El arte de reinventarnos… por ti, por ellos

El arte de reinventarnos… por ti, por ellos

POR PSIC. GABRIEL BELLO

 

El COVID-19 nos ha llevado a vivir tiempos muy complicados. En pocos meses, el coronavirus produjo una crisis en nuestra dinámica; afectó áreas importantísimas: la familiar, social, laboral, económica, educacional, y claro, la emocional. Nada volverá a ser igual, y tenemos que aprender a vivir con eso.

La crisis le dio un impresionante cambio de dirección a nuestra vida; el mundo está resurgiendo. Ahora, los amigos se valoran más, los espacios se disfrutan mejor; el hogar ahora es considerado como valiosísimo refugio; hemos colocado a nuestra pareja como nuestra fortaleza física, económica y emocional, y qué decir del trabajo, ahora más apreciado y realizado con mejor actitud.

 

¿QUÉ HARÁS TÚ? TIENES DOS OPCIONES

La primera. – asumir el papel de víctima, y lamentarte de la situación en la que quedaste: sin trabajo y sin poder conseguir otro; con deudas y con problemas para pagarlas; repitiendo el ciclo escolar porque la educación a distancia “no se te dio”; pasar la vida dando lástima a los demás, y hablando de lo que pudiste haber hecho si no hubiese aparecido el coronavirus.

La segunda opción. – ver esta crisis como una oportunidad, y resurgir con fortaleza, con nuevas habilidades o capacidades, con mejores hábitos y una personalidad renovada, en otras palabras, reinventándonos y yendo tras una nueva visión.

Ahora es este nuevo virus, pero habrá más crisis a lo largo de la vida; infinidad de obstáculos que se presentan día a día, y que debes aprender a sortear, avanzando hacia tus propósitos, porque haciéndolo tú, podrás entonces guiar con tu ejemplo, e instruir a tus hijos para que hagan lo mismo, aprendiendo a renovarse y reinventarse en medio y después de una crisis.

 

CLAVES PARA SALIR RENOVADO DE UNA CRISIS

Ten actitud positiva. – Reprobar más de una ocasión la misma materia, tener que abandonar la escuela, perder el empleo, ser víctima de un robo, tener un accidente, sufrir la muerte de un ser querido, etc., son eventos traumáticos que nos hacen tener pensamientos negativos, fatalistas y catastróficos: “esto fue lo peor”, “nunca serán igual las cosas”, “ya estoy viejo para que me contraten”, “con esta materia nunca he podido”, etc. Mentalízate en positivo, lo puedes hacer porque eres una fábrica de pensamientos. Levántate cada mañana pensando en positivo: “me irá bien”, “tendré éxito”, “muchas cosas buenas vendrán”, “lo volveré a intentar”, etc.

Mejora las relaciones con tu entorno próximo. – Para convivir armoniosamente en un mundo cada vez más complejo, es importante renovar vínculos con tu pareja y con tus hijos, son los que están contigo cuando pasas por cualesquier crisis. Aunque es tema de un artículo completo que tocaremos más adelante, comienza preguntándote: ¿en qué puedo involucrarme más, para que ellos sientan mi apoyo?, ¿qué es lo que hago y no les gusta? Procura formar una familia funcional en la que todos se sientan orgullosos. Que la meta sea una relación estable mediante amor, empatía y tolerancia.

Reconstrúyete. – ¿Dejas proyectos a medias?, ¿eres conformista?, ¿tu carácter es débil?, ¿postergas?, ¿eres emocionalmente dependiente?, ¿te falta iniciativa?, ¿eres de escaso compromiso?, etc. Identifica áreas para hacer una reingeniería personal. Desecha tus malos hábitos y comportamientos inadecuados, y sustitúyelos por otros que fortalezcan tu renovación personal.

Las crisis nos empujan a estar más fortalecidos, invierte en tu mejoramiento personal.

Ponte en acción. –  Cuando las cosas no van bien, surgen ideas para proyectos como: concluir la universidad, hacer una especialidad, invertir en publicidad, tener un socio, enmendar una amistad, mejorar nuestra relación de pareja, etc., pero cuando las cosas se componen, todo esto queda sólo en buenas ideas que jamás realizamos porque “ya no hay necesidad”.

Retoma esas ideas, si aparecieron en la crisis, es porque eran necesarias. Deja la zona de confort en la que te encuentras, porque ello te mantiene en una condición conformista.

Convierte tu idea en proyecto, y da el primer paso para conseguirlo. No te esperes a vivir una crisis, adelántate y haz cambios; reinventarse es una facultad que está en ti.

 

*El autor es Psicólogo.

CONTACTO

Instagram: @psic.gabriel.bello

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta