¡Relájate! y deja tu boda en manos del experto

Por Ana Patricia Valay

Elizabeth Ibarra tiene 8 años dedicándose a la coordinación de eventos aunque su especialidad son las bodas. Como wedding planner tiene secretos celosamente guardados que la colocan como una de las mejores coordinadoras que tiene Baja California, sin embargo, aceptó compartir con las lectoras de Mujer Actual, algunos consejos prácticos a tomar en cuenta para lograr que uno de los eventos más importantes de su vida por no decir el mejor, se convierta verdaderamente en un cuento de hadas hecho realidad.

Pasos a seguir

1. Contrata a una Wedding Planner

—¿Por qué crees que es recomendable que una novia contrate a una wedding planner?

— Pues si realmente quieren estar relajadas el día de su boda y disfrutarlo, se los recomiendo. Que digan: ¡quiero que llegue el día de mi boda! La mayoría dice no quiero que llegue el día de mi boda, y es por lo estresadas que se sienten. Entonces ese es mi trabajo: quitarles todo ese estrés porque a mis proveedores yo los tengo previamente seleccionados; me rodeo de un equipo muy profesional que no te va a quedar mal.

— Así que si ya te dieron el anillo y dijiste: ¡sí, acepto!, el primer paso sería la contratación de tu planificadora de bodas. Tenemos una primera entrevista para conocernos bien. Es la básica, sin compromiso; vamos a platicar. De ahí salen todos los detalles de lo que las novias desean o quieren.


— ¿Y es ahí donde tú les das el coaching?, de que se necesita esto o aquello, y entonces, supongo que habrá cosas que te dirán, esto sí y esto no, ¿es así?

—Exactamente. Como la coordinación es personalizada, yo no las obligo a que contraten todos los proveedores conmigo. Yo les puedo ayudar a lo que ellas les haga falta, si ya tienen a sus amigos y a sus parientes que les recomendaron a alguien, está bien, yo no me opongo a eso, pues yo nada más cobro honorarios, y ya dependiendo tu presupuesto, si quieres que me encargue de todos los proveedores, lo vemos. Ellas me dan su presupuesto destinado a su evento.

2.Elige el lugar dónde te gustaría casarte

Las fechas consideradas como fuertes son junio, julio, agosto y septiembre, y la recomendación es la de separar dos años antes de la boda, si te quieres casar en temporada alta.

“Ahorita ya tengo reservado para el 2018 en septiembre. La muchacha se quería casar en 2016, pero no se pudo, todo estaba abarrotado. Así que lo que primero que hay que reservar después de la coordinadora es el lugar, ya sea jardín, salón, casa, o en la playa, porque si ya no puedes cambiar la fecha, te irás con lo que esté disponible”, nos comenta Ely.

—¿Hay casas que se rentan para este tipo de eventos?

—Sí. Me gusta mucho que las bodas se lleven a cabo en casas, porque las rentas duran 24 horas. Por ejemplo se rentan haciendas que ya tienen las habitaciones y el jardín. Los invitados se quedan a dormir, obvio depende de si vienen de fuera. Muchas veces les rentamos un hotel al lado.

—¿Hasta eso ve la wedding planner?

—Sí –ríe Ely- vemos dónde se quedarán los familiares que vienen de fuera. Rentamos la habitación con tiempo suficiente para que también la vayan pagando poco a poco y no les salga tan caro. Además también les pueden dar precio económico, y a la novia le regalan la suite.

3. Renta de la iglesia

Ely nos cuenta que ahora se tiene la opción de llevar al padre al lugar donde se quiera casar la pareja, pero para quienes se casan en una iglesia, tienen que separarla con tiempo; se recomienda que con un año de anticipación. Para que nos demos una idea, en noviembre del 2016 se abrieron las fechas para todo el 2017, por eso también hay que estar pendientes de cuándo se abra la agenda.

—¿Y qué costos tiene la iglesia?

—Pues depende. Aquí en Tijuana, la más cara es la ‘Estrella del mar’ en Playas, pues cuesta 4 mil pesos. La otra más cara es la de ‘Jesús Médico’ que está enfrente del campestre, con ese mismo costo.

