Pudín de avena y arándanos

Pudín de avena y arándanos

Es un desayuno express, ideal si no tienes mucho tiempo por la mañana o para tomar fuera de casa porque se prepara en un bote y se puede llevar cómodamente en el bolso, mochila, maletín,  o en lo que lleves.

La dificultad de esta receta es nula, nivel principiantes en la cocina, ¡bieeeen! Sólo necesitas un bote y una cuchara, nada más. Echas todos los ingredientes, remueves y dejas reposar el pudin toda la noche en la nevera y a la mañana siguiente te levantas con un desayuno (o snack) saludable listo.

CONSEJOS:

  • Elige tu leche vegetal preferida, pero si usas leche de almendras o de coco, el pudin quedará más cremoso.
  • Las semillas de chía absorben bastante líquido, pero si no quieres usarlas, echa más avena o el pudin quedará un poco aguado.
  • Si no tienes mantequilla de almendras, utiliza otra mantequilla de frutos secos o elimina este ingrediente. También puedes echar una cucharada de aceite de coco sin refinar.
  • Puedes usar la mermelada y la fruta que quieras y añadir los ingredientes que más te gusten.

 

Si quieres un desayuno o un snack saludable express delicioso tienes que probar este pudin de avena y arándanos.

  • Preparación: 10 mins
  • Total: 10 mins
  • Raciones: 1
  • Categoría: Desayuno, Postre
  • Cocina: Vegana

INGREDIENTES

  • 1 taza de leche de avena (250 ml)
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • 1 taza de copos de avena
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 2 cucharadas de mantequilla de almendras
  • 2 cucharadas de mermelada de arándanos

INSTRUCCIONES

  1. En un bote de vidrio con tapa hermética echa la leche de avena y el sirope de arce y remueve bien.
  2. Echa los copos de avena y las semillas de chía y vuelve a remover.
  3. Por último echa la mantequilla de almendras y la mermelada de arándanos y remueve un poco pero no demasiado para que se queden pegotes de ambas. Esto es opcional, si quieres puedes remover bien para que todos los ingredientes se queden perfectamente integrados.
  4. Guarda el pudin en la nevera durante toda la noche o durante al menos 6 horas.
  5. A la mañana siguiente puedes decorar con más mantequilla de almendras y mermelada de arándanos y añadir arándanos frescos y copos de avena.

 

Comentarios

comentarios