¡No le tengas miedo a limpiar los metales de tu casa!

¡No le tengas miedo a limpiar los metales de tu casa!

Este mes, te ofrecemos algunos tips para limpiar los metales que tenemos en casa con limpiadores no toxicos, elaborados con ingredientes que tenemos a la mano.

 

 

Los metales son los materiales mas resistentes que tenemos en casa, pero para que luzcan bien hay que mantenerlos limpios. Esto requiere de un poco de esfuerzo, ya que todos los metales tienden a oxidarse y opacarse al tener contacto con la humedad del aire y el agua.

PEWTER Muchas recibimos montones de charolas, platos, fruteros o ensaladeras de este material como regalos de bodas, pero, ¿cómo mantenerlo brillante?

Primero que nada, ¡NUNCA lo laves en la lavadora de trastes!
Siempre a mano con fibra suave. Para revivir el brillo en del pewter haz una pasta con 1 cucharadita de sal, una taza de vinagre y media taza de harina. Aplícala a la pieza de pewter y frótala con un trapo suave con movimientos circulares. Deja reposar media hora, enjuaga con agua tibia y pule con un trapo limpio.

Para retrasar la oxidacion, frota la pieza con hojas de col despues de limpiarla.

PLATA Ya sean cubiertos, platos o joyería, la plata se ve mejor sin ese oxido amarilloso y realmente es muy sencillo limpiarla. Sólo hay que hervirla en una solucion de 1 litro de agua y una taza de bicarbonato para que brille como nueva. Despues enjuaga con agua fría y pule con una franela limpia.

COBRE Si tienes joyería, ollas o sartenes de cobre, sabes que con el tiempo forma un oxido verdoso MUY toxico, por lo que debes limpiarlo con mascarilla y guantes.

Si quieres lograr un brillo intenso, hierve el objeto en un litro de agua a la que agregaste una cucharada de sal y una taza de vinagre. Dejalo hervir a fuego lento por una hora. Cuando se enfrie, enjuagalo y pulelo con un trapo suave. Para una limpieza rapida, mezcla media taza de jugo de limón con media taza de sal y pule el objeto con esta solución.

ACERO INOXIDABLE La mayoría de las cocinas modernas tienen untensilios, sartenes, lavadora, estufas o refrigerador de este practico y bonito material. Mantenerlo es tan sencillo como lavarlo con agua y detergente de trastes liquido.

Para lograr un brillo intenso, ahórrate los líquidos pulidores,  solo moja un trapo de microfibra con alcohol y frota el acero.

ALUMINIO Es un metal económico, ligero, y con un brillo precioso.
Todas tenemos alguna olla, tazón, molde, moldura para puertas corredizas o pantalla de este material.

Debes ser muy cuidadosa al limpiarlo, para no rayarlo. Límpialo con una solución de una taza de agua caliente con una cuchara dita de limon, y si tiene alguna mancha rebelde, haz una pasta de bicarbonato y peróxido, déjala unos momentos sobre la mancha y frótala hasta que desaparezca.

LATON Si tienes la suerte de haber heredado un candelabro, cofre o cama de latón, púlela para que luzca su aspecto original.
Si son objetos chicos los puedes hervir en vinagre. A los objetos grandes aplícales el vinagre hirviendo directamente con un trapo  y pule.

Para que el oxido tarde en formarse nuevamente, cubre todo el objeto con aceite de olivo, con una franela quita el exceso y pule. Así tardará mucho más en volverse a opacar.

Comentarios

comentarios