Sinaloa y la sensibilidad social que tengo proviene en mi caso porque soy de un pueblo pequeño, eso me conectó mucho con la gente humilde, la gente necesitada. Me impulsa el haber experimentado lo que es no poder salir adelante en tu lugar de origen y tener que migrar para mejorar, dejarlo todo, a tu familia, todo. Estas raíces me permiten aportar soluciones, porque conozco los problemas, los he vivido.

Creo que para todas y cada una de las mujeres que venimos de familias tradicionales, religiosas o sobreprotectoras, nos cuesta más despegarnos del núcleo familiar en el sentido de que nuestros padres siempre nos ven como alguien a quien deben proteger, y cuando sales de ese entorno te enfrentas a una ley de la selva donde si quieres superarte debes duplicar los esfuerzos.

De la adversidad he aprendido a tomarla como una fuerza que me impulsa a llegar a mi meta y eso lo aprendí en casa, fue el ejemplo que vi en mis padres.

 

¿En qué momento descubre el interés por participar en la vida pública?

Fue una decisión personal, movida por las injusticias que se viven en las áreas laborales.

Yo he enfrentado situaciones de acoso, de sobrenombres o apodos por ser una mujer de mucha disciplina y entrega, soy muy apasionada, cuando acepto una tarea o un reto no descanso hasta obtener los resultados que busco.

Soy una persona que desde muy joven vio de cerca las injusticias y decidí actuar, hacer algo.

 

¿Qué le une a Tijuana?

A Tijuana me trajo una necesidad, al igual que a muchas personas que somos migrantes y vimos aquí una esperanza.

La mayoría de las personas que llegamos aquí vemos a Tijuana como una madre que nos recibe con los brazos abiertos, por ello en agradecimiento debemos contribuir en algo y yo quiero trabajar para cambiar la mala imagen que se le ha dado a la ciudad, quiero que Tijuana sea reconocida por sus virtudes.

Con el tiempo he visto cómo por encima de ser una ciudad que lo tiene todo, hay grandes necesidades que atender. Sé que en Tijuana hay mucha gente trabajadora, de bien, con ganas de salir adelante y de contrarrestar todo lo negativo que la azota.

Como mujer ¿qué retos ha enfrentado dentro de su crecimiento?

Yo llegué a Tijuana a la edad de 31 años, con tres hijos pequeños, recién había fallecido mi esposo. Debí enfocarme en trabajar para sacar adelante a mis hijos y aunque tuve temor en su momento, aprendí a vencerlo.

Creo que la vida me preparó para enfrentar esta situación, no soy una persona de excusas o inseguridades, así que tuve que tomar decisiones para mejorar mi vida y salir adelante. No me permití dudar de mi capacidad para salir adelante de una manera ejemplar, ese ha sido mi mayor reto y estoy muy satisfecha de lo que he logrado.

Ya mis hijos son adultos, personas de bien que me han dado dos hermosos nietos. Hoy mis retos son distintos, gracias a Dios mi situación familiar es estable y positiva.

Ahora estoy enfocada en lograr otros objetivos.

¿Cuál considera que es la mayor lección que le ha dado el ser servidora pública?

Hoy en mi ejercicio profesional, desde el cargo público que se me ha encomendado, he enfrentado principalmente la violencia laboral, y no hablo de género porque incluso de mujeres he recibido agresiones.

El decidir aportar desde ciertas áreas te compromete a cumplir con las labores que se te asignan, ya en la marcha vas conociendo realmente quién es quién.

Ha sido difícil la toma de algunas decisiones, porque en mi caso los señalamientos son contra funcionarios, son sanciones hacia quienes tienen un compromiso con el pueblo.

Confío en que la vida y las circunstancias ponen a cada quien en el lugar que merece.