—Otras iglesias te cobran de entre 2 mil 500 pesos a 3000, y se pueden apartar con 500 pesos, pero aún así se tienen que separar con tiempo.

—¿Y qué sugieres verificar en la iglesia?

—Pues es bueno ver qué es lo que te ofrece A veces no te ofrece el coro, y cuando no lo hay, se mira como una misa triste. Yo siempre les digo: ‘hay que llevar un coro o un mariachi, o una tenor, o los chelos; sí alegra la música, se mira muy bonito.

—¿Y una Wedding planner, qué coordina sobre todo de acuerdo al protocolo de la iglesia católica?

—Mira, les coordino desde antes quién va a leer las escrituras, los Salmos, hasta los siento en una banca aparte. Veo también quién va a entregar las Ofrendas y quién las va a recoger, porque es misa privada y en la misa de boda no hay todo eso.

Manejo del Presupuesto

—¿Cómo manejas tú lo del presupuesto? ¿Tú lo administras?

—Sí así es, como lo comenté anteriormente, cuando les doy la cotización a la segunda cita, me dicen: si quiero esto, esto no, y ya queda. No les pido el 50%, pero si les pido un anticipo, digamos de necesito unos 300 dólares para apartar y amarrar precios.

—La relación que tengo con mis proveedores es la que me permite asegurar que todo saldrá como se planeó, y que también acepten un pequeño adelanto.

—Oye, ¿y qué tanto ves a la novia?

—En mi contrato inicial, específico citas programadas, y como soy personalizada: yo voy a donde ella trabaja, donde a ella se le haga más fácil. Yo me adapto a las necesidades de mi cliente. Las acompaño a la degustación de la comida y del pastel, a ver los manteles, etc. Las citas yo se las programo, y las acompaño.

—¿Y en cuánto a tendencias les sugieres qué es lo que se está usando más?

—Sí. Hay veces que algunas novias se quedan con una idea ya pasada de moda o no están muy actualizadas, y les digo okey mira, hay esta otra tendencia, ¿te gustaría innovar? cómo que no va con tu personalidad, queda mejor esto. Y casi nunca me gusta cambiarles las ideas porque cada quien tiene su idea, pero si se las he cambiado en dos ocasiones y han quedado muy contentas. Y siento que finalmente yo les abrí los ojos.

En cuanto a tendencias, los colores que se están usando son: el azul marino (petróleo) con dorado, que viene mejor para salón. Y también los colores pastel, y los colores olivo tanto para salón como para el vestido de las damas. El Yute va a seguir también. Generalmente lo han usado mucho en las bodas del Valle.

4. La fotografía y el video

Elizabeth me dice que lo cuarto más importante a contratar es la fotografía y el video, porque después de la boda será cuando realmente van a poder ver todo lo que no vieron, ni vivieron en el día del evento, pues es imposible ver todo lo que sucede alrededor.
Además dice Ely, “es muy necesario, para que le enseñes la boda a tus nietos”.

El día de la boda

—Yéndonos a lo que es el salón el día del evento, ¿cuál es tu función como Wedding Planner?

—En lo personal, llego mucho antes al salón, y terminando la misa les digo: váyanse a su sesión de fotos, saliendo los veo en el salón. Y ya en el salón checo:
• Mantelería
• Baños
• Puerta de los baños
• Cocina

—Porque los novios dejaron un depósito para posibles daños, pero nadie va y checa si la puerta de los baños están quebradas o si están rayadas; si los manteles no están quemados o rotos, y luego todo eso te lo van a cobrar a ti.

—Hago un inventario, y verifico entre otras cosas que no falte ni un mantel o así. En cuanto a los platillos, también checo lo referente a los invitados, porque a veces son 150 los invitados, y al final de la boda te quieren cobrar 170, de personas que nunca llegaron; les quieren cobrar 20 platillos de más. Así que también cuido el bolsillo de mi cliente y que sólo le cobren lo justo.

Así que si ustedes quieren que alguien esté viendo todos estos detalles y mucho más, sin que se distraigan de lo más importante que es su boda, ya saben en quien confiar y delegar, para que la disfruten, y para que sus invitados también la recuerden como un evento memorable en sus vidas, no sólo para ustedes.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta