17 aniversario de Culinary Art School

17 aniversario Culinary Art School

Regresará a los fogones con un cambio de minset

 

“La pandemia ha hecho prioritario darle lugar preferente a la educación en salud ofreciendo a través de un programa académico, la autogestión a la salud alimentaria”

 

POR ANA LAURA MARTÍNEZ GARDOQUI

Ahora más que nunca se necesitan celebraciones para levantar el ánimo y darnos la esperanza de un mañana.

Sin duda estamos viviendo tiempos únicos, históricos, con retos a todo nivel: planetario, personal, social, familiar, de conexión, y que muchas veces sobrepasan nuestras capacidades para afrontarlos.

Sin embargo, es aquí donde surge desde el interior ese valor, esa fuerza que podemos llamar resiliencia y fe de que esto pasará, siempre y cuando como humanidad aprendamos con  conciencia y  trabajo alineados a la naturaleza, que es la que no perdona.

Al menos esto es lo que pensamos en Culinary y es en lo que estamos trabajando. En sembrar temas impensados como: abrazar el cambio con actitud, enfrentar desafíos, vulnerabilidad, autocrítica, empatía, coresponsabilidad para ir en transición hacia el Culinary que demandan los tiempos por venir.

 

Seguimos en pie de lucha

El reto en definitiva para Culinary, en su cumpleaños número 17, es seguir dando la batalla por nuestros jóvenes estudiantes a quienes les pertenece el futuro de la culinaria local. ¿Cómo? como muchos, ¿con qué? con lo que tenemos que es un espíritu que nos inspira a seguir adelante a pesar de los pesares. Con un equipo humano  en donde las respuestas a la crisis han sido tan diversas, como las huellas digitales de cada uno.

Asi que haciéndonos amigos del miedo y la incertidumbre, pero firmes, al trabajar con las prioridades mundiales que hoy son parte vital en nuestros desafíos, seguimos en pie de lucha.

 

Cumpliendo todas las normas, pero yendo más allá

Seguir los protocolos de seguridad, sanitizar, es indispensable para todos, pero no será suficiente sin el conocimiento de la importancia de la salud a través de la alimentación, que es valor número uno. Sin salud sabemos que no hay nada más.

Y además de la salud física, la emocional, de conexión más profuda con las bases de las cocinas de México,  por ello seguimos con nuestra vocación de educación hacia la comunidad a través de webinars.

Y en cuanto a los programas al interior de la institución hay una fuerte vocación hacia la educación y concientización de la salud a través de los alimentos y la conciencia plena, preguntándonos:  ¿Qué deberíamos comer y cocinar? Respondiendo no sólo desde la necesidad, el arte, la técnica, la tradición o el gusto por hacerlo, también desde las implicaciones más profundas como la salud del planeta.

Estamos frente a un cambio de paradigma en la cultura alimentaria; Culinary volverá a los fogones con un cambio de mindset que estamos seguros será acogido con buenos ojos.

La pandemia ha hecho prioritario darle lugar preferente a la educación en salud y es así como celebramos el aniversario de Culinary, ofreciendo a través de un programa académico, la autogestión a la salud alimentaria, con dos programas por el momento ya activos y otros más por venir.

 

  1. WELLNESS basado en los 6 pilares de la salud.

Permite al cuerpo protegerse y sanarse a sí mismo a través de elecciones de estilo de vida saludables. Este programa educa, guía y apoya los cambios de comportamiento positivos.  Centra su atención en la nutrición óptima basada en la evidencia, manejo del estrés, sueño y actividad física. Alienta la participación activa. Se analizan las causas subyacentes de las enfermedades relacionadas al estilo de vida, y se considera el entorno del hogar y la comunidad.

“Si el mundo pudiera cumplir con las pautas dietéticas marcadas por la OMS, esto salvaría millones de vidas, reduciría el riesgo de enfermedades y reduciría en gran medida las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero”. Esto lo apoyamos con un taller de alimentación basado en plantas.

 

  1. Reducción de Estrés Basado en Atención Plena o Mindfulness

En donde invitamos a tomar conciencia de cómo nos relacionamos con el estrés, ya que la forma como nos tomamos las dificultades realmente determina cómo las vivimos. En otras palabras: no podemos evitar el estrés, pero sí podemos aprender a verlo con otros ojos, con lo cual podemos evitar o disminuir gran parte de sus efectos negativos.

Además seguimos con los desafíos de continuar con los talleres presenciales para nuestros estudiantes. Hemos querido aportar a la sociedad momentos de esparcimiento y conocimiento del vino a través de varios cursos gratuitos y Webinars.

 

¡Un brindis a la salud de cada uno de ustedes, queridos lectores!

 

Agradecemos en estos 17 años a toda la comunidad, y los invitamos a sumarse al movimiento de sistemas alimentarios saludables y sostenibles, empezando por los consumos conscientes, pues ello determinar la calidad de vida y la posibilidad de sentir mayor bienestar, conexión, esperanza y paz incluso en medio de la tormenta.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta