Todo lo que debes saber antes de contratar un abogado

Cuando tienes problemas, asegúrate de estar representada por la persona más capaz y adecuada

POR BECKY KRINSKY

“Entre abogados te veas”, es una frase muy común cuando uno tiene que resolver problemas serios. No es una amenaza ni augura una mala situación, pero si es una cuestión que puede cambiar el resultado y la estabilidad en aspectos importantes de la vida personal. Por esta misma razón, elegir a un abogado que represente los intereses propios, es una cuestión delicada que se tiene que considerar con atención.

 

¿Cuándo se requiere un abogado?

Prácticamente un abogado es una asesor y un guardia que vigila los intereses de la persona que lo contrata, así que sus servicios se deben utilizar cuando se va a iniciar un nuevo negocio o se va a hacer una inversión de capital importante; cuando se tienen problemas legales; cuando uno se va a divorciar; cuando necesitas proteger tu patrimonio y tus derechos; cuando se va a adoptar a un hijo o se busca una madre que pueda gestar (surrogate mothers); cuando hay que proteger la herencia familiar; cuando hay incumplimiento de los contratos establecidos etc.… Son miles de razones por las cuales uno necesita el servicio y el conocimiento de los abogados.

Los servicios de un abogado no siempre implican demandas o luchas de poder como uno se imagina. En la mayoría de las veces sus servicios ayudan a que un negocio crezca y a proteger sus intereses.

 

¿Qué se debe de tomar en cuenta para elegir a un abogado?

La confianza y la seguridad son dos condiciones elementales para tomar una buena decisión, y al elegir a un abogado o grupo legal que vaya a asesorar tu caso.  Un abogado se convierte en la voz y en el rostro jurídico de la persona que está representando, por lo tanto, tener la tranquilidad de que se cuenta con un profesional serio, dedicado y capaz, es quizá la parte más importante para asegurar que cualquier cuestión será manejada con eficiencia y éxito.

Dar confianza es un privilegio que se gana con el ejemplo y el trabajo responsable, donde los resultados son claros. Sentir que uno se encuentra seguro y que su portavoz es la persona más capacitada en el área, es la mejor decisión que se puede tomar.

 

Conceptos que hay que aclarar cuando se elige un abogado:

  • No se busca un abogado por su costo, sino por su experiencia.

Se busca un servicio profesional competente, profesional, y desde luego que se encuentre dentro de las posibilidades personales. Sin embargo es importante no dejarse engañar, ya que “lo barato, puede salir muy caro”. Por ahorrarse un poco y buscar el precio más económico se puede perder un caso, y a la larga se paga más por las consecuencias que por los honorarios.

  • El abogado debe de ser honesto, claro, y no prometer lo que es imposible de lograr.

Las expectativas tanto del cliente como del abogado deben ser reales; buscar y ofrecer las mejores alternativas, pero no caer en promesas ilusorias, o sentir que como uno está representado legalmente, ya puede lograr lo imposible.

  • El abogado debe de tener el tiempo y el equipo necesario para que el cliente se sienta seguro, y siempre lo puedan atender.

De nada sirve tener al abogado más importante y famoso, si el caso personal no es interesante o importante para el abogado que se está contratando. La persona que requiere un servicio también busca que lo atiendan y le den la importancia que necesita. Es importante que se garantice que siempre serán contestadas las llamadas, los correos, y que la información fluirá clara y eficiente.

  • El abogado debe ser un excelente profesionista, y también debe tener la sensibilidad para poder entender y manejar las cuestiones delicadas con prudencia y sin crueldad.

Posiblemente un abogado no es un amigo íntimo ni un confidente, pero sí es y debe ser una persona con cualidades humanas que pueda entender a sus clientes para poder protegerlos, y que ellos sepan que están bien representados.

Tener un buen abogado es tener tranquilidad,  y la seguridad de que la voz y los derechos personales están bien representados.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta