Florista ANA GALENA

Florista ANA GALENA

 

Embajadora de Sonrisas

 

Por Ana Patricia Valay | Fotografía: Abigail Fotografía

Ana Gabriela Rosas Salas a quien miles de seguidores de su blog y canal de youtube conocen desde hace poco más de dos años como Ana Galena, es esposa y madre, y una mujer a la que Dios no sólo le regaló una sonrisa privilegiada, sino también el don de la enseñanza que combina a la perfección, con su amor por las flores.

Aquí les compartiremos la historia de esta mujer, tijuanense ‘de hueso colorado’, quien está trascendiendo en el mundo, con sus tutoriales: videos, fotos y texto que tienen 650 mil reproducciones, en los que comparte, lo sencillo y divertido que es vivir con flores.

 

Amor inculcado desde casa

“Se dice que las floristas son embajadoras de sonrisas”, me dice, quien nos comparte cómo es que desde siempre, ha tenido ese apego, cercanía, y cariño por las flores.

“Este amor por las flores viene desde mi bisabuelo que tenía un jardín precioso. Mi abuelita y mi mamá hacían arreglos de flores, con flores del jardín, y cuando yo tenía 14 años, mi mamá abrió una florería”. A los 21 años fue cuando Ana se hizo cargo de esta florería que duraría con ella 12 años.

“Es muy pesado porque trabajas todos los días y hasta los fines de semana. No descansas.  Sales a trabajar desde temprano y regresas a las 11 o 12 de la noche, o incluso hasta la una de la mañana”, recuerda.

 

¿Y cómo es que decides dar clases sobre arreglos florales?

—Me di cuenta que la gente le tenía miedo a las flores, así que decido dar clases en la florería, a señoras y a niñas, porque creo que si a las niñas les compartes el amor por las flores, cuando crezcan será de lo más normal tener flores.  Quise que supieran lo sencillo y divertido que es vivir con flores.

 

Combinar ser mamá y profesionista

Sin embargo, y a pesar de su amor por las flores, el trabajo como nos lo dijo más arriba, era muy demandante, así que Ana Galena quien estudió mercadotecnia, tuvo que hacer un alto en el camino para evaluar, qué era para ella lo más importante.

“Me di cuenta de que a mi hijos, nunca los veía. Era mucho correr y trabajar. Así que hice una reflexión de mi vida y dije, cuál es el objetivo y sentido de todo esto, ¿si no lo puedo gozar? Además, quería tener otro hijo, así que decidí cerrar la florería e instalé un taller en mi propia casa”.  Así combinó dar clases presenciales, hacer tutoriales, con el ser mamá y esposa.

 

La magia de las flores

¿Y cómo son tus cursos presenciales?

—Un curso  tiene una duración de seis clases, una cada quince días en un periodo de tres meses. Y los temas varían según la temporada. Son arreglos para decorar tu casa, tus espacios, para que si vas a tener una reunión complementes con las flores.  Viene mucha gente de trabaja, profesionista..

Ana me cuenta que hay personas que tienen cerca de siete años con ella tomando clases, porque esto se ha convertido en una terapia.

“Porque son dos horas en que te relajas, te desconectas, y descubres tu creatividad. A veces llegan diciendo,  yo no soy nada buena con mis manos o todo lo que toco se me muere, pero después se van bien contentas y se sueltan, y se quitan el miedo y disfrutan, tienen una magia las flores”.

 

Influye la energía

Esta bella y joven florista, que se describe a si misma como una mujer a la que la caracteriza el optimismo, que siente que transmite alegría, y que es empática con la gente, se entrega al cien por ciento, y nos comparte cómo las flores perciben la energía a su alrededor.

“Si tu tienes un arreglo de flores en un espacio donde nunca hay gente, ese arreglo de flores nunca va a durar. Resienten la energía. Las flores tienen que ser bien recibidas, hay que darle su lugar a cada una en los arreglos”

 

¿Te diviertes con lo que haces?

—¡Me encanta!, ¡me hace feliz!, convivir con la gente es muy enriquecedor. Mis clases se han hecho terapéuticas.

 

¿Qué han dejado las flores en tu vida?

—Me han dejado una conexión interna, auto confianza, esa oportunidad de disfrutar el momento, y de sorprenderte día con día.

 

Y, ¿qué flor consideras que te describe?

—Los tulipanes, porque cambian día con día, ya que pueden crecer de 15 a 20 cm después de ser cortada, y fluyen hacia la luz.

 

¿Y tú de qué forma has crecido como lo hacen los Tulipanes?

—Siento que he vivido cada década como corresponde. En los primeros diez años fui una niña feliz.  La segunda década entré en etapa de confusión, descubriendo qué quería hacer en la vida, sintiéndome incomprendida, toda esta exploración.

—Después de los 20 a los 30, me entregué al cien a mi trabajo, y en la década de los 30 a los 40 he podido combinar familia y trabajo. Fue una etapa de ajustes. Ya en mis 40’s por fin estoy encontrando un balance, y ahora puedo compartir lo que me encanta, y al mismo tiempo, voy creciendo con mi familia.

 

En Breve
Flor Favorita: El tulipán perico
Flor Engañosa: Cactus que dan flores mucha gente desconoce que una vez al año florean. Su “engaño” es positivo. Te sorprenden para bien.
Flor amarilla: más alegres, se regalaría  a un amigo.
Flores para quien amamos: De color rojo, pues demuestras que hay un interés más que amistad.
Flor para una quinceañera o abuelita: De color rosa
Para obsequiar a un jefe: Orquídeas o flores tropicales, estilizado para no intimidarlo.
Dato importante: A todo mundo nos gustan los tulipanes, y México está produciendo los tulipanes más bonitos del mundo…

 

Blog:  anagalena.com
youtube.com/c/anagalena

 

Comentarios

comentarios