Rescátate como pareja

Rescátate como pareja

Rescátate como pareja

POR ANA CELI RUVALCABA DURÁN

Encontrar el equilibrio entre ser padres y pareja es TODO un reto. Existe un antes y un después en la relación, al llegar los hijos.

Antes, el tiempo que era dedicado de lleno a ser pareja, ahora se comparte con el de ejercer la paternidad y/o maternidad.

Desde el primer momento vienen cambios. La transición de pareja a padres no es fácil, el proceso de adaptación a esta etapa genera  estrés y  preocupaciones,  y con ello, la oportunidad de que ocurran conflictos.

Muchas de las situaciones que exponen las parejas que llegan a mi consulta, muy frecuentemente son las pertinentes a la crianza y dinámica familiar.

 

ANALICÉMOSLO DE ESTE MODO

Desde el comienzo los desacuerdos por el cuidado y crianza están presentes. Al nacer el bebé, los dilemas se convierten en: los turnos para cambiarle el pañal o alimentarlo, quién hará la vigilancia en la noche, y sobresalen las opiniones compartidas de cómo hacer las cosas bien, de las citas con el pediatra y todo lo que conlleva esta primera etapa.

Posteriormente, cuando están en edad escolar, hay que decidir a qué colegio irá, se hablará sobre la posible llegada de un hermanito o las tareas escolares, o el ejercicio de la disciplina, el trabajo, etc.

Después  llega la adolescencia y sus respectivas demandas, y a lo anterior se suman situaciones que siempre serán una constante desde el inicio de la vida en pareja, tales como: la economía, las labores del hogar, los compromisos sociales y el proyecto de vida.

Y entre todas estas actividades y necesidades de los hijos que hemos comentado, entonces sí plantéate la pregunta del millón de dólares:

¿a qué hora, cómo, cuándo y dónde eres la pareja de tu pareja?

Las preocupaciones y discrepancias alrededor todo lo que ya mencionamos, provocan un ambiente de tensión. Ten presente que no siempre vas a lograr estar de acuerdo con tú pareja a la primera, y la molestia se manifestará. Ambos deben de ser cuidadosos para impedir  que lo que es un simple desacuerdo, derive en una discusión sin sentido que termine hiriéndolos y alejándolos.

Por eso es necesario que desde el principio identifiquen el punto especifico  en cuestión y se resuelva. La comunicación asertiva les ayudará a discutir sin enfadarse y a que resuelvan sus diferencias de manera efectiva y al momento, evitando arrastrar conflictos enquistados al futuro de tu relación.

 

SI NO SABES CÓMO HACERLO, BUSCA AYUDA

Bien, retoma la pregunta del millón y reflexiona; trata de visualizarte en tu relación antes de tus hijos, ¿qué ha cambiado?.

Sugiero que la reflexión la hagas en pareja, y se den el espacio de hacer estos análisis juntos, para entender las necesidades del otro:

Preguntas sugeridas para la reflexión

  • ¿Has notado que tú o tu pareja han dejado de mostrarse admiración mutua?
  • ¿Hace cuánto mantuvieron una charla trivial en la que las horas pasaron sin sentir el paso del tiempo?
  • ¿Tus recuerdos felices en pareja aparecen, pero con una pincelada de nostalgia? ¿Cuándo fue la última vez que sorprendiste o te sorprendieron con un detalle inesperado?

 

El amor es como la fama, no es difícil llegar pero sí mantenerlo”

 

No permitas que la desconexión emocional se oculte entre el vaivén de la rutina.

Para esto te doy las siguientes recomendaciones:

  1. Busquen llegar a acuerdos.
  2. Sean asertivos al comunicarse, para expresarse sin herir y resolver al momento.
  3. Planeen responsabilidades compartidas para evitar la acumulación de cansancio que provoca que la última cosa que quieras hacer sea intimar física y emocionalmente con tu pareja.
  4. Diseñen actividades en pareja.
  5. Planifiquen en lo posible, un proyecto de vida familiar y de pareja.

 

La actitud importa:

  1. Mantén una actitud de servicio hacia tu pareja, entendiendo esta actitud como muestra de amor y gratitud.
  2. Fomenten el trabajo en equipo: en algún momento alguno de los dos aportará más que el otro en determinada área, es la forma de complementarse.
  3. El sentido del humor es un buen aliado.
  4. Reconoce el trabajo del otro.

 

El romance no puede terminar:

  1. Rememoren y charlen de las cosas con las que se identificaban con el otro.
  2. Festejen los aniversarios de sus fechas importantes.
  3. Tengan presente que el amor no desaparece, a veces simplemente está empolvado de un montón de debeismos rutinarios.
  4. Promuevan la intimidad emocional. Cita a tu pareja en el jardín de tu casa, o frente a la chimenea, o en un lugar especial, y charlen de lo que les pegue en gana.
  5. Muy importante, cuando sientas que las cosas no van bien y no sepas como abordarlo, busca ayuda.

 

*La autora es Psicóloga Familiar.

 

CONTACTO:

Celular: 664 342 8391

Correo: psic.anaceli@gmail.com

 

Comentarios

comentarios