¡Come bien, Corre bien y Vive Mejor!

Por Arlene González

Leyendo uno de mis libros favoritos: “Corre sin Limites”, he aprendido mucho para mi vida de corredora y para mejorar mi nutrición. Además, siguiendo los consejos del entrenador de este libro, he llegado a cambiar aun más mi estilo de vida hacia uno mas saludable.

Cuando correr se une a una buena alimentación creas un mejor estilo de vida, y eso a su vez crea un mejor entorno. Por ello quiero compartir contigo algunos consejos que te ayudarán a ser mejor corredor.

Te comparto antes, que en mis planes de corredora, quiero ir a correr a la sierra Tarahumara y aprender mucho más de ellos, ya que los Tarahumaras tienen una muy buena nutrición. Mientras nosotros consumimos barras energéticas, ellos consumen: pinole, maíz tostado y tortillas de maíz en los entrenamientos. Maíz, frijoles, nueces, calabacitas, chiles, frutas silvestres y semillas de chia, y esporádicamente carne de chivo, pollo o pescado. Esta alimentación es suficiente para sus increíbles hazañas de resistencia. Su dieta es baja en azúcares y colesterol, y alta en fibra, carbohidratos complejos, vitaminas y otros nutrientes.

Nosotros tenemos la capacidad de elegir qué comer, y si queremos tener una buena condición, mejor salud, estar delgadas y tonificadas, tenemos que estar dispuestas a hacer cambios para que esto ocurra .

Debemos ser coherentes con nuestros objetivos. La constancia produce los rendimientos mas altos. Toma los alimentos correctos de manera consistente y notarás la diferencia. La alimentación tiene un efecto acumulativo, al igual que la forma correcta de correr.

Existen tres cosas importantes que tomar en cuenta para que podamos rendir mejor y ser mas saludables:

1. Consumir muchas frutas y verduras (orgánicas mejor). Los carbohidratos (los correctos) al igual que las grasas, son nuestra fuente principal de energía. Nos ayudan a un buen funcionamiento de los músculos, hígado, cerebro y sistema nervioso, y si son ricas en fibra a nuestro tracto digestivo le va de maravilla. Es importante obtener estos carbohidratos de las frutas o verduras, y no de los alimentos refinados o procesados.

2. Las porciones de proteína, ya sea vegetal, carne magra o de pescado deben de, no ser más grandes que la palma de tu mano. La proteína promueve el crecimiento y la reparación de los tejidos, y proporciona la materia prima de los músculos.

3. La grasa es esencial para absorber las vitaminas y proteger los órganos mas importantes, y también es fuente de energía y nos da una sensación de saciedad. Ojo: es importante que consumamos la grasa correcta, y entre más natural mejor, como: los aguacates, las nueces, aceite de coco entre otros.

Bueno recuerda que en realidad ese dicho tan trillado tiene razón Eres lo que comes, pero nunca es tarde para empezar. Yo apenas voy en ese camino, y siento que lo importante es: iniciar, tener la disciplina, y el amor por uno mismo.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta