Trazarse metas es fijar la mirada en el futuro

Trazarse metas es fijar la mirada en el futuro

“Quiero ser candidato”: Alonso Óscar Pérez Rico

Entre la salud y su vida personal celebrará el día del padre

 

Por Marí Carmen Flores Ávila

El ayudar fue lo que aprendió de niño. Travieso al lado de sus 5 hermanos, su madre y su papá –quien trabajó toda su vida del otro lado de la frontera-, la familia en Tijuana lograba salir adelante. “A mi padre le debo haber concluido mi carrera y a mi mamá la formación que me dió”. En la época de preparatoria por el joven rondaron en su cabeza las carreras de ingeniería en propulsión hidromecánica o veterinaria, sin embargo al poner los pies en la tierra la realidad le demostró que no contaba con los recursos económicos ya que Veterinaria se imparte en Mexicali y entonces aprobó el examen para ingresar a medicina en la UABC. “El primer día de clases un maestro preguntó: ¿hasta dónde quieren llegar? –yo respondí: Quiero ser secretario de salud en México”, se trata del doctor Alonso Óscar Pérez Rico.

Cuando estudiaba el tercer semestre de la especialidad de Medicina Familiar en el Instituto Mexicano del Seguro Social conoció a Diana Baro, joven en la misma especialidad pero del primer semestre a quien tras seis meses de haberla invitado a salir le propuso matrimonio y seis meses después –cuando recién había cumplido 30 años de edad-, se casaron. Tienen dos pequeños hijos, un niño que se ha convertido en el cuarto Alonso Óscar de la familia del doctor; de 4 años de edad y de 7 meses de nacida la pequeña Daniela. Diana su esposa –dijo-, lo reta; lo impulsa “es la mejor del mundo. Es destino porque ella siempre me pone a trabajar; es exigente, buena madre. Él, se define como perseverante ya que “a pesar de poder tener todo en contra nunca flaqueas para salir adelante”.

Estudiar fue la clave para salir adelante porque pensaba ¿dónde voy a trabajar sino estoy preparado? Y a cita a su mamá “se tiene que planear y tener la voluntad de hacerlo” aunque al inicio las áreas quirúrgicas fueron su prioridad al pasar por ellas se dio cuente que la formación como administrador médico para optimizar y mejorar los niveles de atención era lo que deseaba hacer. Para estar al frente de la Secretaría de Salud cuenta con un permiso de parte del IMSS a donde podría regresar a consulta al término de la administración.

“La peor receta que han tenido los servicios de salud han sido aquellas donde los políticos nombran como titulares a los amigos o aquellos que quizá son buenísimos al hacer cirugías, pero en realidad en las instituciones se requiere de los administradores médicos

El 2018 como Jefe de prestaciones médicas del IMSS hizo una presentación sobre el caso de los migrantes haitianos, luego lo invitaron a presentar un plan de salud para Baja California y así ingresó como primero como al grupo que buscaba la gubernatura “sin aspirar a una chamba”.

De aquellos años en las aulas y ahora la experiencia que vive “he avanzado y mire, no estaba tan mal aquella mañana que dije iba tras la titularidad nacional. Ya avance ¿qué no? Soy técnico, lo mío no es la política pero la perseverancia, la experiencia y no doblegarme podría llevarme hasta la ciudad de México”. 

Su abuelo y su padre fueron Alonso Óscar. La herencia de los nombres ya en la cuarta generación con su hijo.

 Ingresó al IMSS en la época del delegado Francisco Beltrones.  El día del padre quiere pasarlo con su familia. “Este trabajo es de entrega total, no he podido llevar a mi familia de vacaciones, ¡claro también por la pandemia! Pero más que proveedor, quiero y debo pasar más tiempo con ellos. Un día me preguntaron ¿quiere ser candidato? Y respondí Sí, cómo que no. Pero quiero la candidatura de mejor papá y esposo del mundo” Entonces al lado de Diana, Alonso Óscar y Daniela el joven Cimarrón celebra la vida, tener una carrera y poder dejar un camino abierto para que los que lleguen le entren a la etapa post covid que sin duda será difícil y de constantes cambios”.

*El autor es periodista.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta