¿Qué implica vivir sanamente la navidad en familia?

¿Qué implica vivir sanamente la navidad en familia?

Por Ary Tamayo

¿Te has percatado que la Navidad para niños puede ser la época más esperada?

Es importante la época navideña, sin embargo no podemos permitir que se torne una época preferencial para nuestros niños única y exclusivamente por cuestiones materiales. Igual o más importante es el inculcar el valor de la convivencia familiar, el poder disfrutar la dicha de su compañía y juntos compartir no sólo una rica cena, sino también que sea un momento en que podamos compartir experiencias, alegrías y amor.

Esta labor dependerá mayormente de los padres, debido a que a través de esta celebración apoyamos al desarrollo de valores tales como: la unión, respeto, tolerancia, agradecimiento, amor, reciprocidad, solidaridad, entre otros.

En esta época es donde se transmiten tradiciones familiares y culturales. Dependiendo la edad de nuestros peques se vive de manera muy particular la temporada navideña. Por ejemplo, los más pequeñitos, se enfocan en la novedad, colores, brillos, etc; otros, en la recepción de los presentes, sin dejar de lado los que interactúan en el seno familiar, especialmente en estas fechas.

Es importante involucrar a los niños desde los preparativos de la celebración, hacerlos partícipes de la decoración se convierte en una experiencia gratificante y motivacional para recibir la Navidad, logrando tener expectativas y fantasías referentes a ella. Debido a esto, cuando un niño se involucra en la celebración, se siente con mayor proximidad o acercamiento y pertenencia hacia su grupo familiar.

La importancia de que los niños compartan la Navidad en familia no sólo radica en el hecho de recibir regalos, es una época en que los pequeños esperan recibir demostraciones de cariño y afecto, y compartir momentos inolvidables con sus seres queridos.

El disfrute del creer, según la cultura, en el Niño Jesús o en Santa Claus, ofrece al niño un sentido de amor y reconocimiento espiritual que le aportan un significado más profundo a los regalos recibidos. Por lo tanto, no tiene deudas de gratitud, ni exigencias de comportamiento y todo depende de la enseñanza en valores que los adultos significativos brinden al niño con respecto a la valoración del regalo.

Puede considerarse para los padres una época de estrés, debido a los preparativos que la preceden y a la dificultad de reunirse o cumplir con los requerimientos o expectativas de nuestros niños, ya no digamos la carga económica en la que se convierte la navidad para la mayoría.

Por lo tanto, conviene tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales que nos permitirán como padres de familia disfrutar sanamente la época navideña y crear la atmósfera adecuada en nuestro hogar:

  • Evitar extralimitarnos en cuestión de gastos.
  • Realizar única y exclusivamente promesas que puedan ser cumplidas.
  • Fomentar los valores.
  • Involucrar a los miembros de la familia en los diversos preparativos.
  • Dejar de lado factores estresantes y de tensión.
  • Crear un ambiente de celebración, a través de conversaciones, bailes y actividades o juegos familiares.

Tomando en cuenta estas sencillas sugerencias seguramente disfrutarán y no sufrirán estas épocas decembrinas, ¡Que tengan todos una muy feliz navidad y un 2015 fabuloso!

 

La autora es Psicóloga Infantil y de adolescentes en DASFE Grupo Psicológico (664) 681 4392

 

Comentarios

comentarios