La sindicatura procuradora me ha ayudado a conocer la parte interna del Ayuntamiento, donde están los focos rojos de las delegaciones y las paramunicipales. El programa de Sindicatura en tu Colonia me ha permitido conocer la parte social, olvidada por muchas administraciones. Las necesidades son muchas, pero creo que este año y medio de trabajo me ha dado un diagnóstico exacto para poder acabar con ese terrible cáncer que es la corrupción y el mal manejo de los recursos públicos.

 

 

¿Qué implica cuidar el buen manejo del patrimonio de los tijuanenses?

Cuando tuve todo el apoyo para estar como contrapeso en la gestión municipal actual me sentí muy comprometida, porque es un asunto por el que nuestro presidente Andrés Manuel ha trabajado desde siempre, es colaborar para sacar adelante los municipios y los estados.

La figura de la Sindicatura se tuvo por muchos años para solapar y cubrir actos de corrupción, daban todo por aprobado, no había trabajo de revisión, ni señalamientos. Hoy eso es cosa del pasado. A cada persona de mi equipo lo elegí por sus capacidades, su profesionalismo, honorabilidad y principalmente que pertenecieran a mi partido, así conformé las siete direcciones que tengo a mi cargo, es un equipo donde se exige trabajo constante y de alto nivel, con entrega y afecto por cuidar el patrimonio del pueblo, el objetivo es entregarnos al objetivo de sanear la administración pública.

 

¿Qué le motiva para ir por la alcaldía de Tijuana?

Mi propósito es trabajar para abatir la corrupción, uno de mis ejes es la transparencia, atacar el deterioro social y la inseguridad, es prioridad atacar la desigualdad social, si se atiende la marginación, se podrá avanzar en las demás áreas por consecuencia.

La parte medular es la atención a la comunidad. Quiero trabajar de la mano con el sector empresarial para salir juntos adelante, con o sin pandemia. Tenemos la oportunidad de impulsar las fortalezas de una ciudad como esta.

La sindicatura procuradora me ha ayudado a conocer la parte interna del Ayuntamiento, donde están los focos rojos de las delegaciones y las paramunicipales. El programa de Sindicatura en tu Colonia me ha permitido conocer la parte social, olvidada por muchas administraciones. Las necesidades son muchas, pero creo que este año y medio de trabajo me ha dado un diagnóstico exacto para poder acabar con ese terrible cáncer que es la corrupción y el mal manejo de los recursos públicos.

Cuando hay voluntad no importan las adversidades, si bien será una labor ardua podremos ver los resultados en un plazo razonable.

¿Qué consejo podría compartir con quienes nos leen?

A mí me gustaría decirles nunca se limiten, que vean siempre con una actitud positiva los cambios que se les presenten, que siempre tengan en mente que por encima de las adversidades hay esperanza, y que para poder crecer como ser humano es necesario enfrentarse con problemas que nos den lecciones, la vida no es color de rosa, tiene matices. Trabajen para salir adelante y convertir sus vivencias en experiencias enriquecedoras.

 

La mayoría de las personas que llegamos aquí vemos a Tijuana como una madre que nos recibe con los brazos abiertos, por ello en agradecimiento debemos contribuir en algo y yo quiero trabajar para cambiar la mala imagen que se le ha dado a la ciudad, quiero que Tijuana sea reconocida por sus virtudes

 

EN BREVE…

Fecha de cumpleaños: 6 de agosto

Signo zodiacal: Leo

Frase inspiradora: “En la vida solo existen dos cosas: los resultados y las excusas. Y las excusas no valen”. Séneca

Libro favorito: “No decirle adiós a la esperanza” de Andrés Manuel López Obrador

Platillo preferido: pescado zarandeado y pollo al pesto

Pasatiempos: meditar, orar, leer, practicar kickboxing, escuchar música Celta

Persona que admira: Jesucristo, Andrés Manuel y a mi madre

Mayor anhelo: en este momento que mi madre recupere la salud y, en lo profesional, que Tijuana sea una ciudad conocida por sus virtudes y no por sus fracasos.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta