San Diego se volvió virtual en medio de la crisis   

San Diego se volvió virtual en medio de la crisis

 

 

Por Tatiana MartÍnez

 

“En los momentos de crisis es cuando debemos buscar en el pasado, momentos de inspiración”, reconoce Roxana Velásquez, directora ejecutiva del Museo de Arte de San Diego.

“Recuerden que las grandes obras maestras de la historia del arte fueron resultado de este tipo de crisis. Tenemos como ejemplo las grandes obras de Picasso como el Guernica o los fusilamientos del 3 de mayo de Francisco de Goya”, insistió la directora del Museo de Parque Balboa.

Con esa filosofía en mente, su equipo de trabajo adaptó el contenido de su página de internet, redes sociales y aplicación móvil #SDMA, para seguir mostrando al público una gran parte de su colección, integrada por más de 25 mil obras de arte de todo el mundo.

 

AFLORÓ LA CREATIVIDAD

Desde el 14 de marzo que cerró temporalmente el Museo, y el equipo tuvo que trabajar desde casa, la creatividad se desbordó. Lejos de lamentarse por la cancelación de la edición 39 de Art Alive y la exposición sobre Rembrandt, centraron sus esfuerzos en reforzar el contenido digital.

En su página www.sdmart.org integraron una nueva sección titulada SDMA Virtual en la que se incluyen recorridos de las salas del museo, podcasts, entrevistas dentro de su canal de YouTube, y muchas actividades interactivas para toda la familia, que busca despertar el interés en el arte.

Cada viernes a las 10 a.m., por ejemplo, se presenta un nuevo podcast de 60 segundos en el que se explica una obra maestra del museo. También en la aplicación móvil #SDMA (por sus siglas en inglés), se puede explorar virtualmente desde un celular o una computadora, todas las galerías del museo, tener acceso a las explicaciones de las obras, e incluso mediante la realidad aumentada, observar obras que entran en movimiento.

“Los artistas nos resultan muy atractivos pues en sus vidas siempre se ha visto ese reto de tener que vencer algún tipo de dificultad, y lo han logrado con éxito”, reconoció Roxana Velásquez, y cita como ejemplo a Frida Kahlo que cuando le amputaron una pierna dijo “Pies para que los quiero, si tengo alas para volar”.

 

LAS SALAS DE CINE TAMBIÉN SE VOLVIERON DIGITALES

La edición número 27 del Festival de Cine Latino estaba programada para llevarse a cabo del 12 al 22 de marzo, sin embargo, fue pospuesta antes de que lograra abrir sus puertas al público.

Ethan Van Thillo, director ejecutivo del Festival de Cine Latino y de la organización denominada Media Arts Center, adaptó el contenido de su página de internet www.digitalgym.org para que el público interesado en ver las películas que usualmente presenta el festival y el digital gym cinema, pudiera disfrutarlas virtualmente.

En su portal de Internet ofrece pases de $12 dólares por la renta de dos días, en la que incluye una interesante variedad de filmes independientes que obtiene directamente de distribuidores y estudios cinematográficos.

“Esta solución temporal asegura la sustentabilidad de nuestro micro-cinema”, explica en su portal.

 

EL CRECIMIENTO PERSONAL LOGRÓ ADAPTARSE CON TECNOLOGÍA

“Los seres humanos tenemos un gran poder de adaptación, y durante este periodo de aislamiento social, la gente ha buscado entretenerse y sentirse mejor consigo misma”, reconoce Karina Ramírez, directora de Casa Karuna, un espacio destinado al aprendizaje y uso de herramientas, para expandir la consciencia y el crecimiento humano.

Desde su sede en Chula Vista, Casa Karuna ha comenzado a utilizar nuevas plataformas digitales para poder ofrecer sus cursos en línea sobre temas como Acceso a la Conciencia, Meditación, Mindfulness y otros más que promueven la filosofía de la aceptación del Ser, libre de juicios.

“No hay cursos presenciales por la situación actual, así que tuvimos que integrarnos a varias aplicaciones para poder dar las clases, y hemos tenido una gran respuesta”, reitero Karina Ramírez.

Además de ofrecer contenido virtual en la página www.lacasakaruna.com, el esfuerzo por promover el crecimiento personal en medio de la crisis la llevo a utilizar plataformas como Zoom, en donde ha logrado reunir a más de 45 personas en cada curso.

“Todos estamos desarrollando nuevas habilidades para poder adaptarnos, y la tecnología nos ha dado magníficas oportunidades para poder alcanzar a un mayor número de personas que se encuentran geográficamente alejadas pero que se muestran curiosas por aprender”, insistió.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta