Me hincho en lugar de bajar

Me hincho en lugar de bajar

Me hincho en lugar de bajar

POR REDACCIÓN SALUD ACTUAL

 

¿Te ha pasado que cuando más ejercicio estás haciendo, en lugar de bajar, sientes que engordas y que te ves hinchada? ¿Por qué nos hinchamos al hacer ejercicio?

Lo que sucede es que cuando empezamos a hacer ejercicio, o tenemos tiempo que no hacíamos y queremos volvernos a poner en forma, o aumentamos el nivel de entrenamiento, nuestro cuerpo reacciona y provoca que en un principio nos hinchemos. Aquí algunas razones:

  1. Falta de Agua / Retención de líquidos

Al hacer ejercicio sudamos y perdemos no solo agua, sino también sodio y minerales, eso incide en que podamos deshidratarnos, y lo que nuestro cuerpo busca es el equilibrio. Al verse sin agua o deshidratado, el cuerpo se protege y empieza a retener líquidos, por ello es muy importante tomar agua durante el ejercicio, y los recomendados 8 a 10 vasos en el día.

Por el contrario, tomar tanta agua o en exceso es engañoso porque los niveles de sodio aun así podrían estar bajos, y por ende, también causar hinchazón. Por ello se recomienda alcalinizar el agua.

 

  1. Medicamentos

Si por cuestiones médicas están tomando algún medicamento, estos también pudieran provocar que sudes o que vayas al baño con mayor frecuencia Por consecuencia, se daría el factor que comentábamos arriba. El cuerpo se protege y retiene líquidos, causando hinchazón, más si hacemos ejercicio.

 

  1. Mala Alimentación

Al hacer ejercicio, ¿tiendes a comer más, justificándote de que has quemado muchas calorías? ¡Cuidado!, porque puede salirte peor el remedio que la enfermedad y estarte excediendo con las calorías. Eso sin duda va a ocasionar que te sientas hinchada.

Se recomienda consumir más proteína como pescado, pollo; más alimentos verdes, acelgas, espinacas, alcachofas, kale; alimentos altos en Vitamina C, que contrarresta el efecto de la cortisona desatada al hacer ejercicios a los qu no está acostumbrado el cuerpo.

 

  1. Falta de estiramiento

Cuando hacemos muchos abdominales, nuestro abdomen se contrae tantas veces que los músculos que activamos comienzan a inflamarse por el estrés al que los sometemos. Por ello es importante estirar para relajar esos músculos, porque si no podemos sentirnos hinchadas todo el día.

 

OJO: La hinchazón no debe durar más de 2 a tres semanas.

 

 

*Fuente: http://lifestyle-2.com

Comentarios

comentarios