Sembremos intenciones

SABÍAS QUE…

 

POR DIOSA DOMÉSTICA

 

Otros eneros hemos tratado el tema de los propósitos de año nuevo, y de la limpieza energética y física de nuestro hogar. Así que, ¿qué tal si iniciamos este año pidiendo?

El universo es abundancia, y a veces lo que nos falla es saber pedir.

El primer día del año, ¡levántate feliz!, lleno de ilusión, y en una maceta con tierra, siembra lo que gustes: unas semillas de albahaca, cilantro, lentejas o frijoles.
Con cada semilla, siembra una intención, algo que quieres que se realice en este nuevo año. Cúbrelas con tierra y humedece aquello sembrado.
Di cada intención en voz alta si es posible, pero lo más importante es la intención con que lo hagas. Llena cada semilla de ese anhelo. Transfiere eso que necesitas de tu corazón a la semilla, y después: ¡suéltalo!, ¡dalo por hecho!
Intenta que por lo menos una de estas intenciones haga muy feliz a alguien más:
¡Feliz Año! ¡Bendiciones infinitas!

 

No se te olvide leer más noticias en RevistaMujerActual, así como también seguirnos en nuestras páginas de FacebookInstagram y Twitter

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta