(664) 216 1512 y 13 ventas@revistamujeractual.com

A medida que te abras a permitir que las cosas sean distintas a lo que tú defines como real, cierto o correcto, te vas a dar cuenta cómo elevas tu estado de conciencia para encontrarte con que, recibir, no tiene condiciones y solo si te das permiso de abrirte a recibir a manos llenas, tienes todas las opciones desde donde puedes elegir con qué te quedas

Por Adriana Reid 

¡Que este 2023 esté lleno de magia y todo lo bueno que quieras para ti!

Escogí este tema para la edición de enero porque dentro del paradigma en el que crecimos, aunque utilizamos el dar y recibir como una acción de reciprocidad, la realidad es que pocos aprendimos lo que es y lo que significa la receptividad.

Anteriormente, hemos hablado de nuestra capacidad de elegir y te propuse observar que el punto más claro para poder hacerlo se encuentra entre lo que aceptamos como real y lo que rechazamos o resistimos.

Tal vez no seamos conscientes de ello, pero si nos detenemos a reflexionar, nos podemos dar cuenta que, la única diferencia entre sentirnos víctimas de las circunstancias o con la habilidad de responder desde nuestro poder personal, es precisamente este punto en el que con claridad podemos escoger avanzar o quedarnos en el mismo lugar.

Te preguntarás ¿cuál es la relación entre receptividad y elección?

Para elaborar la respuesta, te invito a regresar a tu centro utilizando la técnica de PRESENCIA, activa tus cinco sentidos físicos al mismo tiempo y desde este lugar cuestiona tus pensamientos y tus creencias alrededor de estos conceptos.

Recuerda que, a medida que te abras a permitir que las cosas sean distintas a lo que tú defines como real, cierto o correcto, te vas a dar cuenta cómo elevas tu estado de conciencia para encontrarte con que, recibir, no tiene condiciones y solo si te das permiso de abrirte a recibir a manos llenas, tienes todas las opciones desde donde puedes elegir con qué te quedas.

Si quisieras pertenecer a nuestra lista de distribución, escríbenos un correo a info@be2be-coaching.com, con el asunto: Quiero suscribirme.

Receptividad y elección

RECEPTIVIDAD: la habilidad para recibir.

 

Por mencionar algunas, a manera de ejemplo, estas son diferentes situaciones que enfrentamos con la acción de recibir:

  • Sentimos la necesidad de ser recíprocos
  • Cuestionamos nuestro merecimiento o valor personal al recibir.
  • Creemos que al recibir estamos en deuda con el otro

ELECCIÓN: la habilidad de seleccionar o preferir y consiste en el proceso mental de discernir.

No siempre elegimos desde lo que más nos conviene, a veces elegimos un mal menor, otras veces sentimos que existe una condición, y otras más, ni siquiera tenemos claras las opciones.

Espera un momento…

0