(664) 216 1512 y 13 ventas@revistamujeractual.com

El narcisismo es un desorden mental, un trastorno psicológico que ha ido en aumento en donde la persona tiene un sentido desproporcionado de su propia importancia, necesita demasiada atención y saberse admirada, siempre se sabe que tiene conflictos en sus relaciones.

Por Maru Lozano

Narciso era un personaje de la mitología griega muy bello físicamente y un día cazando se acercó a un arroyo, vio su imagen y se enamoró de sí mismo; le daba miedo moverse o tomar agua para que no fuera desaparecer la maravilla que estaba viendo. Pero Némesis lo castiga porque trataba muy mal a sus múltiples pretendientes, era muy guapo y asediado. Este es el personaje mitológico del cual deriva el término “narcisismo”.

El narcisismo es un desorden mental, un trastorno psicológico que ha ido en aumento en donde la persona tiene un sentido desproporcionado de su propia importancia, necesita demasiada atención y saberse admirada, siempre se sabe que tiene conflictos en sus relaciones y la cereza del helado: ¡Es cero empática!

Como es un trastorno, las causas pueden venir de su ambiente, papás que lo sobreprotegieron o lo criticaron en exceso, pero también puede heredarse, es decir, la causa genética ahí está.  Tienen mil máscaras que usan a modo de mecanismos de defensa porque sabrás que una de las debilidades de ellos es que no pueden reflexionar, son tan inseguros que mejor ni profundizan.

¿Cómo son?

  • Arrogantes, fanfarroneros.
  • Manipuladores.
  • Con rasgos de falsa humildad.
  • Chantajistas.
  • Cosifican a la gente.
  • Chupan los recursos de la gente.
  • Sienten que, por derecho, merecen absolutamente todo.
  • Sienten que la vida les debe y por eso se cobran.
  • Sumamente mentirosos.
  • Su afamada apariencia es vital.

¿Dónde están los narcisistas?

¡En cualquier lugar! Puede estar en tu casa, en la escuela, en la oficina… ¡puede ser tu pareja! Enfocándonos en esa pareja, ¿sabías que la primera señal de su trastorno es el “love bombing”. Te bombardean de amor, de regalos exagerados, de actos excesivos, o bien, sexo temprano muy intenso. Imagínate, pensarás que has ganado la lotería, pero son expertos en falsificar el futuro, ¡aguas! si te prometen una cabaña a la orilla del mar, no va a ser así.  Ellos ya escanearon tus puntos débiles y sobre ellos irá para debilitarte.  Son seductores, expertos en transacciones emocionales y económicas contigo, no dan paso sin huarache.

Deja tú el Triángulo de las Bermudas, el Triángulo que los narcisistas usan es terrible, nunca serás su prioridad y tendrán a sus “ex” alrededor para hablarte de ellas y picar tu enojo. Se nutre del efecto que causa en ti. Tú siempre serás poca cosa y te lo dejarán saber, eres la gorda o amorfa y te lo dejarán saber, eres la tonta ignorante y te lo dejarán saber.

Usan mucho el “gas lighting”, es decir, que te marean con sus palabras para que llegues al punto de distorsionar tu propia realidad, creas que eres inútil, que estás equivocada en todo lo que haces y opinas, ¡te vuelven loca! Porque ellos hacen algo incorrecto y la culpa la tienes tú, ya sea porque no tienes sentido del humor, por no entender, etc.  Te hieren y nunca reconocerán que lo hicieron, te voltean las cosas.

Ya después de esto, pasan a devaluarte.  Esta fase es siempre, pero ahora ya te das más cuenta porque te critica, te abusa, te ignora y de plano nunca te sientes lo suficientemente buena.

Sí te pedirá disculpas al principio, pero en realidad te está suavizando y entrenando para estar con él como “él quiere”. Si lo terminas o le dices que te vas, volverá a la primera señal: El bombardeo de amor, es decir, al ciclo del abuso.

Son obsesivos en que su persona y las que le rodean se vistan bien, que usen cosas caras y muy buenas.  Son parlantes y de plano no dejan hablar porque lo único valioso es lo que ellos dicen y siempre tienen la razón. Parecen lindos y caritativos, pero no, usan a la gente para sobresalir de alguna manera.

Identifican a sus presas cuando están altamente sensibles.  Así que, si estás en un momento de enfermedad, pérdida o duelo, sana primero para evitar caer en las garras de ellos.

¿Qué hacer?

Pide orientación psicoterapéutica.

Sal de esa relación, no anuncies, desaparece planeando en secreto tu salida, bloquéale de tus dispositivos y redes.

No reclames ni hables con él razonablemente porque su rabia representa un riesgo para ti.

¿Qué pasará entonces?

  • Empezará una campaña difamatoria, simplemente ignóralo.
  • Al paso del tiempo te buscará, tratará de alcanzarte por medio de tu gente, quizá.
  • Tratará de engancharte de nuevo.
  • Querrá comenzar el ciclo del abuso, comenzando por el bombardeo de amor.
  • Como no se cura porque es su personalidad, no gastes tiempo pensando que tu amor poderoso lo transformará.  ¡Atención!.

Una o dos características que leíste no lo hacen un narcisista, tendría que resonarte el ciclo que se vive, cuídate, el estrés y trauma que te dejan no merece la pena.  ¡Eres una gran mujer!.

Espera un momento…

0