Sobrevivir al cáncer de mama obliga a ser solidarios

Sobrevivir al cáncer de mama obliga a ser solidarios

Lazos de amor y esperanza es una fundación de apoyo a mujeres con cáncer de mama, la cual fue creada por Araceli Juárez Rodríguez, tras vencer la enfermedad

 

Por Marí Carmen Flores

 

El día que Araceli Juárez Rodríguez recibió la noticia se sintió no solamente devastada. De pronto, cuando el médico le dijo que buscará ayuda, se le cerró el mundo. Corría el año del 2019. “Son de las cosas que no piensas. Comencé a buscar y se abrieron muchas puertas de asociaciones civiles que trabajan con mujeres que, como yo, fui detectada con cáncer de mama”.

Así inició su tratamiento y en el camino halló a otras mujeres. “No es nada fácil, nada. Enfrentas el duelo por la pérdida de uno de tus senos; lo terrible que son los efectos de las quimioterapias, más allá de la pérdida del cabello me hicieron descubrir cuán fuerte somos las mujeres”.

En ese ir y venir, la enfermera de profesión decidió que tras vencido el cáncer debía hacer algo. Lanzó la convocatoria. Psicólogos, médicos, enfermeras, pacientes y amigos cercanos se dieron a la tarea de investigar, de darle forma a Fundación Lazos de Amor y Esperanza.

“El acompañamiento e integración de las pacientes se hará posible gracias a los donativos y eventos, rifas y todo lo que permita dar servicio a quienes atraviesan por el proceso. Ya contamos con tanatólogos, psicólogos, nutriólogos, terapeutas y doctores, porque lo principal es que sepan que sí, hay fundaciones. Personas que desde diferentes ámbitos podemos apoyar” dijo Araceli, convencida de que lo que han comenzado no quedará solo en una buena intención.

Patricia Rivas, una comerciante, se ha sumado a esta causa porque “lo mejor es que los recursos lleguen a quienes realmente necesiten y dentro del área que me desenvuelvo se puede demostrar que, en efecto, cuando pides llegará a las mujeres”.

Manuel “estuvo a punto de rendirse”

Las noches para él eran interminables. Enfrentar de cerca el sufrimiento de su esposa, incluso ni siquiera saber qué hacer en muchos momentos “me tambalearon. Como muchos hombres que abandonan a sus mujeres detectadas con cáncer de mama o cérvico-uterino no puedo negar que estuve a punto de decir me voy”.

Y entonces ¿qué te hizo quedarte? “Es muy complejo, en realidad se requiere muchísima paciencia. Hay que ser valientes porque se llena de miedo uno de ver a ese ser que tanto amas sufriendo, es terrible. No se lo deseo a nadie. Es necesario tener fortaleza y mucho amor”.

Manuel Sobernis Herrera dijo que el proceso de su mujer sigue, pero se mostró feliz porque dentro de todo lo enfrentado lograron tener un hijo que los ha unido más. Él forma parte de la nueva fundación. Vencer el cáncer, detectado a tiempo, brinda esperanza de vida.

 

Contacto

Araceli Juárez

664-335-9528

Fotografía Soberanis 664-201-5243

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta