Trabaja por su sueño

Trabaja por su sueño

Carlos Roberto Soto, de 41 años, fue diagnosticado con Trastorno del Espectro Autista desde pequeño, pero su condición especial no ha sido un obstáculo para trabajar y ayudar a niños especiales

 

Por Mónica Márquez

 

En la ave. Brasil de la Cacho, afuera de Regenerativo Coffee & Wellness Bar, se encuentra todos los días Carlos Roberto Soto, de 41 años, vendiendo sus pinturas de flores, corazones, mariposas, ángeles, que es lo que más le gusta pintar.

Carlos es una persona con capacidades especiales y desde muy pequeño fue diagnosticado con espectro autista, aunque esto no le ha impedido luchar por uno de sus más grandes sueños: casarse en Puerto Vallarta con su novia Jéssica Sánchez, una jovencita con Sindrome de Down.

Bien dicen que los límites se los pone uno, para Carlos su condición especial no ha sido impedimento para trabajar, el arte ha sido una forma de obtener recursos y de demostrar que es muy trabajador, como él mismo se define. “También imparto conferencias, hablo sobre cómo soy yo siendo un joven especial”.

“Al día vendo como unas 10 pinturas”, expuso, en promedio saca entre 300 y 400 pesos, dinero que está ahorrando para comprarle el vestido a su novia.

¿Con qué sueña Carlos lograr un día? “Apoyar a los niños especiales como yo, esa es mi labor altruista, por cuenta mía”

Aseguró que su condición especial no ha sido un obstáculo para luchar por sus sueños y que seguirá apoyando a los niños que así lo requieran.

 

Las cifras

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se calcula que, en todo el mundo, uno de cada 160 niños tiene un Trastorno del Espectro Autista. Esta estimación representa una cifra media, pues la prevalencia observada varía considerablemente entre los distintos estudios. No obstante, en algunos estudios bien controlados se han registrado cifras notablemente mayores.

Según la OMS, el autismo se caracteriza por algún grado de dificultad en la interacción social y la comunicación. Otras características que presentan son patrones atípicos de actividad y comportamiento; por ejemplo, dificultad para pasar de una actividad a otra, gran atención a los detalles y reacciones poco habituales a las sensaciones.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta